Empresa

jueves, 10 de enero de 2019

Cambio del mototaxi va junto con cambio de mentalidad de choferes

Mercado Sobre Ruedas

| Escenarios |
«Tenemos que platicar con los compañeros mototaxistas, es el tema más difícil y lo reconocemos, pero hay que cambiar la idiosincrasia de la gente que se cree que ellos son un factor importante, cuando el factor importante es el cliente», señaló José García Campoy, de la organización FOTCA, durante una plática en las oficinas de la revista NosotrosMSR.

VIDEO: Una mirada al mototaxi en Tláhuac
Para los mototaxistas agrupados en el Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo AC (FOTCA) tanto de Tláhuac como de Xochimilco, se acabó aquello de servir a los intereses de grupos políticos y dirigentes oportunistas de sus localidades, que sólo los usaban para obtener votos, debido a que ahora ya tienen un gran proyecto que requiere la participación de la ciudadanía y de la autoridad.
Mototaxista en las inmediaciones del Metro Nopalera
A decir de José Giberth García Campoy, presidente del FOTCA, ese gran proyecto ya lo llevan entre 70 y 80 por ciento avanzado, debido a que son asesorados por gente conocedora en la materia, especialistas en transporte.
«Cuando nacimos como agrupación –dijo– teníamos tres ejes como objetivo: la factibilidad, la seguridad y el medio ambiente. La primera no tiene caso hacernos tontos porque los clientes los tenemos y en ocasiones hasta nos supera la demanda de personas».
«Podemos mostrarle a las personas que están en el nuevo gobierno que tenemos un proyecto sólido para poder competir con los compromisos internacionales que vienen, sobre todo con lo contraído en el año 2000 cuando las instancias gubernamentales empezaron a ver la cuestión del deterioro del planeta. Hemos aprendido mucho en cuanto a que las políticas públicas son bien diseñadas por los especialistas, pero mal llevadas por los políticos», indicó.
Aun así, dijo que en la actualidad México se mantiene a la vanguardia porque participa en todos los foros mundiales, y por consiguiente ha firmado numerosos acuerdos, y que esos compromisos pueden ser la pauta para que la Ciudad de México realmente esté en posibilidad de ser «la mejor ciudad del mundo, expresó.
García Campoy manifestó que tras de dos décadas de presencia del transporte alternativo en Tláhuac, de forma empírica y práctica, empezaron a trabajar con el único propósito de buscar un ingreso, «pero nos hemos dado cuenta de que tenemos estructura para hacer empresas, al usar la figura de la cooperativa, no de la sociedad civil porque lucramos al cobrar un pasaje, y tenemos que ser responsables. Pero podemos ser la pauta de un proyecto de transporte masivo para dentro de seis años.
En días como el 12 de diciembre prácticamente ningún mototaxista trabaja, es como si anduvieran en la borrachera o curándosela, se le recordó.
«Así es, ante eso tenemos que platicar con los compañeros, es el tema más difícil que tenemos y lo reconocemos, pero hay que cambiar la idiosincrasia de la gente que se cree que ellos son un factor importante, cuando el factor importante es el cliente», comentó.
Francisco Jiménez Casillas, Martín Eligio Gutiérrez y José Giberth García Campoy,
secretario, responsable de la Comisión de Derechos Humanos y presidente en FOTCA
Es cuestión de actitud del prestador del servicio…
«Parece que es un favor el que le hacen a la gente. Pero ya estamos abordando ese problema».
«Tenemos que platicar con la gente, se ha dicho, sí los estamos apretando, lo que pasa es que hoy en día nos hemos vuelto muy delicados».
«Si yo te corrijo, te ofendes. Si yo te digo oye, tu actuar es malo, yo estoy en contra ti, es como cuando un niño, no justifico los golpes, pero llamarle la atención resulta que ya no lo quiero. Y es obvio que no, oye, sí te estoy haciendo la corrección, es por tu bien, por tu calidad de vida, no toda la vida va a estar tu papá para poderte digamos precisar qué es bueno y qué es malo».
«Es igual el mototaxista, se vuelve un niño malcriado, en el cual hay que irlo metiéndolo, invitándolo a que forme parte de esa sociedad que son. Somos vecinos, no estamos diciendo que yo me traslado dos horas para llegar a mi fuente de empleo y por eso ya vengo de malas, no».
«Tú (como mototaxista) te levantas y en diez minutos te vistes y ya estás generando dinero, ya estás prestando tu servicio, es un lujo lo que tú haces amigo. Y ese lujo pues tienes que revertirlo con una sonrisa, con carisma, con esa actitud en beneficio de tu comunidad, tu familia y, sobre todo, el usuario».
Como que no valoran lo que han ganado en espacios…
«Sí. Tanto estamos en esa lucha de que nuestros espacios queremos verlos bien, pues tenemos que pelear por ellos, pero dando el ejemplo, y nosotros, siempre lo he dicho, con vergüenza es, quieres entrarle a las regiones, sobre todo a las periferias Tláhuac, Iztapalapa, Xochimilco, lo primero que ves es un mototaxista».
«Y si el mototaxista te recibe bien te da confianza. Si no te recibe bien, es más, ya no quieres ni llegar al lugar a donde ibas, porque ya te generó esa inseguridad, entonces sí tenemos que hacer esa evolución. Esa es la parte que nos toca a nosotros. Si realmente vamos a estar en cooperativa, vamos a seguir unidos, tenemos que hacer toda esta transformación. Eso no le toca al Estado, a los profesores, a nadie, depende de nosotros, y realmente todos contribuimos con una parte».
El oficio es una buena opción para el desempleo…
«Tenemos hasta profesionistas y profesionistas que están dispuestos a hablar, pero hay que permitirles la palabra. Tenemos que ser humildes los que estamos arriba en el sentido de decir, a ver compañero, tú sabes de primeros auxilios, ayúdanos, enséñanos de primeros auxilios. ¿Tú que eres?, ¿maestro?, bueno pues corrígenos en esta parte.
«Porque hoy en día hubo un asalto en la cuestión de llamarles líderes, lo que decíamos en una entrevista anterior y hoy lo hemos detectado más, el líder es aquel que o manipulaba o llegaba con la fuerza, o era el todopoderoso».
«No, el líder tiene que hacer esa evolución, de cierta forma ahorita estamos viviendo esa situación hasta en el ejecutivo, tenemos un líder que está demostrando que los demás que no quieren entrar en esa caja, tenemos nosotros también dentro de nuestros 70 agremiados que tenemos en cada asociación, decirles: a ver compañeros, yo también voy a ser humilde, yo también me voy a transformar, yo también voy a poner el ejemplo, y de ahí pues el que no quiera tendrá que tomar sus cosas e irse».
«No podemos seguir solventando chingaderas, ya no podemos».
«Al final de cuentas hay que entender que yo soy un prestador de servicios, y que es como cuando llegas al restaurante, aquí no importa si tu mujer te hizo enojar, tú tienes que ser un profesional en lo que estás haciendo, esa es la parte en la que tenemos que trabajar nosotros».
¿Ya el gobierno dejó de verlos como un peligro para la sociedad?
«Se está dando cuenta de que estamos haciendo esta transformación, porque nos llamaban ‘los indomables, los irracionales’, y están viendo que estamos haciendo la tarea que a ellos les daba miedo entrar con nosotros. Ahora ellos mismos nos están abriendo las puertas y nos dicen qué gusto, me acerqué, qué vamos a hacer».
«Ser incluidos, la verdad, da mucha confianza, da muestra de lo que podemos hacer, pero regreso al tema, tenemos que ser todos. Aquí yo no puedo agarrar a mis cinco muchachos y vámonos, y nosotros vamos a ser los primeros, no, porque el modelo de ciudad no está hecho para unos cuantos, debemos de ser todos».
«Es como el vecino, ¿de qué me sirve que me levante a las seis de la mañana y que yo barra diario, diario, si mi vecino nunca lo hace, a las nueve de la mañana van a estar sucios su espacio y el mío. Pero aquí no me puedo volver derrotista porque mi vecino no barre».
Educar, entonces, es la palabra clave para los choferes de mototaxistas…
«Sí, hay que fomentar la educación en los choferes de mototaxis. En uno de los núcleos que hoy tenemos, les digo a los chavos que ya conseguimos un convenio para que estudien la preparatoria o la universidad, pero de inmediato me dicen: ‘¡No, para mí eso es muy difícil!’ ‘Es que yo no puedo’. Oye, pero vamos a hacer un equipo de futbol y vamos a jugar dos partidos… Una hora antes ya están listos en el campo, aunque ni entran a jugar. ¿A qué van? A estar con la caguama y a estar con el desmadre».
José Giberth García Campoy, presidente del FOTCA
La autoridad ya no los ve como un peligro
De acuerdo con García Campoy, las nuevas autoridades de la Ciudad de México están aprendiendo.
«Traen una cuestión hasta de distinto discurso público porque ahora comienzan a vernos como una necesidad. Ellos tomaron mucho en cuenta la encuesta de Origen y Destino 2017 que hizo el Inegi, que nos da toda la verdad de la movilidad en el Valle de México, no solamente la Ciudad».
¿Hay algún número telefónico en donde la gente se pueda quejar del prestador de servicios se porte mal?
Es el 55 6349 1204, y en las redes sociales estamos siempre vigentes, tanto en Twitter como en Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario