Empresa

miércoles, 30 de agosto de 2017

Interculturalidad y salud en EU de migrantes mayas de Oxkutzcab

En la visión realista del antropólogo Jorge Gasché no es posible pensar la interculturalidad sin pensar en la relación de dominación y sumisión | «En la relación indígenas-no indígenas, los primeros son los que realmente practican la interculturalidad al tratar de entender a los no indígenas | Practicantes de la cultura occidental siempre les imponen modelos educativos y curativos a través de la escuela y el sistema de salud | «Sus saberes y formas de curarse se ven como erróneas, como supersticiones o mitos y no como saberes», refirió Beatriz Villanueva, del proyecto binacional «Conectando Mundos»
Dos terceras partes del total de inmigrantes yucatecos radicados en San Francisco
proceden del municipio de Oxkutzcab y Peto, Yucatán
Beatriz Villanueva Villanueva
A fin de detectar a migrantes mayas en la ciudad de San Francisco, California, y conocer las enfermedades que han tenido y la forma como las han tratado, investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UAY) contribuyen a promover el entendimiento entre médicos y pacientes inmigrantes provenientes de su entidad, así como la asistencia a esa población migrante en los centros de salud… Lo anterior es posible debido al proyecto binacional denominado «Conectando mundos», desarrollado por la UAY y la Universidad de El Paso, Texas… Y es que hasta 2013, la Asociación Mayab estimaba que cerca de 15 mil mayas yucatecos vivían en San Francisco, gracias a una muestra de 170 de estos inmigrantes, lo que permitió saber que aproximadamente la mitad eran originarios de la ciudad de Oxkutzcab y el resto de pueblos de alrededor de Oxkutzcab y Peto, en Yucatán… Con base en estos datos, los investigadores de la casa de estudios calcularon que las dos terceras partes del total de inmigrantes yucatecos radicados en San Francisco procedían del municipio de Oxkutzcab, es decir, alrededor de 10 mil personas… «Esta cantidad representa 34.1 por ciento de la población total del municipio, lo cual indica una alta tasa de migración sólo hacia San Francisco. Y es que, en efecto, durante la investigación de campo no hubo persona con quien platicáramos que no tuviera parientes viviendo en ese destino estadounidense», señaló Nancy Beatriz Villanueva Villanueva, investigadora del Centro de Investigaciones Regionales «Hideyo Noguchi» (CIR) de la UAY…
¿Por qué se fueron?... Obvio
«Si asistieron al médico, cómo los atendieron; si no asistieron al médico, por qué y cómo solucionaron sus problemas de salud, esas fueron las preguntas del proyecto, pero para responderlas era importante saber cuándo se fueron, cómo se fueron, por qué se fueron y qué motivaciones los guiaron», indicó… «Existen varios obstáculos en el proceso de entendimiento médico-paciente –dijo–. Uno de ellos es el vocabulario técnico del médico que los pacientes desconocen. El entendimiento se vuelve más difícil cuando el paciente tiene un nivel de escolaridad bajo. Si a esto le sumamos la procedencia de una cultura distinta a la del médico, el proceso de comprensión es más complicado», explicó… Aseguró que la mayoría de los pacientes no solamente proviene de un país diferente, sino que son miembros de culturas indígenas con distintas formas de vida, de mirar el mundo, de comunicarse, de clasificar el cuerpo y de entender las enfermedades…
Investigación en Oxkutzcab, Yucatán
En 2014, el maestro Miguel Güemez Pineda, investigador de la Unidad de Ciencias Sociales del CIR, recibió una invitación para participar en el proyecto «Conectando mundos», coordinado entonces por la Universidad de El Paso, Texas (UTEP) y miembros de la Asociación Mayab… A su vez, Güémez invitó a la doctora Nancy Villanueva a participar en la investigación y juntos dieron inicio con una búsqueda de información documental y estadísticas oficiales, pero sus fuentes principales de información fueron obtenidas en el trabajo de campo realizado en tres comisarías del municipio de Oxkutzcab, Yucatán… «Primero fuimos contactando a migrantes o ex migrantes. El mercado fue uno de los espacios iniciales para obtener información y contactar a personas dispuestas a concedernos entrevistas más amplias en sus hogares. Los vendedores de frutas accedieron fácilmente a platicarnos sus experiencias y a proporcionarnos nombres y domicilios de parientes ex migrantes o de vecinos con familiares radicando en San Francisco, California. El sitio de taxis, ubicado en el parque central de Oxkutzcab, fue otro espacio para obtener información y concertar citas para entrevistas», describió…
Visión realista y crítica de la interculturalidad
Para Nancy Villanueva, la interculturalidad implica respetar, reconocer y valorar las formas de ser del otro sin imponer la propia, con la intención de generar acuerdos para el entendimiento mutuo. «El otro es el que no soy yo, es quien tiene una cultura diferente a la mía. Para el Estado, para la sociedad occidental y para los grupos que tienen el poder, el otro son los indígenas. Para los indígenas es al revés», apuntó… Como parte del estudio, los investigadores realizaron una selección bibliográfica que permitiera describir de manera general una tipología y una diversidad de posturas en torno al concepto teórico de la interculturalidad, con el propósito de analizar los escenarios posibles en el campo de la salud intercultural. Como resultado, retomaron tres posturas principales: una realista, una funcionalista y una crítica… En la visión realista, autores como el antropólogo Jorge Gasché plantean que no es posible pensar la interculturalidad sin pensar en la relación de dominación y sumisión. Para Gasché, las relaciones del presente son asimétricas, desiguales y están relacionadas con estructuras de poder… «En la relación indígenas-no indígenas (el Estado y demás sectores sociales dominantes que han incorporado la cultura occidental), los primeros son los que realmente practican cotidianamente la interculturalidad, porque ellos son los que tratan de entender a los no indígenas, a los practicantes de la cultura occidental; estos últimos siempre les imponen modelos educativos y curativos, a través de la escuela y el sistema de salud, por ejemplo, y sus saberes y formas de curarse se ven como erróneas, como supersticiones o mitos y no como saberes», refirió Villanueva… Otra propuesta de análisis de la interculturalidad es la que se ha denominado perspectiva crítica. Esta ha sido elaborada por Raúl Fornet-Betancourt, Fidel Tubino y Felipe González, entre otros autores… Sumándose a esta línea, Catherine Walsh, profesora y directora del doctorado en Estudios Culturales Latinoamericanos de la Universidad Andina Simón Bolívar, propone que una verdadera interculturalidad sólo es posible modificando las estructuras jurídicas, incorporando a los indígenas en el diseño e implementación de nuevas leyes que incluyan sus intereses, sus visiones del mundo, su normatividad, sus saberes y sus modos de vida…
Diferencia entre interculturalidad y multiculturalidad
De acuerdo con Nancy Villanueva, en muchas ocasiones la interculturalidad se confunde con la multiculturalidad, cuando en realidad parten de premisas diferentes… «La multiculturalidad es simplemente aceptar la diversidad de una manera folclorizada, sin incorporar la vertiente política, las relaciones de poder, sin reconocer que en la sociedad hay desigualdad. Quienes detentan el poder dejan hacer a los dominados mientras sus prácticas no atenten contra sus intereses políticos y económicos», describió… En muchas iniciativas institucionales se parte de una visión funcionalista, donde una cultura intenta entender a otras con el fin de imponerse a esta. «En un mundo globalizado como el actual, generalmente se acepta la multiculturalidad, pero no se respeta la interculturalidad»… Para la investigadora, la problemática principal del proyecto «Conectando mundos» es que está planteado desde una visión funcionalista, donde se busca dar ciertos espacios a los migrantes, pero se impone finalmente la visión occidental de la ciencia… «Es como traducir con los principios de las ciencias médicas el conocimiento médico tradicional y decidir qué sí entra y qué no. Esta perspectiva es diferente de tratar de entender las prácticas de los indígenas en sus propios términos y, en un momento dado, tratar de cambiar la propia visión de la ciencia», comentó…
Diálogo de saberes
En la teoría crítica, autores como el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos proponen que la interculturalidad implica un diálogo de saberes, en el que personas con distintos procesos de socialización y procedentes de culturas diferentes puedan entenderse, intercambiar puntos de vista sin imponer uno al otro su propia visión del mundo, conocimientos, prácticas, valores y normas… De acuerdo con la investigadora, en un diálogo de saberes todos aprenden del otro, se interpretan mutuamente desde sus propios esquemas cognitivos y culturales, se respetan y valoran recíprocamente. Cada uno asume que ninguna cultura es absolutamente mejor que la otra, pero que sí hay prácticas del otro que pueden resultarnos útiles… «El diálogo de saberes dice que mi visión nunca va a ser igual a la tuya y en una relación intercultural van a conversar la visión occidental y científica con la visión que se considera tradicional o no científica. No necesariamente una será mejor que otra, sino que cada quien va a retomar lo mejor del otro y lo va a reinterpretar en función de su matriz cultural. En esos procesos de comunicación se da la interculturalidad también», finalizó.

El pensamiento de un periodista debe ser nunca quedarse callado


Marco Antonio Cruz, maestro del fotoperiodismo mexicano, celebró 40 años del oficio al recibir un reconocimiento de la Meca de la fotografía nacional | Una retrospectiva de su trabajo titulada Relatos y posicionamientos, se expone hasta el 24 de septiembre en el Centro de la Imagen | Es uno de los fundadores de lo que actualmente significa un referente del fotoperiodismo en México: la agencia Imagenlatina
El edificio Nuevo León derruido ras del sismo de 1985. Fotografía Marco Antonio Cruz
Vestido de oscuro frente a las blanquecinas paredes del departamento de fotografía del semanario Proceso, Marco Antonio Cruz luce tan contundente como una imagen en blanco y negro. Con 40 años en el oficio, su nombre es ya indisociable a la historia del fotoperiodismo mexicano y más bien sobran motivos para que este año sea uno de los galardonados con la Medalla al Mérito Fotográfico, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia… Dos terceras parte de su vida han estado vinculadas a su pasión por la fotografía y al ejercicio de la crítica social a través de ella, como lo podrá constatar quien visite su exposición retrospectiva Relatos y posicionamientos, en el Centro de la Imagen hasta el 24 septiembre… Hace poco recibió el reconocimiento que junto con sus colegas Eniac Martínez y Lourdes Almeida les otorgó la Fototeca Nacional, una institución que dijo querer y respetar mucho, «la meca de la fotografía en México», como la calificó, en el marco del 18° Encuentro Nacional de Fototecas que tuvo lugar en Pachuca, Hidalgo, la Ciudad de Luz y Plata… Con 50 pesos en el bolsillo, Marco Antonio Cruz llegó hace 43 años de su natal Puebla a la capital del país. Desde los cuartos de azotea de la Colonia Roma, donde llegó a vivir en sus inicios, la Ciudad de México se le abrió como un mundo de realidades infinitas…
El fotoperiodista Marco Antonio Cruz trabajó con Héctor García
La bohemia, como siempre…
Su formación en artes plásticas, particularmente en pintura, le sirvió para asistir a un célebre escultor que en sus noches de bohemia organizaba fiestas en su casa; ahí conoció a lo más granado del ámbito cultural del país, incluido un «fotógrafo de calle» demasiado respetado llamado Héctor García, que tras de ver algo de su trabajo lo invitó a trabajar con él… «Resumiendo –dijo Marco Antonio con voz cavernosa–, empecé a trabajar con Héctor García, pero también para la prensa del Partido Comunista que fue muy importante porque ahí adquirí una visión social de mi país. La formación visual en una escuela de artes plásticas, las lecciones con Héctor García y ver el trabajo de tantos otros, como Nacho López, Mariana Yampolsky, obviamente Eugene Smith; tener una perspectiva social, fueron factores para formarme como fotógrafo»…
La ciudad y la cultura popular
A decir del fotógrafo, «logré conocer la Ciudad de México a otro nivel, uno más íntimo, más fuerte, más duro. Esos años de formación me enseñaron cómo retratar a una ciudad». Entonces la hizo su hogar a fuerza de caminarla y capturar sus rescoldos habitados por personajes a la sombra: parejas de enamorados en fila en el bajo puente del Estadio Azteca, un hombre de elegante silueta al interior del Buencafé, cruces y grúas que ascienden al cielo en la representación de La Pasión de Cristo en Iztapalapa, niños jugando futbol en la verticalidad iluminada de la calle República de Nicaragua… «Ahora después de 40 años de hacer fotografía, sobre todo en la Ciudad de México, me impresiona lo que he hecho, desde fotografía de calle que siempre será una historia de trabajo para mí, ese interés por la cultura popular; hasta documentar momentos históricos como el terremoto de 1985, la elección presidencial de 1988, el levantamiento del EZLN en Chiapas, y la Revolución Sandinista en Nicaragua, que me ilustró muchísimo. Son cuatro décadas que se suman con cientos, miles de experiencias»…
El inicio de Imagenlatina
El experimentado fotógrafo recuerda uno de los proyectos fotográficos que ahora es referente del fotoperiodismo en México: Imagenlatina, la cual nació de la necesidad de un grupo de jóvenes fotógrafos: el brasileño Jesús Carlos, Pedro Valtierra, Luis Humberto González y él, «de tener un espacio independiente en el que fuéramos dueños de nuestra producción y de seleccionar lo que íbamos a cubrir, porque cuando trabajas para un medio estás sujeto a su línea editorial y aun cuando hay cosas muy importantes, no le interesa»… En un primer momento el proyecto de la agencia arrancó, pero no tardó en fracasar. Valtierra tuvo la opción de emigrar al naciente diario La Jornada y poco después Marco Antonio Cruz se sumó a este equipo, donde asegura haber dado lo mejor de su producción fotográfica tanto en la cobertura diaria como en la búsqueda de temas de la vida cotidiana, una etapa decisiva en la concepción de varios de sus ensayos y reportajes…
Imagen icónica
Una imagen icónica del fotógrafo es la toma del derrumbe del edificio Nuevo León como un trasatlántico naufragado en medio del asfalto. Pero él prefiere acudir a una anécdota del 31 de diciembre de 1985. Para despedir ese año demoledor, Carlos Payán y Miguel Ángel Granados Chapa le comisionaron encontrar una imagen esperanzadora para los mexicanos… «Es una enorme responsabilidad que te pidan una imagen de esa naturaleza. Di varias vueltas por el centro de la ciudad y tras pensarlo subí a la Torre Latinoamericana, que en ese entonces tenía libre acceso. Al llegar al mirador vi a un señor muy humilde abrazando a sus niños, mirando el horizonte de la Ciudad de México. Fue la foto de primera plana del uno de enero de 1986»… Luego de su salida de La Jornada, decidió relanzar Imagenlatina, ese segundo momento fue significativo y dilató 17 años, tiempo suficiente para convertirse en escuela de generaciones de fotorreporteros. El relato de Marco Antonio Cruz está salpicado de aspectos constantes como la dificultad de sostener un medio de vida ante la avalancha de los cambios tecnológicos y el consecuente abaratamiento del oficio…
Fotoperiodista informado es mejor
Imagenlatina siempre estuvo ligada a una «cultura del esfuerzo», comentó. «Antes teníamos que conseguir la información, cubrirla, estar atentos al momento, llegar a la agencia para hacer un corte, revelar película, hacer fotografías en copias y ponerles datos, para después salir corriendo al aeropuerto y hallar un buen samaritano que las llevara a su destino, a cualquier estado del país. Era algo insólito por el esfuerzo que implicaba. A las seis de la tarde habíamos cumplido. Ahora los jóvenes fotógrafos ya no tienen que hacer eso, pueden tomar fotos desde el lugar de los hechos y enviar la información en tiempo real. Sin embargo y pese a la fotografía digital, creo que ser fotoperiodista requiere un gran esfuerzo. Para ser un gran fotógrafo se necesita un alto nivel cultural, de manera que el límite lo tiene el propio fotógrafo, además de estar informado de la situación social y política, debe tener interés en la literatura, el cine, las manifestaciones artísticas en general. El fotoperiodista que está enterado es el que realmente hace las cosas bien»…
El sentido de la fotografía
El maestro sigue prefiriendo resguardar la memoria con el disparo certero de una
Hasselblad
Para Marco Antonio Cruz, el poder detrás de una imagen o de cientos de ellas es la denuncia. En su historia como fotógrafo hay algo muy parecido al destino. El sentido de la fotografía se lo dio una curiosa escena que observó en la cortina de un local en la ciudad de Puebla: tres músicos ciegos de cuyos cuerpos parecían emerger las figuras estilizadas y coquetas de tres chicos vestidos a la «Tony Manero». Esa imagen condensaba la oportunidad, la composición y la crítica… Tiempo después, se embarcaría por 16 años a retratar a los ciegos del país, denunciando con ello la perversa relación entre ceguera y pobreza, literalmente vivir en la oscuridad era vivir en la marginalidad. Con ese trabajo documental, en el que llegó a registrar severos casos de tracoma –que recientemente ha sido eliminado como problema de salud pública en México–, Marco Antonio evidenció existencias marcadas por la indolencia… «El principal pensamiento de un periodista debe ser el nunca quedarse callado, y en nuestro caso, siempre hacer fotos de lo que nos incomode»… Ese podría ser el mantra, la filosofía que resume la actividad de Marco Antonio Cruz en cada uno de los medios que ha pisado –desde hace 11 años al frente del Departamento de Fotografía de Proceso–, un hombre que sigue prefiriendo resguardar la memoria con el disparo certero de una Hasselblad, la cámara que viajó a la luna, a las ráfagas de la cámara digital; como un buen cazador tras la mirilla de una escopeta.

martes, 29 de agosto de 2017

Alumnos de Prepa en Tláhuac rechazan a amiga del «dipuporno»

Mercado Sobre Ruedas
En protesta por el súbito cambio de titular del plantel del IEMS los alumnos cerrarán mañana las oficinas de la coordinación | Luego de asamblea celebrada esta tarde en la escuela de Piraña y Canal de Chalco, estudiantes rechazaron que el nuevo personal llegue a politizar el plantel | La nueva directora es hermana de uno que fue secretario particular de Rubén Escamilla y de otra que fungió como directora de Recursos Humanos
Cría fama... Alumnos de la Prepa Morelos de Piraña y Canal de Chalco durante
la asamblea que celebraron esta  tarde
Alumnos de la Preparatoria José María Morelos y Pavón de Tláhuac van a cerrar desde las ocho de la mañana de este miércoles las oficinas de la coordinación del plantel, adscrito al Instituto de Educación Media Superior (IEMS) de la Ciudad de México, en protesta por el repentino cambio de funcionarios, lo que ha despertado la sospecha entre los estudiantes acerca de que quienes han sido enviados ahí se debe a motivos políticos más que académicos… Un alumno del plantel que se localiza en Piraña y Canal de Chalco, dijo que el cambio de personal fue sorpresivo, «quitaron a todos los funcionarios y de golpe llegaron otros»…
Como en los tiempos de Díaz Ordaz, de golpe y porrazo les cambiaron desde el IEMS al
director y personal directivo, pero rechazan la designación de la nueva directora
Sin embargo, al tratarse de jóvenes preparatorianos interesados en lo que sucede en su comunidad, los desconcertó el hecho de que la nueva directora sea Samantha Ruiz Hernández, hermana de Román Ruiz Hernández, quien fue secretario particular de Ruben Escamilla Salinas en la jefatura delegacional en Tláhuac y a quien posteriormente se le conoció por el mote del «dipuporno». Asimismo, la nueva directora es hermana de Luz Ruiz Hernández, quien se desempeñó como directora de Recursos Humanos en la gestión del «dipuporno», como se refirieron a éste en dicha preparatoria… Lo anterior llevó a los alumnos a realizar una asamblea urgente esta tarde, en la que tomaron la determinación de cerrar las oficinas de la coordinación –como ahí se le denomina a la dirección– del plantel, hasta que alguien con sentido común sobre todo del IEMS les explique a qué se debió el repentino cambio… Incluso, no faltó quien dijo que la nueva directora era «la que le presentaba nuevas amistades» al entonces delegado…
En esta tarde lluviosa los alumnos de la Prepa Morelos acordaron no dejar entrar mañana
a la coordinación a la nueva directora
Por consiguiente, «y como no deseamos que aquí vengan a hacer lo mismo con nuestras compañeras», como aseguró un alumno, además de que rechazaron cualquier intento de politizar la academia, los estudiantes de la Preparatoria tomaron la decisión de llevar a cabo una protesta por el repentino cambio de director y del personal con responsabilidades significativas dentro del organigrama, cerrando las oficinas… «No sabemos qué tipo de experiencia docente pueda tener esta gente de (Rubén) Escamilla», señaló otro alumno… Por lo pronto, luego de la asamblea alguien comenzó a reenviar a los demás alumnos el video en el que se ve a quien entonces como delegado y en su propia oficina del edificio delegacional solicitó una felación a una trabajadora a cambio de firmarle su base, como ella se lo había solicitado desde hacía tiempo, aunque finalmente acabó filmándolo sin que aquel se diera cuenta… Actualmente Escamilla es servidor público en el ente denominado Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, del gobierno capitalino, y continúa sus actividades políticas en la agrupación Parlamento Ciudadano (antes Unión de Colonias Populares, corriente del PRD)… «Lo que nosotros sabemos de ese señor Ruben es que le gustan las niñas, es más, ya conseguimos su video y lo pasamos entre los profesores y compañeros», comentó a Mercado Sobre Ruedas un estudiante de dicha Preparatoria y quien junto con otros más dijo ser asiduo lector de la Revista Nosotros.

lunes, 28 de agosto de 2017

Disminuyen delitos en Tláhuac en julio por presencia policíaca


Sin embargo, al disminuir la presencia policíaca se han registrado en agosto nuevos casos de asalto a transporte público concesionado | De igual forma han vuelto a presentarse asaltos de malandrines en motocicleta a transeúntes, por lo que la gente se pregunta si la policía volverá a las andadas | En el sector Mixquic de la SSP en Tláhuac apenas si cuentan con dos unidades para cinco cuadrantes, lo que los deja sin capacidad de respuesta ante una emergencia
Ahora que la policía se retiró de Tláhuac los delitos como robos a transeúnte han vuelto 
Por Armando Ramírez
Luego de dos años de mantener una tendencia al alza y tras de la presencia masiva de la policía de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad México, los delitos en la delegación Tláhuac disminuyeron en el mes de julio, así como el porcentaje de delitos de alto impacto, indicó la Procuraduría General de Justicia capitalina… El informe mensual de la Procuraduría señala que para ese mes en Tláhuac se reportaron 347 casos, 125 menos que en junio, con 472 reportes, 111 menos que en mayo, con 458 denuncias, 66 menos que en abril, con 413 casos, 51 casos menos con relación a marzo, con 398 denuncias, 15 más que en febrero, con 332 reportes y dos menos que en enero, con 349 denuncias... En julio de 2017 se registraron 47 casos más que en el mismo mes de 2016, cuando se reportaron 300 casos… En los siete primeros meses de 2017 se acumularon 2,769 denuncias, 592 casos más que en el mismo periodo de 2016, cuando se registraron 2,177 denuncias… Por lo que respecta al porcentaje de delitos de alto impacto, en julio de 2017 fue de 20 por ciento, tres por ciento menos que en junio y mayo, con 23 por ciento cada uno, uno por ciento menos que en abril y febrero, con 21 por ciento cada uno, dos más que en marzo, con 18 por ciento, cuatro menos que en enero, con 24 por ciento y dos por ciento más que en julio de 2016, con 18 por ciento… De acuerdo con el Semáforo Delictivo, en julio de 2017 Tláhuac solamente registró como foco rojo, por cuatro meses consecutivos desde abril, el robo a vehículo, con 31 casos, ocho menos que en junio, con 39 denuncias, 14 menos que en mayo, con 45 denuncias, seis menos que en abril, con 37 reportes, 12 más que en marzo y febrero, con 19 casos cada uno, tres más que en enero, con 28 reportes, y seis más que en el mismo mes de 2016, con 25 casos… El robo a vehículos acumuló 218 casos en los siete primeros meses de 2017, 54 más que en el mismo periodo de 2016, con 164 casos… Después de ser por 17 meses consecutivos foco rojo, de febrero de 2016 a junio de 2017, el robo a negocios registró una disminución en julio de 2017 con 15 denuncias, 30 menos que en junio, con 45 casos, cuatro menos que en mayo, con 19 registros, siete menos que en abril, con 22 casos, 11 casos menos que en marzo, con 26 denuncias, 27 menos que en febrero con 42 casos, 22 casos menos que en enero, con 37 denuncias, y dos menos que en el mismo mes de 2016, con 17 casos… El robo a negocios acumuló 206 casos de enero a julio de 2017, 87 casos más que en el mismo periodo de 2016, con 119 denuncias… En julio de 2017 en Tláhuac se registraron 13 denuncias de robo a casa habitación, una menos que en junio, con 14 casos, 11 menos que en mayo, con 24 reportes, siete menos que en abril con 22 casos, 13 menos que en marzo, con 26 denuncias, 29 menos que en febrero, con 42 casos, 24 menos que en enero, con 37 denuncias, y cuatro más que en el mismo mes de 2016… De enero a julio de 2017 se acumularon 114 casos de robo a casa habitación, ocho menos que en el mismo periodo de 2016, con 122 denuncias… Las lesiones registraron en julio 16 casos, ocho menos que en junio con 24 reportes, 18 menos que en mayo, con 34 casos, siete menos que en marzo y abril, con 23 denuncias cada uno, dos menos que en febrero, con 18 casos, dos más que en enero, con 14 denuncias, una menos que el mismo mes de 2016… En los primeros siete meses de 2017 se acumularon 152 casos de lesiones, 56 más que en el mismo periodo de 2016, con 96 reportes… En los primeros siete meses de 2017 se registraron 20 homicidios, uno en enero, cuatro en febrero, cuatro en abril, cinco en mayo, cinco en junio y uno en julio, la misma cantidad que en el mismo periodo de 2016, además se registró un caso de secuestro en marzo… De enero a julio de 2017, se reportaron seis casos de extorsión, uno en enero, febrero, mayo y julio, dos en marzo, uno más que en el mismo lapso de 2016, con cinco denuncias… En los primeros siete meses de 2017 se acumularon seis denuncias de violación, una en enero, febrero, mayo y junio, dos en marzo, siete menos que en mismo periodo de 2016, con 13… Se desconoce si en los siete primeros meses de 2017 hubo algún capturado, remitido al Ministerio Publico o consignado a juez, por la opacidad con la que trabajan la Secretaria de Seguridad Publica y la Procuraduría capitalina… Asimismo, se desconocen también datos oficiales sobre robo a transeúntes, robo a pasajero en unidades de transporte publico concesionados, jóvenes reportados desaparecidos y localizados… En los últimos días se han reportados nuevos casos de asalto a transporte público concesionado y robo en motos a transeúntes, tras la disminución de la presencia de efectivos de la SSP de la Ciudad de México, por lo que muchos vecinos se preguntan si la policía volverá a las andadas… Según datos extraoficiales, en el sector Mixquic de la SSP en Tláhuac apenas se cuentan con dos unidades para cinco cuadrantes, lo que los deja sin capacidad de respuesta ante una emergencia y deja indefensa a la ciudadanía ante la delincuencia.

viernes, 25 de agosto de 2017

Mototaxistas serán regularizados si cambian por prototipo de la Semovi

Mercado Sobre Ruedas
Por lo pronto, en la organización Ubic Mujeres Trabajando exigen a la Semovi, al Invea y a la SSP les regresen sus motos y calandrias | Tras del operativo del 27 de julio y la criminalización que de ellos ha hecho el gobierno capitalino, la delincuencia arremetió con mayor fuerza, dice dirigente | Dirigente de mototaxistas reconoce que sí han servido a intereses de candidatos y delegados en sus actos políticos, pero que lo han hecho para ver si los regularizan | Recuerda la prepotencia con que los policías han llegado hasta los choferes de mototaxis intimidándolos al cortar cartucho y encañonándolos | «Quieren extinguirnos de brusca manera –dice Ana María Pérez–, pero no saben cómo desaparecernos porque de tres a cinco o diez mil, el número se les disparó hasta 50 mil en la Ciudad»
Ana María Pérez
Decomiso de unidades
Que les regresen las motocicletas y calandrias decomisadas en los operativos realizados por las secretarías de Movilidad (Semovi) y de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCM) los días posteriores al 20 de julio, cuando fue realizado el operativo de la Marina Armada de México en la delegación Tláhuac en el cual fue abatido el líder del cártel de la localidad, exige Ana María Pérez, representante de la organización de mototaxistas Ubic Mujeres Trabajando, AC, que opera en La Conchita y el pueblo Zapotitlán… Aunque, refiere, «ya sabemos que las van a devolver hechas pedazos porque para ellos es basura mientras que para nosotros son nuestra fuente de trabajo»… Recuerda la prepotencia con que los policías han llegado hasta los choferes de mototaxis intimidándolos al cortar cartucho y encañonándolos, como fue el caso de una muchacha que entró en crisis nerviosa mientras le apuntaban con un rifle. «No sé qué tipo de armas son, pero ese sonido de cortar cartucho se oye espantoso. A otro compañerito que estaba en la moto, uno de la organización Pioneros, lo defendimos porque empezaron a jalonearlo y como el muchacho le puso seguro a la moto, lo empezaron a golpear, lo jalonearon y se lo llevaron»… Durante una plática realizada en las oficinas de la Revista Nosotros, reconoce que ese sistema de transporte no es el apropiado para brindar el servicio a la gente porque la calandria «fue hecha para ser tirada a la fuerza de la bicicleta», no de una motocicleta. Adelanta que la Semovi, tras de negar la regularización de mototaxis y golfitaxis por inseguros y de alto riesgo, prácticamente tiene listo un prototipo denominado ciclotaxi, el cual fue diseñado por varias empresas de la industria automotriz, lo que podría significar un gran negocio para los intermediarios, que en este caso sería el gobierno capitalino… Espera que les den las facilidades para adquirir dicho ciclotaxi «de acuerdo a las líneas que ellos (la Semovi) marque. Al mismo tiempo pide que el gobierno de la Ciudad ofrezca alternativas para las mujeres que trabajan como mototaxistas y no puedan adquirir el ciclotaxiAna María Pérez denuncia que tras del operativo del día 27 de julio, les han vuelto a robar motocicletas a choferes de la organización que representa por delincuentes que en apariencia no son parte de la policía, y señala que al personal de la Fiscalía de Tláhuac les daba «tremenda flojera» levantar las actas correspondientes por el robo de su unidad… «Desde la entrada un policía no dejaba entrar a la persona (al Ministerio Público), y si ésta iba con patrulleros estos o le pedían que esperara dos horas para ver si encontraban su moto o le salían con la puntada de decirle que le vendían un seguro, advirtiéndole que después: ‘te esperas dos días y luego vienes y dices que te la robaron en Walmart’, para pasarle la bronca a Iztapalapa»… La dirigente de Ubic Mujeres Trabajando comenta que al no contar con ningún apoyo social más que los políticos, sobre todo en época de campañas cuando todo mundo los quiere «abrazar, besar y regalar la despensa», ellos mismos generan sus propios apoyos, como cuando fallece un compañero y todos se cooperan para los gastos del sepelio… Refiere que han sido veinte años «muy largos» en su organización de mototaxistas, porque cada tres años tienen la esperanza de que ahora sí los van a regularizar… También reconoce que sirven de apoyo a candidatos y delegados en sus actos políticos, pero asegura que siempre lo han hecho con la esperanza de que los regularicen como mototaxistas… A decir de la dirigente, en muchas ocasiones le han hecho la chamba a la delegación al tapar baches con tierra, sabedores de que la administración local «no cuenta con el presupuesto, la voluntad ni la intención de arreglar una calle en una colonia». «Tratamos de ayudar porque había unos hoyos tan grandes que a nosotros mismos y a los ciudadanos nos asaltaban», dijo… «Luego hicimos lo mismo de aquel lado de Villa de los Trabajadores, y a los ocho días ya estaba la delegación haciendo el mismo trabajo también», pero lo hacen, apunta, para que la comunidad vea que no sólo son malos para manejar o que son de lo peor, «lo hacemos porque tratamos de contribuir con la comunidad»… Quien comenzó con dicha organización en La Conchita desde que el servicio de transporte se hacía con bicicletas y se integraron jovencitas a trabajar, y posteriormente en el pueblo de Zapotitlán comenzaron a operar con carritos eléctricos, narra a Mercado Sobre Ruedas los difíciles momentos por los que han atravesado en la organización que representa, sobre todo a partir del día en que fue abatido Felipe de Jesús Pérez Luna, el «Ojos», cuando el gobierno capitalino comenzó con una cacería de mototaxis tras de que algunos realizaron bloqueos en diversas calles y la Avenida Tláhuac durante el operativo de la Marina, a fin de proteger al líder del cártel de la localidad, al que presuntamente estaba vinculado el jefe delegacional Rigoberto Salgado Vázquez… A continuación la plática completa.
Criminalización de mototaxistas por gobierno de la Ciudad
¿Cuánto les han perjudicado los operativos que se realizan a partir del 20 de julio?
«A partir de ese día ha habido una criminalización hacia nosotros, tal pareciera que el habernos defendido diciendo que la autoridad sí tenía conocimiento de nosotros, que sabían que existíamos porque vieron cómo nacimos, que no nos volvimos de bicitaxis a golfitaxis nada más porque nos gustó, o a mototaxis nada más porque Elektra vendía motos, les molestó. Todo esto tiene un inicio y fue después del registro de 1996, es bien importante la historia».
«En 1996 existían nueve organizaciones de bicitaxis emplacados, estos llegan después de un evento que se organiza en el centro de la ciudad, pero junto con nosotros llega también el PRD a la Ciudad de México, con Cuauhtémoc Cárdenas. Las nueve organizaciones éramos piratas porque no teníamos placas. Ahí empieza la carrera que nos ha durado todos estos años. En 1999 hubo un censo por parte de la Setravi (Secretaría de Transporte y Vialidad) por lo que nos dieron folios, y ahí es donde inicia que siempre queden inconclusos los programas. Después, en el 2000, fíjate cómo es la casualidad, de nueve organizaciones pasaron a 33 en la delegación Tláhuac. Constantemente teníamos reuniones y yo sí te puedo decir con claridad que el tema se politizó y mucho en el trato hacia nosotros, porque éramos bastantes».
¿Cuántos?
«En aquel entonces éramos unas tres mil gentes, porque el nacimiento de nosotros se da por una falta de empleo en la Ciudad de México, y porque empiezan a hacer este servicio en otras delegaciones. Es verdad que tuvimos muchas pláticas con delegados, con los responsables de las áreas del Jurídico y Gobierno, pláticas que casi siempre se daban en el último año de gestión del delegado en turno. Eso generaba que no concluyera el trabajo, que éste siempre quedara inconcluso».
¿Qué ha pasado con los más recientes delegados?
«Cuando llega en el 2006 Gilberto Ensástiga, tuvimos unas mesas de trabajo en las que al señor se le ocurre modernizar, cuando ya nosotros como dirigentes, con varios años persiguiendo nuestra regularización, le dijimos que lo primero que queríamos era la regularización, que esa parte dependía de la delegación porque ella era quien debía iniciar la gestión, junto con el jefe de gobierno y la Secretaría de Movilidad, para que a través de la Asamblea Legislativa se nos diera el reconocimiento, dado que el transporte dependía de Setravi».
¿Quién fue el delegado que les dijo que los iba a regularizar?
«En 2011 fue Rubén Escamilla, inclusive nos invita a unas mesas de trabajo donde con bombo y platillo anuncia que va a regularizar los mototaxis y los golfitaxis, y se desata una situación fuerte con los mototaxis, porque todavía los compañeros que sosteníamos la bicicleta nos parecía una competencia desleal, porque era muy difícil competir contra ellos. De los bicitaxis pasamos a los golfitaxis y finalmente a los mototaxis. Entonces era una competencia desleal para los bicitaxistas porque llevar un pasaje con mucho esfuerzo significaba que cuando nosotros llegábamos a la base con un pasajero ellos transportaban en moto a tres o cuatro».
«Me acuerdo mucho de la campaña de Marcelo Ebrard que le llenamos la calle desde la entrada de Revolución y La Draga, toda la vuelta, por Calle Francisco Jiménez, hasta donde el señor llegó al pueblo de Zapotitlán, y le gustó ver a tanto mototaxi haciéndole caravana que él dijo una frase que después yo se la regresé de otra manera: Amor con amor se paga. Y en un escrito que le envié le reclamé que nunca nos demostró su amor, porque nunca nos quiso reconocer».
«Después vino el trabajo con Armando Quintero, logramos tener el acercamiento con él y se inició la ley que después cambió a ley de movilidad, donde el diputado presidente de la Comisión de Movilidad, Héctor Guijosa, tuvo mesas de trabajo con varios líderes de diferentes organizaciones; reuniones tediosas, muy cansadas, pero escucharon algunas propuestas de nosotros, que siempre fueron en el sentido de que nos regularizaran y reconocieran. Nunca se nos dijo sí, te regularizamos, pero quita tu mototaxi, al contrario, nos decían que la bicicleta como tal no se iba a aceptar porque Derechos Humanos decía que era incongruente que un ser humano jalara a otro ser humano. Sabíamos que iba a haber una nueva unidad, que se trabajaba en un prototipo, muchas empresas presentaron modelos de ese prototipo a la entonces Setravi. Cuando llega la ley en el 2014 el único beneficio que vimos para nosotros fue el artículo 56, que aunque cambiándonos el nombre de bicitaxis adaptadas a ciclotaxis, reconocía que éramos lo mismo, y por lo menos ya nos ponía como transporte público, y creo que ahí es donde tiene el atorón la ley, porque precisamente como transporte público están obligados a reconocernos... Y hoy tienen esa manera brusca de extinguirnos, porque no saben cómo van a desaparecernos porque de tres, cinco, diez, veinte, ahora se les dispara hasta 50 mil, pero no es un asunto en donde nosotros de manera predeterminada hubiéramos intentado sabotear al gobierno por tener 50 mil compañeros, no, eso no es cierto».
¿Cumplen con la ley a pesar de ser ilegales y crecer sin ningún control y dar empleo a menores de edad?
«Este crecimiento ha sido natural y se ha dado conforme al crecimiento de la ciudad; se ha dado por la falta de empleo, pero afortunadamente quien ha recurrido a este empleo informal tiene algo para llevar comida a su casa. Nos volvimos un recurso para las familias, porque disminuimos el tiempo que un usuario empleaba en caminar de su casa a las avenidas principales o viceversa, porque los dejamos en la puerta de su casa. Es verdad que hay muchos niños locos como mototaxistas que andan en la calle haciendo lo que no deben, pero nosotros como organizaciones con la poca injerencia que tiene el gobierno en nosotros, nos hemos enfocado a cumplir con la ley. Puedo decir que en La Conchita es una de las colonias donde hay más exigencia para los mototaxis, porque se les exige que anden siempre identificados, que no se droguen. Si vemos a alguien en esas condiciones lo retiramos del servicio. Se les exige que no traigan copiloto, porque el traer a la muchacha o al amigo atrás estos le roban la atención que el chofer debe tener para con el pasajero o para la vialidad misma».
«Hace poco exigimos que todos debían traer un seguro, no es un asunto donde nosotros digamos, ‘mira, cómprame mi seguro porque yo lo vendo’, no es cierto. Buscamos alternativas con diferentes empresas. Es verdad que las empresas aseguradoras grandes también nos quieren pescar a todos. Es muy difícil, tuvimos el caso de una empresa que se llama Arco, la cual hizo un estudio de siniestralidad para nosotros, por el que dio solamente el cinco por ciento de siniestralidad, entonces claro que éramos atractivos. Pero igual, quería que primero les diéramos todo nuestro dinero y después ya venían a estudiarnos y a darnos nuestras pólizas. Nosotros queríamos algo que realmente nos favoreciera y por ahí se presentaron muchas mutualistas, como las que tienen la mayoría de los compañeros que utilizan el seguro».
Un prototipo como los que exige la Semovi
¿Están asegurados los mototaxis y el pasajero?
«Exigimos el seguro, pero lo exigimos porque lo exige el artículo 46 del reglamento de tránsito, con mayor razón si traemos un pasajero debemos tener algo que apoye a éste».
«Además de las virtudes que tenemos apoyamos a la comunidad, por ejemplo, hay escuelas como la primaria Chapa Nieto –en Ruperto Pérez de León–, donde las señoras querían restaurar un mural que es histórico, dicen, pero la delegación no les daba esa pintura especial que requiere para su conservación y les dijimos que qué necesitaban y cómo ayudábamos. Bueno, dijeron, está bien, y dimos las pinturas que pedía el muralista. Hablamos con los compañeros y todos se cooperaron. En otra ocasión, cuando estaba en construcción el Metro, nos encargamos de cuidar a los niños del kínder, porque recordarás que les estaban construyendo la escuela; entonces bajaba la gente del Metro y los mototaxistas les hacíamos valla para que cruzaran la calle, además de que el servicio para llevar a los niños se los dábamos primero. Son formas como nosotros hemos contribuido con la comunidad. A la mejor políticamente no coincidimos mucho, porque somos un gremio de transporte y en eso buscamos contribuir en algo con la comunidad. Muchas veces hemos tapado hoyos en las calles, porque nos causan accidentes. Si hay un bache y pasa la calandria y se va de lado, corremos el riesgo de que se voltee, por eso prevenimos accidentes».
Le hacen la chamba a la delegación…
«Sabemos que muchas veces la delegación no cuenta con el presupuesto, la voluntad ni la intención de arreglar una calle en una colonia, lo vivimos hace unos días, en la Calle Revolución, precisamente Hugo Bello, el del sindicato, nos regaló el fresado…»
¿Cuál sindicato?
«Sindicato Libertad… Nos regaló los camiones y nosotros fuimos a regar y la gente salió y preguntó: ¿qué hacen aquí?, pues tratando de ayudar, les dijimos, porque había unos hoyos tan grandes que a nosotros mismos y a los ciudadanos nos asaltaban. Luego hicimos lo mismo de aquel lado de Villa de los Trabajadores, y a los ocho días ya estaba la delegación haciendo el trabajo también, pero nosotros lo solicitamos, buscamos quién nos dé, quién nos ayude y nos ofrezca. Lo hacemos porque queremos que la comunidad vea que no sólo somos malos para manejar o que somos de lo peor, no, tratamos de contribuir con la comunidad también».
Cuando llegan las campañas todo mundo nos quiere besar
¿Cómo organizaciones de mototaxistas o golfitaxistas cada cual jala por su lado o se solidarizan?
«No, también nos ayudamos porque no contamos con ningún apoyo social aparte de los políticos, que llegan cuando es época de campañas y todo mundo, de los candidatos y sus operadores obviamente, nos quiere abrazar, besar y regalar la despensa. Nosotros tenemos que generar ese apoyo con los compañeros. Cuando llega a fallecer algún compañero nos tenemos que ayudar entre nosotros. Hemos tratado de sobrevivir así y han sido veinte años muy largos, porque cada tres años tenemos la esperanza de que nos van a regularizar y no lo hacen. En primera porque no les da el tiempo, empiezan tarde o tal vez premeditadamente, como se vienen las campañas. Sí es cierto que nosotros apoyamos candidatos, pero siempre lo hacemos con la esperanza de que ese apoyo se convierta en la regularización de nosotros como mototaxistas».
Los accidentes se dan por lo mal que están las calles
¿Es seguro el mototaxi? Porque al menos el golfitaxi tiene algo de amortiguadores y estabilidad…
«Estamos conscientes en que estos vehículos no son los apropiados para prestar el servicio, porque la calandria fue hecha para ser tirada a la fuerza de la bicicleta. Hemos tenido que hacerle aditamentos para asegurar las calandrias, les cambiamos las llantas por unas de motocicleta, les hemos hecho refuerzos tanto a las llantas como a la parte que va adherida a la moto precisamente para que no se nos vuele. Hemos hecho muchas cosas de manera particular para evitar accidentes, porque estos no sólo se dan por correr como locos, estos se dan por lo mal que están las calles. Hoy en La Conchita cambiaron los sentidos, dicen los de la delegación que nos avisaron, pero lo hicieron tarde, yo critiqué muy fuerte al señor Brito que ahora vive en Tláhuac…»
¿Quién es Brito?
«Era director de transporte y vialidad en la administración de Salgado, sí, Jesús Brito. ¡N’ombre, terrible! Porque estaba tan mal el señor que un día decía: Emilio Laurent sube de Avenida Tláhuac y al día siguiente regresó y pintó las flechas en sentido contrario para que bajara hacia Avenida Tláhuac. Hay confusión, de tal manera en estos días de operativo los de tránsito nos esperan en Santiago Fernández, porque como se cambió el sentido, esa calle salía a Guillermo Prieto, y los mototaxis y los autos siguen saliendo por ahí, pues casualmente ahí nos estaban esperando para detenernos y llevarnos al corralón».
¿Cuántos han detenido de tu organización?
«Pues de mi organización recogieron como cuarenta unidades en el operativo del día 27, es una situación que manejamos primero en Derechos Humanos, le informamos a la diputada Francis Pirín, porque fue una arbitrariedad. Nos llevaron de las calles Emilio Laurent y Agustín Camarena, inclusive tenemos un video donde se ve cómo sacaron la moto de una casa de esta última calle, para llevársela. Al muchacho que estaba desayunando afuera de su casa, llegaron y sacarron la moto de su casa, le pusieron la calandria y se lo llevaron al Metro Nopalera, donde los policías se pusieron violentos porque ahí fue a puro golpe de cartucho».
Escenario en Tláhuac igual que en Tamaulipas
¿Cortaron cartucho los policías?
«Sí, sí, a su servidora la detuvieron y una mujer policía, ‘fémina’ le dicen ellos, me dijo: ‘Güerita no se ponga al brinco porque se la van a llevar’. Pues entonces me contuve; sin embargo, a mi compañera, la despachadora del Metro, como le cortaron cartucho se puso tan nerviosa que se pescó de los manubrios de la motocicleta y por los mismos nervios no la podía soltar, la muchacha estaba trabada mientras los policías no dejaban de apuntarle con las armas largas, no sé qué tipo de armas eran, pero ese sonido de cortar cartucho se oye espantoso. Al compañerito que estaba en la moto, que era uno de la organización Pioneros, lo empezaron a jalonear y como el muchacho le puso seguro a la moto, lo golpearon y fue cuando nos metimos a defenderlo. Pero lo jalonearon y se lo terminaron llevando con esa prepotencia con la que llegaron a la Calle Emilio Laurent para llevarse los mototaxis, que por cierto ni estaban circulando en Avenida Tláhuac, ni siquiera estaban cerca de ésta, y de ahí bajaron hasta Agustín Camarena y todas las calles donde iban llegando, las camionetas paraban a los mototaxistas y a algunos les decían: ‘te van a revisar papeles’ y los formaban y después se los llevaban en caravana al Metro Nopalera. Al llegar ahí, sin decir más, los mandaron a la fregada, les dijeron: ‘¡órale, sáquense de aquí o nos los llevamos también!’».
«Cuentan y se ven videos donde más de 300 motocicletas están ahí formadas, son las que se llevaron en unidades, luego de que las aventaron de brusca manera, lo que a mis compañeros les dolió ver cómo maltrataban sus fuentes de trabajo».
¿No van a reclamar ustedes el que les hayan averiado sus calandrias?
«Considero que ahí debe de proceder una acción penal en contra de la Secretaría de Seguridad Pública, porque dañaron nuestras propiedades. A nosotros no nos agarraron haciendo narco bloqueos, el día 27 andábamos con el temor de todo lo que había sucedido, porque los policías de la SSPCM seguían haciendo los recorridos, muy faramallosos en sus camionetas, apuntándonos con sus rifles. Es verdad, ¿eh? He visto videos de Sinaloa y de Tamaulipas donde los policías andan con esa misma actitud. Hasta el día de hoy escucho el sonido de una patrulla y me espanto, porque han sido días muy difíciles para nosotros».
Los despojaron de sus motos los de Seguridad Pública
«Había rumores de que iban a pasar cosas peores, afortunadamente y gracias a Dios no pasó nada. Hasta la fecha y todavía el día de ayer (lunes 21 de julio), pasaron por la Calle Agustín Camarena, subieron por Emilio Laurent y corrieron a los mototaxistas que estaban en sus unidades, pero estaban ahí porque la necesidad es mucha. Los compañeros aún en su moto se ponen ahí, la gente ya hasta sabe que traen un casco extra y dicen: ‘¿me llevas al Metro?’; ‘sí, señora, súbase, póngase el casco’. Nos paran a la gente y se los quieren llevar porque el pasajero no se pone bien el casco. Paran al motociclista y quieren llevar la unidad al corralón. Ha sido un estira y afloja, pero aún así se los han llevado al corralón».
¿Les han regresado las motocicletas del operativo del 27?
«No. Las motos del día 20 y las del día 27 están en el corralón de Universidad, fueron llevadas por el Invea (Instituto de Verificación Administrativa), en el caso de mis compañeros varios han estado yendo a buscarlas y algunos no encuentran sus motos. Lo único que tenemos son los videos donde se ve el momento en que a un compañero lo quitan y está ahí desesperado, preguntando que a dónde llevan su moto, es lo único que tenemos. Le pedimos a los compañeros que fueran a Derechos Humanos a hacer su denuncia particular y que dijeran la forma en cómo fueron engañados, porque es un robo que les han hecho los de Seguridad Pública. Porque no tenían ningún motivo para llevarse a gente inocente. Nosotros le pedimos a los compañeros que sacaran su carta de no antecedentes penales para demostrarle al jefe de gobierno que no somos delincuentes. Nos quitaron de manera arbitraria nuestras motos, nos detuvieron, nos siguen espantando para no prestar el servicio, lo hacemos a escondidas, casi pareciéramos delincuentes escondiéndonos, y sin embargo nosotros mismos estamos sufriendo las consecuencias de ese operativo enfocado a quitar a la delincuencia de la colonia, pero en mi colonia nos están robando las motos».
Probablemente acaben obligándolos a que adquieran uno de estos prototipos como
condición para regjlarizar este servicio en Tláhuac y otras delegaciones
También delincuentes les roban sus motocicletas
¿Aparte de los policías hay otros ladrones de motocicletas?
«Hace dos semanas a un compañero lo picaron, pero no le robaron la moto, porque ya que lo vieron sangrando se fueron; salieron los vecinos, llegó la ambulancia y se lo llevaron al hospital, y a otro más que cuando vio que lo iban a picar mejor se soltó de la moto y esa sí se la llevaron, inclusive traen armas los compas que andan robándose las motos. La semana pasada a un sobrino que venía de la escuela uno se brincó por el deportivo, lo paró mientras otro se le acercó con casco y le pegaron en la frente con una pistola, le quitaron su mochila, el celular y antes de irse le alcanzaron a picar una pierna. En ese momento apretamos el botón de alarma de Camarena y Laurent y sí, vino la ambulancia y todos los policías, pero no se han dado cuenta que están desatando más la delincuencia».
¿Qué han hecho contra estos otros ladrones de motos?
«En nuestra organización de mototaxis desde hace tres años organizamos una comisión de seguridad, porque sabemos que en diciembre, con las entradas y salidas de escuelas es cuando se recrudece la delincuencia. A los compañeros les regalamos 50 pesos para saldo en su teléfono y así para cualquier cosa estuvimos comunicados. ‘Oye que anda una moto extraña por aquí robando’, y bajábamos todos a ver qué sucedía. Alguien me dijo: ‘¿y qué les vas a hacer?’ Pues no hacemos nada, pero sí inhibimos el delito, porque es verdad, no somos policías, no podemos detener a nadie, no somos delincuentes, no traemos armas, pero al vernos llegar en bola se iban. A lo mejor a robar a otro lado, pero ahí ya no lo hacían. Y con ese método pasaron tres años sin que nadie nos robara una motocicleta, porque antes cada año nos robaban varias, los muchachos se compraban su moto nuevecita en diciembre y en un lapso de quince días se las robaban».
¿Y levantaban las denuncias? Porque ya ves que antes en la Fiscalía de Tláhuac asustaban a la gente para que no denunciara nada…
«¡Ah, sí! Los mismos policías de la entrada. Tenía un continuo pleito con mis compañeros porque les decía: ‘vayan y levanten su denuncia’. ‘Es que dice el policía que no’, me respondían. O que habían llamado a la patrulla y que los policías les dijeron que se esperaran, que les dieran dos horas para supuestamente ir a buscar la moto. Yo les decía a mis compañeros, a ver, si en este momento con su moto cometen un delito van a venir a buscar al dueño, mejor vayan otra vez y ‘exíjanle al policía que los deje entrar a hacer su denuncia’. Pero a muchos compañeros los engañaban y los inhibían para que no hicieran su denuncia, parecía que les daba flojera escribir en la maquinita y poner: ‘vino un equis y dijo que le robaron la moto’».
O estaban coludidos con los delincuentes…
«No sé, más bien pienso que les daba una flojera tremenda levantar actas, pero desde la entrada el policía era el que no dejaba entrar a la persona. Y si se iba en busca de unos patrulleros, entonces estos se aventaban la puntada de decirles que mejor les vendían un seguro, porque efectivamente el seguro de nosotros como responsabilidad civil no los protegía del robo de moto; así que les decían: ‘compras el seguro y te esperas a que pasen unos dos días y después vienes y dices que te la robaron en Walmart’. Increíblemente le pasaban la bronca a Iztapalapa. Pero no señor, la moto te la robaron en Tláhuac y así les dices para que en tu demanda diga que te la robaron en Tláhuac. ¿Qué hicimos en algunos casos? Levantar la denuncia por internet, eso les purgaba en la Fiscalía, porque aquí nosotros les elaborábamos las denuncias y luego los enviábamos para que ya nada más les pusieran el sello de que habían levantado su denuncia por internet. Se enojaban».
Conteo de mototaxis lo dejó trunco Martínez Vite
¿Qué sigue para ustedes como organización?
«Sigue obtener un permiso de la Semovi que le permita a nuestros compañeros seguir trabajando. Ya saben por dónde van, no nos asusta. En estos veinte años nos hemos preparado para llegar, aunque fuera de manera violenta, a este proceso. Le pedimos a la Secretaría de Movilidad que nos dé el mismo trato que le da a todos para regularizarse, así como a los taxistas y microbuseros, chuecos o derechos, les ha dado tiempo para hacerlo, que nos lo dé a nosotros. Ellos no saben ni cuántos somos, apenas nos van a contar, estamos ayudándoles a ese trabajo, le estamos llevando a la diputada Pirín todos nuestros padrones; estamos entregando a las delegaciones copia del mismo padrón para que lo revisen y lo entreguen. Mañana (miércoles 24), la diputada hará un exhorto a las delegaciones para que entreguen la información actualizada que tengan sobre nosotros. No puede hacerse en base a un conteo que dejó trunco Raymundo Martínez Vite en el 2000. Ni en el que dejó trunco en su último año como delegado Rubén Escamilla, porque no se terminó de contar a todos. Tiene que hacerse ese conteo en base al crecimiento que ha tenido la ciudadanía con el nuevo transporte que es el Metro y que trajo mucho movimiento a nuestro transporte».
¿Alguna petición en especial?
«Le estamos pidiendo a Francis Pirín que con esas demandas se nos devuelvan nuestras motos y calandrias, que ya sabemos que las van a devolver hechas pedazos, porque las aventaron como si fuera basura, porque para ellos es eso, basura, pero para nosotros es nuestra fuente de trabajo. En el momento en que la Semovi presente el prototipo pues ya tendremos la oportunidad de adquirirlo de acuerdo a las líneas que ellos marquen. Tienen ya estudios de factibilidad a los que nosotros nos vamos a sujetar, pero también queremos que el gobierno voltee a nosotros y nos dé alternativas, sobre todo para esas mujeres que trabajan, no sólo en Ubic, donde son muchas, sino en todas las organizaciones de Tláhuac donde hay mujeres trabajando. Que no saben manejar un coche, pero que traen un carrito eléctrico, y lo hacen porque eso les permite atender a sus familias, trabajar y pasar por su hijo y hacer los quehaceres de su hogar, lo que no podrían hacer si trabajaran en una empresa. Tenemos también gente discapacitada que puede manejar moto. Personas que por su edad han perdido su empleo y han sacado a sus hijos adelante. Incluso muchos jóvenes que al ver que aquí no pueden drogarse se ponen a trabajar, que se han vuelto útiles, así que si les quitamos esa fuente de empleo van a regresar a lo mismo. El gobierno no da alternativas, pero con este trabajo nuestros compañeros tienen una mejor calidad de vida».
Porque les han dicho que hasta son un mal necesario
«No somos un mal necesario –concluye–, estamos dispuestos a disciplinarnos con la ley, que sea ésta la que nos diga cómo y qué debemos hacer, y que la gente que al final no pueda quedar dentro del servicio de ciclotaxis que le den alternativas, sobre todo a las mujeres, para que puedan trabajar en otra cosa, que nos den una prestación social donde podamos tener servicio médico. Para nosotros es muy complicado que solamente cuando los políticos lo solicitan les presten el Medibus, queremos que se vuelva un programa social permanente para que las mujeres y hombres puedan tener acceso a los servicios médicos; que se nos dé esa apertura de conocer los programas sociales, pero no nada más por internet, sino que realmente el gobierno habilite una área donde podamos ser atendidos».