Empresa

sábado, 6 de julio de 2002

Ajedrez en la «Tabla de los Ranchos» del ejido de Tlaltenco

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Edición impresa Nosotros. Número 51 | Julio de 2002
Una Reina le hizo tablas las tierras a una alfil de la construcción de desarrollos habitacionales en la delegación Tláhuac.

Otro espinoso asunto para la autoridad es la invasión que los ejidatarios de Tlaltenco han hecho de la Tabla de los Ranchos, bajo la consigna de que el ejido no se puede vender y que, por tanto, la venta que de esas tierras hicieron en el pasado unos «intermediarios» a los conocidos fraccionadores de Zapotitlán, Ángela de la Rosa Valgañón y su esposo, Ildefonso Miramón Vargas, no es válida, NosotrosMSR dio a conocer en su oportunidad esa información. En el número 45 (Ejidatarios de Tlaltenco toman sus tierras ante la amenaza de fraccionadores) puntualizamos que, con el apoyo del diputado priista Humberto Serrano, 775 ejidatarios de Tlaltenco habían invadido la Tabla de los Ranchos aquel viernes 11 de enero de 2002, con el fin de recuperar tierras que, a decir de la dirigente de los ejidatarios, Reina Álvarez Castañeda, habían vendido en 1995 Rubén Valdez, Octavio Valdez y Genaro Torres, «entre otros muchos más», al matrimonio De la Rosa-Miramón, los cuales se aprestaban ese viernes a las 16:30 horas a tomar posesión del predio al introducir camiones con materiales de construcción y cuadrillas de trabajadores, para dar inicio con la edificación de una unidad habitacional… Desde entonces, ambas partes aseguran tener la razón. Los ejidatarios afirman que las tierras que componen la Tabla de los Ranchos les pertenecen legítimamente, debido a que por ser tierras ejidales no pueden ser objeto de venta, y los fraccionadores aseveran haber pagado por ellas… Reina Álvarez afirma que por estar rodeada por la mancha urbana, la Tabla «automáticamente» pasaría a ser suelo urbano, de ahí que quieran construir una colonia para los descendientes de los ejidatarios, y bajo esa premisa ya comenzaron desde principios de junio a levantar tendejones con cartón y lámina… En efecto, de acuerdo con la ley las tierras de la Tabla les pertenecen a sus legítimos dueños, los ejidatarios… Sin embargo, el procedimiento que adoptaron no es el indicado. Si tarde o temprano esas hectáreas van a ser urbanizadas, lo mejor sería que siguieran la manera de cambiar el uso de suelo ante las instancias correspondientes porque, de otra forma, a lo único que están obligando a la autoridad es al desalojo inminente. Porque, en caso de que la autoridad no realizara el desalojo, entonces se estaría dando lugar a que otros grupos promotores de invasiones para asentamientos irregulares tuvieran el mismo derecho de apropiarse de otras tierras… Seguramente que muy pronto vendrá el desalojo de las Tablas por parte de la autoridad, como también es seguro que de inmediato entrarán a la rebatinga los partidos políticos con el fin de jalar agua para su molino… Al tiempo.