Empresa

miércoles, 30 de diciembre de 2020

Soldados de la Sedena ingresan al ejido de Tlaltenco a tirar cascajo

 Mercado Sobre Ruedas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

| Información

Lo que faltaba. Pareciera (por lo que se vio ayer) que la Sedena está a las órdenes de los Panchos Villa Independientes.

El militar que conduce el camión en reversa tiene problemas para
colocarlo en el lugar donde posteriormente vaciaría la tolva

Aun cuando el tiro de cascajo en zona de reserva ecológica está prohibido, elementos del Ejército mexicano a bordo de tres camiones de volteo ingresaron la tarde de ayer al ejido de San Francisco Tlaltenco, en la Alcaldía Tláhuac, a tirar cascajo en un predio que, según trascendió, su original propietario fue despojado del mismo por los Panchos Villa Independientes.

«El predio pertenece legalmente a Heladio Valdés Gutiérrez, pero se lo quitaron los Panchos Villa, es arquitecto y radica en Guanajuato, así que quien lo cuidaba era su hermano Paco, sólo que éste falleció hace unos meses al parecer de Covid», comentó un ejidatario que pidió el anonimato debido a que el ejido está «infestado del crimen organizado».

Aquí se aprecia a dos de los camiones de la Sedena
ya de salida del ejido

En la fotografía superior se ve cómo el chofer del camión de la Secretaría de la Defensa Nacional, cuyo ingreso al ejido fue a la altura del Arco de Piedra de Tlaltenco, realiza maniobras para llevar de reversa la unidad debido a que ahí está suelta la tierra.

Sin embargo, cuando la tolva vació su contenido, el escombro cayó sobre varios borregos que pastaban en el lugar, matando a uno de ellos y dejando sepultado a otro.

La escena fue vista por una persona a la que se le conoce como el Albañil, quien dio aviso al dueño de los borregos, el señor Carlos Falcón, quien rápidamente fue a reclamarle a los soldados su acción, pero estos lo regañaron por traer a sus animales sueltos.

«Mentira que esto sea ejido, ya hay casas por todos lados, usted tiene que amarrar a sus animales», lo reprendieron.

El Albañil le ayudó al señor Falcón a sacar vivo de entre los escombros a uno de los borregos, pero el otro murió.

Don Carlos se negó a hablar, pero un ejidatario comentó a NosotrosMSR que tiene temor porque los Panchos Villa lo han amenazado con negarle el paso. «Lo quieren recorrer para hacer calle, nomás que él no se ha dejado, pero ayer sí se sintió amenazado», dijo el ejidatario.

Los soldados incluso se mostraron renuentes a retirarse del lugar luego de los reclamos del dueño de los borregos, pero cuando las fotografías del camión de la Sedena comenzaron a circular en redes sociales, sobre todo a través del WhatsApp de Noticiudadana, se pusieron nerviosos y se retiraron ante la posibilidad de que se presentaran más ejidatarios para cuestionarles por qué venían a tirar escombro en suelo de conservación y, sobre todo, de una organización promotora de vivienda.

Ejidatarios solicitaron la presencia de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), pero como ya es costumbre en estos casos, en el sector Mixquic ignoraron el llamado de la ciudadanía y por consiguiente no se presentó ningún elemento policíaco en el lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario