Empresa

lunes, 20 de julio de 2020

Con el pretexto del Covid, SSC y FGJ se hacen guajes con víctimas

 Mercado Sobre Ruedas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

| Información

En la Fiscalía justifican que por la pandemia no hay labores y con ello brindan impunidad a delincuentes y criminales.

Fotografía de Noticiudadana

Noticiudadana.- Con el pretexto de la contingencia por coronavirus, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Fiscalía General de Justicia (FGJ), ambas de la Ciudad de México, mantienen abandonadas a las víctimas y garantizan impunidad a la delincuencia, según denunciaron familiares de una persona afectada.

Los agraviados destacaron que su familiar, Abraham, fue atacado a balazos por dos sicarios que escaparon debido a la indolencia de los elementos de la SSC capitalina, quienes atendieron la emergencia el día siete de mayo pasado, lo que permitió la pérdida de evidencia y la fuga de los atacantes en Santa Cruz Meyehualco, en Iztapalapa 5.

Los denunciantes destacaron que aún esperan los resultados de las investigaciones, si es que las hay, debido a que en la FGJ «andan paseando» la carpeta de investigación CI-FCIH/2/UI-1 C/D/00255/05-2020 de Ministerio Publico a Ministerio Publico, incluyendo la Fiscalía Especializada en Homicidios, para terminar por el momento en Iztapalapa 10, cuya agencia está cerrada por contingencia, sin tener hasta hoy respuesta.

Policías se negaron a seguir a agresores

A las 18:30 horas del pasado siete de mayo, Abraham fue atacado por dos hombres que se transportaban en una motocicleta y en la cual lograron escapar después de herirlo en la cabeza. La agresión fue enfrente al taller donde la víctima trabajaba, en la esquina de Calzada Ermita Zaragoza y Calle Emiliano Zapata.

Tras de pedir el apoyo correspondiente, se presentaron en el lugar varios policías a bordo de unas 10 patrullas de la SSC, pero se negaron a perseguir a los asaltantes al argumentar que solamente se había tratado de «un cachazo».

La SSC también se negó a darle seguimiento a los agresores a través de las cámaras de la zona.

Mientras recibía los primeros auxilios en una clínica particular por una herida de bala en la frente, con entrada y salida, familiares fueron a la agencia 9 de la Fiscalía Desconcentrada de Iztapalapa, donde el personal de guardia se negó a recibir la denuncia, al argumentar que no tenían validez documentos de una clínica particular, porque «se requerían los de un hospital público, donde se le tomaría la declaración».

La negativa del MP Iztapalapa 9, obligó a la familia de Abraham a trasladarlo por seis hospitales públicos de la Ciudad de México, para terminar su viacrucis en el de Xoco, donde después de cinco horas tampoco recibió atención médica de emergencia, y luego de recibirla no fue internado debido a la contingencia por coronavirus, por lo se le trasladó a la casa de un familiar.

El Ministerio Público adscrito a Xoco tampoco tomó su declaración, lo que ha permitido a los sicarios continuar en libertad y crear condiciones para que los hechos se desvanezcan, pues el lugar estaba sin resguardo alguno 24 horas después del ataque.

El pasado 21 de mayo, los familiares acudieron a la FGJ, fueron a la coordinación general de Investigación Estratégica, luego a la Fiscalía especializada en Homicidios y posteriormente a Atención a Víctimas, donde se negaron a darles cita también por la contingencia, según les dijeron.

De la fiscalía se comprometieron a checar las cámaras del C5 así como las de fábricas o casas cercanas al lugar de la agresión, para ver por dónde habían huido los delincuentes, pero nunca se presentaron, por lo que la evidencia se perdió.

Víctima y familiares con secuelas

A raíz del ataque, la víctima presenta secuelas de la herida en la cabeza y sus familiares presentan un cuadro nervioso, de ansiedad y mucho miedo, debido a que además son acosados por desconocidos que les toman fotografías cada vez que salen.

Los familiares lograron tomar una foto a uno de los hombres que los acosan, quien al darse cuenta que había sido descubierto, cruzó la acera y cuando pidieron el apoyo al cuadrante, llegó una patrulla, pero los elementos policiacos se fueron en sentido contrario a la dirección que se le indicó y ya no regresaron.

Así se las gastan algunos policías de la SSC.

Los agraviados temen por su vida, ante la impunidad que les garantizan a los delincuentes tanto la SSC como la FGJ, ya que se han presentado posteriormente ante la agencia de Iztapalapa 10, pero ahí les indican que no los pueden atender debido a que no hay labores por la contingencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario