Empresa

miércoles, 22 de julio de 2020

Buscan equipo extraviado en 2015 en el Hospital General de Tláhuac

 Mercado Sobre Ruedas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

| Información

Pretenden cobrarlo al personal de enfermería o de lo contrario acusarán a varias personas por robo a la nación, amenazan.

Oficio por el que buscan Sonda Vesical

En plena crisis del coronavirus, directivos del Hospital General Tláhuac se erigieron en ministerio público y sin tener ningún dictamen previo de la Contraloría decidieron que era tiempo de cobrar al personal de enfermería un equipo de «Sonda Vesical» y un termótetro infrarrojo que se extraviaron en el año 2015, por lo que de manera extemporánea amenazaron con cárcel por «robo a la nación» a las enfermeras si en 15 días el daño no ha sido reparado.

Quien funge como jefa de enfermeras, Beatriz Sánchez Merino, además de Rocío Odilia Barrios Aguilar como encargada de la subdirección de enlace administrativo y Carmen Jessica Domínguez Cruz, encargada de recursos materiales, y sin tener una acta previa levantada ante ninguna autoridad competente, firmaron el oficio por el cual piden de manera «atenta y respetuosa», la reposición del equipo de «sonda vesical» y el termómetro extraviados desde 2015.

Luego del escándalo en que hace unos días se vieron envueltos varios empleados administrativos con la retención y desvío de equipo especializado que ha sido donado para el personal médico y de enfermería en su lucha diaria contra el coronavirus, y de que también personal administrativo estaba quedándose con donaciones de alimentos y bebidas destinadas para quienes deben estar en contacto con los enfermos de Covid-19, directivos del nosocomio salen ahora a meter más presión de la que ya tienen a los héroes de 2020.

En el oficio no se especifica si hubo o no dictamen previo de la Contraloría y si fue levantada algún acta en la que se haga culpable de alguien en específico por la desaparición del equipo, simplemente se exige a las enfermeras la devolución del mismo.

Lo anterior, a pesar de que Sánchez Merino, Barrios Aguilar ni Domínguez Cruz parecieran estar autorizadas legalmente para establecer responsabilidades debido a que no son ministerio público, y que ni con un resguardo presuntamente podrían exigir el pago en especie del equipo tras de que la desaparición de éste tuvo lugar hace cinco años.

Oficio por el que buscan termómetro infrarrojo

En los oficios se dice que derivado de un informe emitido por el jefe de servicio de Enfermería de Medicina Interna se cuenta con el listado de personas que adeudan al nosocomio material y equipo extraviado, por lo que de acuerdo con la Norma 27 (Norma General de Bienes Muebles de la Administración Pública del Distrito Federal), cuando algún bien mueble hubiera sido robado o extraviado, «se procederá a elaborar acta circunstanciada y dictamen» –lo que no se hizo en 2015–, y «el responsable del resguardo deberá reponerlo en especie cuando sea imputable» a él.

Asimismo, se asienta que «en caso de pérdida o robo, se consignará los probables hechos ante la agencia del ministerio público», por lo que si se ha extraviado algún otro material, el hospital ya debió de haber procedido y no estar con la emisión de oficios para ver qué resulta.

Por el momento, NosotrosMSR desconoce los nombres de quiénes han sido amenazados por el Hospital General Tláhuac.

Envíe su denuncia a: revistanosotrosmx@yahoo.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario