Empresa

viernes, 11 de mayo de 2018

«Nos interesa la economía política, no la política del poder»: Concamin

Mercado Sobre Ruedas

Escenarios
La inversión privada ha crecido cerca de 40 por ciento en los últimos años (sólo la industrial representa el 20 por ciento del PIB), mientras que la inversión pública ha caído alrededor del 33 por ciento en el mismo periodo, aseguró el dirigente de la Concamin.

Inversión privada ha crecido cerca del 40% en los últimos años
El compromiso de los industriales es con México y su sociedad, sus valores y cultura que nos provee de identidad, por lo que no depende de ciclos ni posiciones electorales, aseguró Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).
«Nuestro compromiso es de lealtad a México, con su presente y el futuro de nuestros trabajadores y sus familias, así como con la sociedad en general, señaló el dirigente del organismo que representa a través de sus 110 cámaras y asociaciones afiliadas, a un millón 200 mil empresas que invierten, operan y crean empleo en todo el país.
La inversión que genera este sector, dijo, representa el 35 por ciento del Producto Interno Bruto (pib) y el 42 por ciento del empleo formal registrado ante el IMSS, lo que significa que 8.4 millones de mexicanos tienen trabajo en la industria, lo que les proporciona bienestar.
A decir de Cervantes Díaz, el empleo formal creado por los industriales se traduce en prestaciones de seguridad social y acceso a un sistema de pensiones que les da certidumbre en su edad de retiro laboral, con lo que la industria «contribuye a la estabilidad social del país» en un marco de alta productividad y competitividad.
De acuerdo con cifras del IMSS, los salarios promedio que se pagan en la industria superan al promedio nacional, debido a que son 3.5 veces el salario mínimo, y en algunos sectores pueden superar hasta ocho veces el salario mínimo.
Francisco Cervantes Díaz, presidente de la
Concamin desde febrero del presente año
La contribución social de los industriales, que se da principalmente a través del empleo formal que generan, tiene un reflejo en el crecimiento económico impulsado por la industria, indicó.
«Si bien el PIB nacional aumenta a una tasa promedio de 2.5 por ciento anual, las inversiones empresariales realizadas en la industria permiten que estados como Aguascalientes, Guanajuato, Chihuahua, Querétaro, Jalisco, Nuevo León y San Luis Potosí registren crecimientos en su actividad económica que van del cuatro hasta el 10 por ciento durante los últimos años», precisó.
Refirió que otro dato muy importante lo constituye el hecho de que la inversión privada ha crecido cerca del 40 por ciento en los últimos años (sólo la industrial representa el 20 por ciento del PIB), mientras la inversión pública ha caído alrededor del 33 por ciento en el mismo periodo. 
La inversión empresarial ha propiciado incrementos significativos de la productividad y competitividad de la industria nacional, lo que le ha permitido generar exportaciones por más de 360 mil millones de dólares al año, esto es, más del 90 por ciento de las exportaciones totales del país.
Por lo anterior, la inversión extranjera ha volteado hacia México para impulsar sectores como la electrónica, la computación, maquinaria y equipo, automotriz y aeronáutica, lo que hace que el presente y futuro del comercio exterior mexicano dependa del sector industrial.
«Si algún desafío nos preocupa –señaló Francisco Cervantes Díaz–, es el de llevar el desarrollo industrial a las regiones más pobres de México, y en ello estamos y queremos seguir trabajando».
La prioridad, precisó, es invertir para generar los empleos que requiere el progreso del país. «Como empresarios, la política nos interesa por su íntima relación con la economía; nos interesa la economía política, no la política como instrumento de poder. Lo que nos interesa es tener un diálogo franco y respetuoso acerca de cómo los diversos sectores podemos coordinar acciones para salir adelante de los retos que están a la vista de todos», afirmó.
El dirigente de la Concamin reafirmó el compromiso de los industriales con México, su gente y los trabajadores. «Así lo hemos hecho a través de nuestra vida, en muchos casos durante generaciones familiares, por lo que seguiremos invirtiendo aquí debido a que tenemos la firme convicción de que México merece un futuro de prosperidad con inclusión social», asentó.
«Lograr ese objetivo de prosperidad con inclusión social requiere del empleo que impulsa la diaria inversión productiva de los industriales, pero también de buen gobierno, de instituciones sólidas y de amplia participación social, es decir, de un Estado fuerte. A eso le apostamos», concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario