Empresa

jueves, 31 de mayo de 2018

«Con discreción» retornaron a sus labores en Hospital de Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

Información
Autoridades de la Secretaría de Salud le pidieron a los trabajadores del nosocomio que regresaran a sus puestos con la condición de que a partir del 12 de junio van a dar inicio con el proceso de otorgamiento de bases de acuerdo con la antigüedad de quienes vayan a ser beneficiados. Les pidieron que lo hicieran con discreción debido a que en otros hospitales ya se organizan para seguir el ejemplo de los de Tláhuac.

Se acabó la protesta y el paro, ahora van a ver si la
Secretaría de Salud les cumple
Trabajadores del Hospital General de Tláhuac que se mantuvieron en paro esta semana porque la Secretaría de Salud (Sedesa) de la Ciudad de México no les cumplió la promesa que les hizo el entonces jefe de gobierno, Miguel Mancera, de basificarlos, decidieron dar un voto de confianza a las autoridades del sector y regresaron a laborar bajo protesta.
El nosocomio pertenece a la Sedesa y cuenta con 750 empleados, de los cuales alrededor de 70 pertenecen a la sección 12 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (Sutgcdmx).
«Vamos a estar a la espera de la respuesta de la Secretaría de Salud a nuestra petición de basificación», dijeron a NosotrosMSR, al tiempo que advirtieron que van a impugnar las listas de las bases supuestamente compradas en 120 mil pesos cada una.
Por lo pronto, la Secretaría de Salud del gobierno capitalino les ofreció que el otorgamiento de las bases para el personal del Hospital General será con base en la antigüedad del beneficiario, lo cual comenzará a aplicarse a partir del próximo 12 de junio.
La condición para que esto suceda fue que regresaran a laborar con normalidad. «Nos pidieron que abriéramos nuevamente el Hospital y liberáramos las avenidas que teníamos bloqueadas, pero de una manera discreta debido a que compañeros de otros hospitales, como son los del Ajusco, Balbuena, el Infantil de Tláhuac, el de Milpa Alta, el Pediátrico de la Villa y el de Peralvillo, los trabajadores también están organizándose para hacer un plantón», señaló un trabajador del área administrativa.
Lo cierto es que la Secretaría de Salud del gobierno de la Ciudad de México no cuenta con el suficiente presupuesto «para tantas bases que otorgar a los trabajadores», aseguró un directivo.
Primera demanda de basificación
En marzo del año pasado trabajadores del Hospital General de Tláhuac marcharon frente
al edificio del gobierno capitalino. Fotografía Milenio
El 30 de marzo de 2017 más de 100 trabajadores, entre personal médico y administrativo del Hospital General de Tláhuac, se manifestaron a las afueras del edificio del Gobierno de la Ciudad de México para denunciar la falta de equipo básico de atención a pacientes.
Denunciaron también actos de corrupción en el Hospital General, en relación con medicamentos e instrumental de trabajo, como dio a conocer el diario Milenio.
En esa ocasión salió a relucir que gran parte del personal no contaba con plazas, por lo que demandaron sus derechos laborales y los de salud de los pacientes. Fue entonces cuando más tarde el omiso jefe de gobierno, Miguel Mancera, prometió otorgarles la base a quienes no la tuvieran.
En abril se suscitó otro conflicto en el Hospital
El que manda en el Hospital es el sindicato.
Fotografía Reforma
A comienzos de abril pasado, trabajadores del Hospital General de Tláhuac denunciaron agresiones por parte de miembros de la Sección 12 del Sutgcdmx.
Un conflicto laboral que divide al personal alcanzó el pasado martes tres de abril los gritos y jaloneos en las instalaciones del Hospital, cuando miembros del sindicato desalojaron a la fuerza a Michelle Calixto, jefa de enfermeras de la unidad, acusándola de ignorar denuncias de acoso laboral y sexual por parte de sus subordinados.
De acuerdo con información del diario Reforma, un grupo de personas con ocho enfermeras adscritas al hospital se presentó en la oficina de Calixto para informarle que a partir de ese momento dejaba de ser la jefa de enfermeras... «y se va o la sacamos de los pies y la cabeza», le advirtieron.
Tras de haber sido desalojada, la trabajadora presentó una denuncia ante el Ministerio Público por agresiones y otra más en la Comisión de Derechos Humanos, pero este organismo indicó no haber recibido por escrito ninguna denuncia de acoso, en cuyo caso habría actuado.
El diario publicó el nueve de abril que otro empleado había atribuido a los sindicalizados, dirigidos por José Manuel Chamú, «despidos arbitrarios y de intimidación».
«La Sección 12 tiene una forma muy arbitraria, muy de choque, para tratar de imponer las condiciones que ellos quieren. En este contexto, el personal que busca al Sindicato es el que falta más, el que no acude a la guardia, el que quiere que le cambien el horario», acusó el empleado, que pidió anonimato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario