Empresa

martes, 27 de marzo de 2018

Puede haber «rectificación» del PRD en candidato a alcaldía de Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Mañana se sabrá si en el sol azteca finalmente los de la cúpula decidieron corregir su error al haber designado como candidato a la alcaldía a Marco Polo Carballo, a fin de sustituirlo por Alejandro López Villanueva. Dicha posibilidad fue calificada por Gilberto Ensástiga al más puro estilo de López, el de Morena, de «imposición» en caso de darse y de que no le favorezca.

Julio César Moreno encabeza una reunión de Nueva Izquierda en diciembre de 2015 en
Tláhuac. Lo acompaña Marco Polo Carballo
La reunión de los que entonces estaban en Nueva Izquierda se llevó a
cabo en una casa de Carlos Estrada, delegado en Iztacalco (derecha)
El vaticinio que hizo hace unos días el ex delegado de Tláhuac, Gilberto Ensástiga, en su página de Facebook acerca de una posible «catafixia» en puerta en dicha demarcación –según retoma el término del longevo Chabelo para clarificar su disertación– en cuanto a las candidaturas del Partido de la Revolución Democrática, tanto para alcalde como para la diputación federal, podría efectivamente concretarse mañana miércoles ante la proximidad del vencimiento del plazo en el registro de candidatos… Esto es, que luego de la polémica y cuestionada decisión de los de la cúpula perredista al imponer a Marco Aurelio Carballo en la candidatura para la alcaldía de Tláhuac y las consiguientes protestas de quienes de manera mayoritaria se habían agrupado en torno a la figura de Alejandro López Villanueva como la propuesta más firme para sacar a los de Morena de la administración pública local –sobre todo de quienes militan en los otros partidos que integran la coalición Por la Ciudad de México al Frente, como son PAN y Movimiento Ciudadano–, se mantiene la posibilidad de que en el transcurso del miércoles, en efecto, los dirigentes del sol azteca «rectifiquen su error», como estos lo pidieron el pasado sábado 10 de marzo (Pide al PRD que rectifique en la candidatura por alcaldía de Tláhuac)… 
Marco Polo Carballo en foto de archivo de la revista NosotrosMSR
Posible acuerdo con Moreno
Y es que luego del reparto de candidaturas (a López Villanueva le dieron la correspondiente a la diputación federal y a Guadalupe Flores le asignaron la candidatura a la diputación local), en el partido del sol azteca los mandamases comenzaron a percibir –y escuchar la estridente música de viento que significan las categóricas mentadas de progenitora– derivadas del malestar de la militancia en Tláhuac, por aquello de que se había tomado una decisión que no tenía mayor objetivo que el de congraciarse con Julio César Moreno, cacique perredista en la delegación Venustiano Carranza, a quien enviaron como candidato golondrino al distrito 31 federal de Nezahualcóyotl, mientras Ensástiga en Tláhuac se quedó chiflando en la loma al no otorgarle ninguna candidatura ni posición en el partido… Por eso fue que al haberlo dejado sin nada en la delegación Venustiano Carranza, Moreno habría pedido entonces que la candidatura a la alcaldía de Tláhuac le fuera otorgada a su pupilo Carballo, a quien había enviado a esa delegación poco antes de 2015 para que ahí hiciera carrera política, lo que ciertamente le concedieron; sin embargo, tras de la oleada de protestas de los militantes perredistas, eso finalmente habría influido para que en Tláhuac a Carballo le puedan «catafixear», como dice Ensástiga-Chabelo, la candidatura a la alcaldía por la correspondiente a la diputación federal. Como quiera que sea eso se sabrá mañana… Aunque también es cierto, por lo que deja ver el texto del líder de la Unión de Colonias Populares, la posibilidad de que pudo haber llegado a acuerdos con Moreno, tras de que no le dieron nada por haber andado en un tiempo de promotor de una alianza del PRD con López el de Morena… Y es que si había algunos que ni siquiera se podían mirar a los ojos en el partido del sol azteca en Tláhuac, esos eran precisamente Ensástiga y Carballo, pero al final acabaron del brazo y por la calle debido a que aquel ya estaba acercándole simpatizantes («liderazgos» suelen llamar a muchos que ni congregan a sus familiares) al candidato del Frente. De ahí que en su texto de Facebook Gilberto advierta que en su partido se busca «una imposición», la que sólo puede ser sustituida «con otra imposición»… El caso es que mañana se sabrá si finalmente en el sol azteca corrigieron el error a tiempo, significado en el hecho de haber designado a un candidato cuya percepción es la de que en el PRD estarían dispuestos a echarle una manita (o las dos) a los de Morena para que retengan Tláhuac… Aunque para Ensástiga, con la escuela de López, el de Morena, si la rectificación en el partido se da y no le beneficia el posible cambio de candidato, entonces va a ser una vil «imposición».

No hay comentarios:

Publicar un comentario