Empresa

sábado, 10 de marzo de 2018

Le dijeron que le daban 80 mil para reconstruir su casa y sólo obtuvo 60

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
El recurso para la reconstrucción de viviendas dañadas por el sismo en las delegaciones de la Ciudad de México también ha servido para la consolidación de patrimonios de funcionarios, debido a que le pellizcan un alto porcentaje al monto que le dicen a la persona damnificada que le están entregando.

Según el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Mancera, con la entrega el viernes de 211 créditos emergentes para reparación de viviendas dañadas tras del sismo del pasado 19 de septiembre suman ya dos mil 495 familias atendidas en las 16 delegaciones… Los créditos otorgados son para reparación de lotes unifamiliares y departamentos en condominios… Sin embargo, en la delegación Tláhuac sucede que cuando una de estas personas cuya propiedad resultó afectada por el sismo acudió a recoger dicho apoyo, el cual supuestamente era de 80 mil pesos, al momento de acudir a la sucursal bancaria para empezar a disponer del efectivo a fin de prácticamente volver a levantar su casa, encontró que sólo disponía de 60 mil pesos… ¿Qué sucedió? Que los lángaras del gobierno capitalino le quitaron 20 mil pesos, o la engañaron diciéndole que la iban a apoyar con 80. O podría ser que sí debieron ser 80 mil, para cuadrar cifras y con ello en sus informes dar la impresión de transparencia. El caso es que a esta persona la engañaron… Tras de acudir a NosotrosMSR a comentar la estafa, se le pidió a esta persona que denunciara el hecho para que no quedara impune la acción de estos lángaras funcionarios, pero determinó que no lo iba a hacer porque no quería tener problemas con nadie… El problema es que al parecer este atraco se lo están haciendo a todos los ciudadanos que tuvieron alguna afectación en sus casas, de ahí que el manejo del recurso no sea «totalmente transparente», como aseguró el merolico Mancera… Si a eso se le agrega que la ciudadanía ha sufrido una especie de amedrentamiento por aquello de que ya no es capaz de defender sus derechos, las fechorías de los usureros bancarios en contubernio con la delincuencia de cuello blanco quedan sin castigo porque cada vez es más común escuchar eso de que «no ponga mi nombre porque no quiero tener problemas»… Esta actitud ha hecho posible que en las gestiones públicas delegacionales hasta el más chimuelo masque quiote, por aquello de que en Tláhuac una gran cantidad de tarjetas con recursos donados por diversas instancias nacionales e internacionales que debían tener como destinatarios a los damnificados por el sismo, hayan terminado en los bolsillos de unos cuantos colaboradores de mucha confianza de la estructura oficial para que ajuararan sus madrigueras particulares o se fueran de viaje con su parentela… De ahí que lo dicho por el avieso doctor MAME sólo sea pura monserga y simulación muy propio de alguien que ve llegar el fin de su gestión y se encuentra atemorizado de acabar sus días recluido en casa, ofreciendo sus mentados recuentos de acciones ante cuatro paredes a mañana, tarde y noche, si no consigue seguir en un cargo público… De ahí entonces que mientras la ciudadanía viva intimidada y por consiguiente impedida de defender sus derechos y exigir un alto a la corrupción, estos malandros incrustados en la gestión pública seguirán hinchándose los bolsillos de lo que se roban. Finalmente, para eso tienen los partidos políticos, para utilizarlos en este saqueo impune de los recursos y legitimarse mediante el voto tras de decirle a la gente lo que quiere escuchar o, también, de destinar millones de pesos –con un alto porcentaje que se lava proveniente de ya sabe usted quiénes– para la compra del voto… ¿O es de los que considera que estos malandros de Morena en Tláhuac se van a quedar cruzados de brazos en espera de ver si les favorece o no el voto de la ciudadanía?... Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario