Empresa

viernes, 30 de marzo de 2018

«Hartazgo» por abuso y extorsión hizo reaccionar a policías de la SSP

Mercado Sobre Ruedas

Información
Fundación Azul por México (defensora de los derechos de los policías capitalinos) cuestiona que la voz de cerca de 20 mil elementos policiacos de la Ciudad de México (significada en la rechifla a Miguel Mancera) que resumió su descontento e inconformidad para aplaudir al jefe de gobierno en su «gloriosa despedida» a fin de ir en busca de una candidatura vía plurinominal, no haya sido escuchada por la mayoría de los medios de comunicación electrónicos y escritos.

A un gran sector de policías de la Ciudad de México les interesa
dignificar su actividad, pero se los impiden funcionarios corruptos
Durante su gestión como jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinoza (MAME) se dedicó a proteger a mandos policiacos y funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, los cuales «extorsionaron, reprimieron y violentaron los derechos de integrantes de las instituciones policiales», se asegura en señalamientos emitidos por la Fundación Azul por México (integrada por elementos de la SSP que defienden los derechos de los policías contra los malos tratos de los superiores) a través de la red social de WhatsApp.
Tras de cuestionar que «mandos y funcionarios (de la policía de la Ciudad de México) gocen de impunidad por los actos cometidos en contra de los subordinados), denuncia que de igual forma Mancera vaya por una senaduría del PAN con el objetivo de blindarse con el fuero y «no enfrentar a la justicia».
A un día de que el cuestionado Mancera dejara la jefatura de gobierno para irse de lastre con el candidato del Frente por México, Ricardo Anaya, la Fundación señala que aquel «utilizó el sistema de corrupción y extorsión contra los policías», debido a que los elementos de los diferentes sectores y agrupamientos de la policía capitalina «fueron obligados por sus mandos y funcionarios a asistir al evento proselitista de campaña –del pasado 28 de marzo– aun estando desvelados por salir de turno».
En su comunicado, la Fundación afirma que el personal de la dependencia a cuyo frente está Hiram Almeida, «recibió amenazas de que si no se presentaba –en la Arena Ciudad de México– y se negaba a asistir sería arrestado, sería cambiado de servicio a uno de más bajo pago y cambiado de destacamento o sector». Tenían que presentarse forzosamente para «aplaudir al jefe de gobierno y demostrarle su apoyo», se señala.
Por lo anterior, la Fundación Azul por México hizo un llamado al Instituto Nacional Electoral para que considere la cancelación de la candidatura de MAME y sancione «al partido que lo impone», al tiempo que piden a la Procuraduría General de la República inicie la investigación correspondiente por los actos arbitrarios consistentes en obligar al personal de las instituciones policiales para acudir a eventos políticos en los que están involucrados funcionarios y mandos policiacos.
La Fundación pide a los elementos que deseen recibir orientación para presentar la denuncia correspondiente o tramitar un amparo contra las sanciones de sus mandos, se pongan en contacto a las direcciones electrónicas «fundacionazulpormexico@hotmail.com» y «azulpormexico@gmail.com», así como al teléfono móvil 55 6041 1233.
MAME maiceó a la mayoría de medios de comunicación
Por otra parte, la Fundación también se refirió al hecho de que «la voz de cerca de 20 mil elementos policiacos de la Ciudad de México –en el acto del 28 de marzo– por su descontento e inconformidad de apoyar y aplaudir a Miguel Ángel Mancera Espinoza en su ‘gloriosa despedida’ para buscar una candidatura vía plurinominal, no fue escuchada por la mayoría de los medios de comunicación electrónicos y escritos».
Sin embargo, reconoció que «sólo algunos medios escritos demostraron no tener compromiso con el gobierno y desplegaron sus notas», lo que valió el esfuerzo de los elementos que «se dieron valor para ejercer su derecho y expresar su sentir, como hace mucho tiempo no se veía», debido a que durante la gestión de MAME como gobernante «fueron sometidos a la represión, abuso y extorsión por parte de mandos y funcionarios».
«El hartazgo los hizo reaccionar», asienta en su comunicado la Fundación.
Asimismo, se alerta a los policías de la Ciudad de México que ante el proceso electoral recién iniciado, «grupos y organizaciones ya visualizan congresos para ofrecer los votos de los policías a partidos políticos, sin importar sus historiales, a cambio de beneficios y convenios» para los oportunistas dirigentes, por lo que hace un llamado a los policías no sólo de la Ciudad de México, sino de la República, en sus tres niveles de gobierno, a fin de que denuncien cualquier anomalía.
El objetivo, se apunta en el comunicado, es «que no caigan en el juego de supuestos líderes que promueven el voto de los policías en beneficio de ciertos partidos, ya que estos sólo buscan sus propios beneficios sin que a políticos o aspirantes a ocupar puestos de elección les haya interesado alguna vez, cuando ocuparon otros puestos, voltear a ver las necesidades, carencias, abusos, represiones y extorsiones que los policías han padecido».
«Únicamente quieren usar a los policías como trampolín», precisa la Fundación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario