Empresa

sábado, 17 de marzo de 2018

Con el fin de la gestión de Mancera igual podría cerrarse ciclo de la UCP

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Por lo visto en Tláhuac también podría estar en riesgo la supervivencia de ese grupo político, gestor y acaparador de recursos, denominado Unión de Colonias Populares (el de los hermanos Gilberto y Erasto Ensástiga, Rubén Escamilla y Angelina Méndez) cuyos integrantes tras de disfrutar por 12 años de las mieles del presupuesto oficial, no tendrían más opción que la de ponerse a trabajar.

Con edición de unos dos o tres libros los uceperos se la llevaron de
pechito en la AZP
La mediocridad de Miguel Ángel Mancera invade el ambiente de los capitalinos como la podredumbre de contaminación ambiental que atosiga a los habitantes de la Ciudad de México… Si bien este individuo llegó a la jefatura de gobierno con amplia ventaja sobre sus oponentes debido a que la ciudadanía no lo conocía bien y lo poco que de él sabía era a través de notas pagadas en medios de difusión –con montajes como aquel en el que supuestamente persiguió a un asaltante al norte de la ciudad y como procurador negoció con él su captura–, luego de que asumió el cargo la población ha tenido suficiente tiempo para conocerlo de sobra y etiquetarlo como un gobernante que abarató el cargo al extremo… Porque quien lo sustituya con mucho menos podrá hacer mejor papel que aquel en la jefatura de gobierno… Y esa incapacidad para abordar asuntos de gobernanza se volvió más evidente a partir de que sus subalternos y pitonisos lo convencieron de que tenía cualidades de estadista y que podía contender por la presidencia de la República –otra abaratada institución–, pero resultó ser tan inepto –como aquí lo estuvimos anticipando la mayor parte de su gestión– que finalmente y tras de que fue «chamaqueado» por sus presuntos aliados del Frente –incluso por la propia Alejandra Barrales, hoy candidata a jefa de gobierno– pues se quedó chiflando en la loma, como reza esta expresión tan mexicana… Fue así como nadie de quienes debieron tomarlo en serio como potencial líder lo hizo, de ahí que después haya querido ser senador por la vía plurinominal para tener más seguro el hueso… De nada le sirvió al infame doctor MAME estar despilfarrando presupuesto en publicitar su anodina figura en medios de comunicación, debido a que como servidor público resultó ser un fraude, así que ahora que ya ve cerca el final de su gestión, el virus de la arrogancia y autosuficiencia le angustia tanto al grado de que si no consigue un cargo con el que pueda alimentar su egocentrismo con seguridad acabará trastocado… Aun cuando ni precandidato llegó a ser, es en esas tediosas sesiones en las que sale a presentar su recuento diario de presuntas acciones en las que se evidencia su estulticia, porque se pone a hablar de todo ante los reporteros de la fuente de condescendientes medios de difusión, y de entre las barbaridades que espeta a los informadores no hace mucho afirmó que prepararía su defensa para los ataques que en su contra lanzarían los candidatos a relevarlo en el cargo. Pero nadie, ni Claudia Sheinbaum ni Mikel Arriola le hicieron segunda… El colmo fue que luego de esquilmar durante la mayor parte de su gestión sexenal a miles de automovilistas diariamente en la Ciudad de México con el secuestro de sus vehículos, el avieso gobernante anunció que finalmente las grúas de la Secretaría de Seguridad Pública ya no podrían infraccionar a nadie. En el colmo de su estulticia, aseguró que las modificaciones a las funciones de los grueros se aplicaron, ojo, «a petición de los ciudadanos», cuando quien tiene un automóvil se dio cuenta que el mentecato gobernante lo que iba a querer eran votos… El anodino doctor MAME debió suponer que la población ignora que los policías que trabajan en grúas debían cumplir con una cuota de arrastres y que en ocasiones aplicaban una infracción sin que se hubiera cometido una falta para poder cumplir con la meta de sancionados… Aun así, este personajito de cuentos bobalicones destinados a improbables simpatizantes de párvula mirada, se siente un bienamado de la ciudadanía capitalina, por lo que supone que la gente sigue sin tener memoria y que sus truhanerías y balandronadas ya se le olvidaron, y por enésima ocasión, Mancera condicionó su salida del gobierno capitalino, ahora a los resultados del encuentro que sostendrá la próxima semana con los dirigentes de los partidos PAN, PRD y MC, Damián Zepeda, Manuel Granados y Dante Delgado, respectivamente…
El fin de los Uceperos en la nómina
Al concluir el ciclo de Mancera en el gobierno capitalino los de la UCP
no tendrán más remedio que ponerse a trabajar
Lo cierto es que al terminar la gestión de Mancera en el gobierno de la Ciudad, también llegará a su fin la supervivencia del grupo político, gestor y acaparador, denominado Unión de Colonias Populares (el de los hermanos Gilberto y Erasto Ensástiga, Rubén Escamilla y Angelina Méndez) cuyos integrantes disfrutaron por 12 años de las mieles del presupuesto oficial, tras de permanecer nueve años en la administración delegacional en Tláhuac y tres años más en el ente denominado Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, la mentada AZP, donde tuvieron oportunidad de proveerse de lo necesario como para al más puro estilo de Marcelo Ebrard, vivir de sus rentas el resto de sus días… La presencia de estos figurines de la patética comedia politiquera local es una prueba más de que estas delegaciones, sobre todo la de Tláhuac, han sido tierra de oportunidades para gitanos, advenedizos y mercenarios del leviatán partidista (como se puede ver hasta el día de hoy), quienes llegaron a la demarcación con una mano adelante y otra atrás, para poder progresar gracias a la complicidad y actitud agachona de quienes sintiéndose líderes de su comunidad por pertenecer a mayordomías, comparsas o agrupaciones de medio pelo, han medrado con el argumento de la oriundez… Luego de que la cabeza visible de dicho grupo, Gilberto Ensástiga, fue descartado por su partido, el del sol azteca, para ninguna candidatura, el futuro de quienes integran la mentada UCP es incierto. Sobre todo porque luego de 12 años lo único seguro que tienen, es el hecho de que no tendrán más opción que ponerse a trabajar… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario