Empresa

viernes, 30 de marzo de 2018

Miguel Ángel Mancera puso fin a su gestión de ineptitud y corrupción

Mercado Sobre Ruedas

Información
En la delegación Tláhuac la gestión de Mancera quedó marcada por su negativa a reconocer el escenario de narcoterror que comenzaron a vivir los habitantes a partir de la llegada de la administración morenista, hasta que el 20 de julio del año pasado, cuando la Marina Armada de México aprovechó que el tipo andaba en plena campaña de suspirante presidencial en el norte del país, y sobre todo que no había soplones, para llevar a cabo el operativo del 20 de julio del año pasado.
Favorito de los moneros hasta que comenzó a ponerse
espléndido a fin de que no hicieran mofa de él
Tras de prolongado período en el que estuvo anunciando en repetidas ocasiones su salida de la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, como una más de su estrategia para ganar espacios y promover su anodina figura de servidor público, aunque esos espacios sólo fueran en los medios de difusión con cuyas empresas tenía comprada publicidad, Miguel Ángel Mancera puso fin a su ciclo al solicitar licencia con carácter definitivo para ausentarse del cargo.
En uno de los períodos más grises de quienes han pasado por la jefatura de gobierno, incluso de la etapa anterior cuando se le denominaba Regencia, el anodino Mancera dejó el cargo luego de que su sueño presidencial se le escapó de las manos precisamente por su ineptitud e incapacidad de negociación política.
Mancera Espinosa pidió licencia de su cargo tras de que fue anunciado como flamante coordinador nacional del proyecto de gobierno de coalición Por México al Frente, integrada por el Partido Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática. Aunque en realidad lo que le interesaba era estar incluido en la lista de candidatos al Senado por la vía plurinominal.
En la delegación Tláhuac la gestión de Mancera quedó marcada por su negativa a reconocer el escenario de narcoterror que comenzaron a vivir los habitantes a partir de la llegada de la administración morenista, hasta que el 20 de julio del año pasado, cuando la Marina Armada de México aprovechó que el tipo andaba en plena campaña de suspirante presidencial en el norte del país, y sobre todo que no había soplones, para llevar a cabo el operativo del 20 de julio del año pasado en contra del líder del cártel de la localidad, Felipe de Jesús Pérez, el «Ojos».
Sin embargo, en las distintas delegaciones los habitantes de las mismas tenían motivos de sobra para desear que el anodino jefe de gobierno dejara el cargo lo más pronto posible, tras de que se dedicó a construir líneas de Metrobús por toda la Ciudad, incluso donde no eran necesarios, a fin de allegarse recursos.
Previo a entrar en el último año de su gestión, Mancera se dedicó a publicitar su figura como aspirante presidencial mediante convenios publicitarios con medios de difusión, por lo que sólo así pudo detener las evaluaciones que realizaban diarios como El Universal, en las que la ciudadanía desaprobaba su actuación en gran porcentaje.
Fue entonces cuando se puso a hacer recuentos diarios ante los representantes de los medios de difusión de todo lo que sucedía en la Ciudad, tuviera o no injerencia el gobierno local, a fin de mantener presencia mediática, aunque en realidad la ciudadanía capitalina mostraba ya un hartazgo con respecto a su devaluada figura, a causa de una larga lista de yerros y pifias que fue acumulando, en deterioro de la población.
Pero finalmente se fue, entre muestras de repudio como la mostrada por elementos de la policía de la Secretaría de Seguridad Pública en una arena capitalina, debido a que solapó la podredumbre de corrupción en dicha corporación (por estulticia o conveniencia), sobre todo en los sectores con la extorsión de los jefes a sus subalternos, y ya los del Frente primero y en el Senado después tendrán que batallar con él.
Por lo pronto, la ciudadanía puede descansar de su hostigosa presencia en los medios de difusión, donde los más connotados incondicionales de gobernantes y muy dados a rendir culto a la incapacidad de mediocres y politicastros, se la pasaron ponderando falsas virtudes y capacidades de uno que, definitivamente, llegó a la jefatura de gobierno como cualquier producto milagro y, como tal, resultó un fraude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario