Empresa

martes, 23 de abril de 2019

Policías auxiliares de Tláhuac denuncian impunidad y corrupción

Mercado Sobre Ruedas

| Escenarios |
La presunta «limpia» que se hizo en la corporación a fines de diciembre de 2018 como parte de una estrategia para acabar con «algunos vicios en varias áreas», como el entre y las cuotas que algunos mandos exigían a la tropa, y que eran conductas ya confirmadas, en Tláhuac siguen muy vigentes, a decir de los inconformes.

Fotografía de archivo
Tras de que más de una veintena de comandantes y subcomandantes de destacamento, subdirectores y jefes de los 19 sectores de la Policía Auxiliar (PA), así como el director ejecutivo de Operación Policial y el responsable del Estado Mayor Policial, fueron removidos de sus cargos en diciembre pasado con la llegada de la dizque «cuarta transformación», la impunidad y corrupción continúan en dicha corporación en la alcaldía Tláhuac.
«Aún con la nueva administración en la Policía Auxiliar», policías en un grupo de WhatsApp denunciaron desde el anonimato los nombres y número de placa de dos «fósiles» que como policías segundos e indicativos «Excalibur 3» y «Beta» son los responsables de encubrir y propiciar las prácticas de corrupción que por años se vienen dando ahí.
Asimismo, denunciaron al coordinador de la Policía Auxiliar en la alcaldía Tláhuac, de apellido Lomelí, de proteger a dos policías más, uno de ellos recién salido de la Academia, pero que ya fue colocado en vía pública, en el Bosque de Tláhuac específicamente, aunque no especifican si eso significa un premio porque debieran estar asignados a algún otro lugar.
También señalan a una policía de ser «pareja sentimental» de un policía segundo, quien de igual forma tenía poco de haber egresado de academia y ya fue «colocada en vía pública en la base Bosque para ser exactos», práctica solapada por una oficial encargada de lo administrativo en el destacamento 3 del sector 73.
En una denuncia pública dirigida al director de la PA, el primer superintendente Lorenzo Gutiérrez Ibáñez, los policías auxiliares le recuerdan que «es bien sabido que bajando de Academia aún no cuentan con la portación de arma de fuego», pero «parece que se mantiene la corrupción que siempre ha existido en esa alcaldía ya que fueron colocados por la ex delegada Fátima Mena».
Por lo anterior, le piden que «haga cuentas de cuánto tiempo llevan ahí» los policías segundos que señalan. Habida cuenta de que «de nada sirve» hacer cambios de jefe de Gobierno, de secretario de Seguridad Pública, de director general de la corporación e, incluso, de director del Sector 73 de la Policía Auxiliar, debido a que se siguen cometiendo «anomalías».
«Otorgan dobletes al personal con el objetivo de meterlos con fantasmas y cobrar ese dinero y si no lo regresan manejando lo que le llaman ‘rebotar copa’ y cobrar jerarquías, de esto se encarga el señor (…) Pulido», señalan en su denuncia.
La presunta «limpia» que se hizo en la corporación a fines de diciembre de 2018 como parte de una estrategia para acabar con «algunos vicios en varias áreas», como el entre y las cuotas que algunos mandos exigían a la tropa, y que eran conductas ya confirmadas, en Tláhuac siguen muy vigentes, a decir de los inconformes.
«La situación es alarmante porque perturban nuestra estabilidad laboral, ya que nos humillan y amenazan ‘déspotamente’ (sic) así como (con) groserías por parte del señor Pulido, siendo que este no tiene ningún cargo ni servicio fijo, sólo se dedica a cobrar las jerarquías y a humillar al personal», aseguran en su denuncia.
También señalan al policía segundo de apellido Zaldívar de tener radios portátiles a la venta de «hasta en 1,500 pesos», a fin de «evitar llamados de atención del mando». Por ello piden al superintendente Lorenzo Gutiérrez que si en verdad «se interesa por uno», llame al número telefónico 5580172516, propiedad del policía Zaldívar, quien –aseguraron– los agrede y «violenta» sus derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario