Empresa

martes, 21 de mayo de 2019

«Cuarta transformación» acabó con Hospital Materno Infantil Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

| Escenarios |
El nosocomio se volvió un lugar de alto riesgo para quien decida acudir ahí en busca de atención médica, debido a los recortes presupuestales y de personal que trajo consigo la nueva administración pública en la Ciudad de México. Por otra parte, en la sala de espera del Hospital General Tláhuac murió el lunes una señora que sufrió infarto cerebral.

Un hospital que acabó convirtiéndose en sitio de alto riesgo para la salud de quien se
atreva a acudir ahí
El Hospital Materno Infantil de Tláhuac terminó por convertirse en un lugar de alto riesgo para quien decida acudir ahí con motivo de alguna emergencia, debido al recorte presupuestal que ha repercutido en la ausencia de personal y derivado en la negligencia de los pocos que quedan, lo que tiene a sus instalaciones prácticamente vacías, situación que lo hace no recomendable para pacientes en estado crítico de salud.
Por otra parte, de acuerdo con reportes de Noticiudadana, una persona falleció el lunes en el Hospital General de Tláhuac a donde había llegado para solicitar atención médica, la cual no obtuvo, a consecuencia de los recortes presupuestales de la administración del presidente Andrés Manuel López al sector salud.
A decir de una persona que esperaba a que su familiar con pre infarto fuera atendido, al lugar llegaron dos señoras, madre e hija.
La madre se desmayó y ni aun así ningún médico o enfermera se dignó salir para brindarle la atención necesaria y revisar su situación; lo hicieron finalmente, pero eso fue tres horas después, cuando ya era demasiado tarde. La señora sufrió un infarto cerebral y falleció.
Los denunciantes señalaron que ellos ingresaron con su familiar a las 11:00 horas por el área de urgencias del hospital, donde le tomaron signos vitales y lo pasaron a la sala de espera, sólo que ahí tuvo que esperar hasta las 18:00 horas, porque, les dijeron, «no había médicos para atender a los pacientes».
Posteriormente, tres personas se organizaron para ir a hablar con el subdirector del hospital, un tal doctor Soto, quien les comentó que, desde el uno de diciembre, tras de asumir el cargo López Obrador, se dio de baja a la mitad del personal médico del hospital y los médicos residentes dejaron de percibir su remuneración. Les dijo que los médicos que habían quedado perciben menos sueldo, por lo que son insuficientes para atender a los pacientes.
Asimismo, explicó que en el hospital carecen de material de curación y medicamentos, y que si un paciente queda internado, sus familiares deben salir a comprar la bata que va a usar el tiempo que permanezca ahí, además de comprar la medicina.
Luego de siete horas de permanecer en el Hospital General Tláhuac, los familiares del paciente se vieron obligados a recurrir a médicos privados, quienes finalmente lograron estabilizar al enfermo y sacarlo de la crisis, para después trasladarlo a casa para su recuperación.
De vuelta con el Hospital Materno Infantil, el pasado 14 de mayo a las 23 horas un matrimonio llevó a su pequeño de año y medio para revisión médica tras de sufrir una caída y golpearse en la cabeza, les permitieron la entrada por el área de urgencias, pero una vez adentro nadie del nosocomio les dio ninguna indicación, mucho menos ninguna explicación, por lo que luego de esperar ahí una hora optaron por dirigirse a un hospital particular.
Lo anterior permite alertar a la población de Tláhuac a fin de que en algún caso de emergencia evite acudir a dicho hospital, dado el riesgo que significa ir a perder valiosos minutos que podrían ser determinantes para salvar la vida de alguien, aun cuando se debe pagar alto costo en un nosocomio privado. Porque a eso ha llevado a la gente la dizque cuarta transformación.
Hace justo un año la Secretaría de la Contraloría General del gobierno capitalino anunciaba en su cuenta de Twitter que había realizado una supervisión de la atención y actuación de los servidores públicos del Hospital Materno Infantil de Tláhuac, sólo que ahora dicha dependencia de igual forma pareció difuminarse también ante al absolutismo preponderante de los actuales tiempos políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario