Empresa

domingo, 18 de febrero de 2018

Por dizque policía, SSP y PGJDF no actuaron en atraco en Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas
La Columna de Zaratustra
Gracias al apoyo que les brindó abiertamente la policía, con todo y una muy mandona jefa Gama Mixquic que llegó haciendo ostentación de fuerza con cuatro unidades de la SSP capitalina (siendo que cuando alguien pide auxilio por algún asalto le responden del sector que no van porque no hay unidades disponibles) un grupo de rijosos causó daño en propiedad ajena –como es el caso de la Unidad Habitacional Hombres de la Reforma– la tarde del pasado viernes, al abrir un boquete en una barda a fin de poder ingresar al terreno donde al parecer adquirieron lotes.

Esta es una de las cuatro unidades con las que la policía de la Ciudad de México protegió
a un grupo de rijosos para que destruyeran la barda de una unidad habitacional
Cuando la policía no acude o si lo hace no interviene en un conflicto en el que se ve agredida una comunidad por un grupo de facinerosos, seguramente es porque sus elementos tienen línea de sus jefes en cuanto a de qué lado deben inclinar la balanza. Esto es una percepción harto arraigada en el ánimo de la ciudadanía que no comulga con el leviatán partidista ni con ninguna de sus mafias y, mucho menos, con los de la secta politiquera de quien se ostenta como adalid de la dizque honestidad valiente, cuyos discípulos en Tláhuac, por cierto, le han cambiado la vida a la gente de honesto vivir al abrirle las puertas –y de par en par– al crimen organizado…
Es increíble que para amedrentar a la delincuencia organizada nunca hay unidades
disponibles, pero cuando se trata de proteger los intereses de un parejita, hasta sobran
La tarde del pasado viernes los residentes de la Unidad Habitacional Hombres de la Reforma, en la cabecera delegacional, volvieron a sufrir el acoso de un grupo de presuntos compradores de lotes de un terreno contiguo (Impunidad en Tláhuac sigue para invasores de la casta morenista), para abrir por la fuerza y con el respaldo de elementos policiacos del putrefacto –por la corrupción obviamente– sector Mixquic, un boquete en la barda que circunda y había protegido de malandros, facinerosos y golpeadores a sueldo, a esa comunidad… 
La tercer unidad de la SSP capitalina que llegó el viernes a la unidad habitacional para
garantizar a los golpeadores a sueldo que podían trabajar sin riesgo de ser agredidos
En dos microbuses destartalados que al parecer sólo sirven para el
acarreo de gente, llegaron los supuestos compradores de lotes
Su intención es poder acceder a un terreno que se encuentra al norte de la unidad y que, por disputas entre los que se dicen propietarios del mismo, carece de salidas, por lo que quienes fueron embaucados con la adquisición de un predio, desde septiembre del año pasado (Usan a la SSP para intimidar) buscaban la manera de usar las calles de la unidad habitacional para ingresar material de construcción y conectarse a los servicios públicos… Hasta que finalmente lo consiguieron la tarde del pasado viernes gracias al apoyo que les brindó abiertamente, debido a que hasta anduvo por ahí –y muy mandona corriendo a los auténticos vecinos– la que llaman jefa Gama Mixquic, de ahí que los elementos policiacos no hayan intervenido porque ahora se sabe que los rijosos que causaron daño en propiedad ajena –como es el caso de la unidad habitacional– respondían a los intereses de uno que también es policía y que al parecer es uno de los dueños del terreno en cuestión, según comentó uno de los participantes en la invasión, y quien presuntamente responde al nombre de Rosalío Mendoza Galicia
Finalmente la cuarta unidad de la SSP, con lo que quedó en evidencia que la policía está
para proteger los intereses del mejor postor, que al parecer esta vez se trató de un parejita
A falta de placas, este microbús fue el único que contó con esta
calcomanía como única identificación oficial para circular
Sólo así es posible entender, mas no justificar, el por qué tanto en la Procuraduría capitalina como en la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México no han querido actuar desde septiembre del año pasado, cuando se dio el primer intento por sobajar los derechos de los habitantes de la unidad habitacional. Porque si desde entonces estas omisas instancias hubieran hecho su trabajo, a fin de evitar más tropelías de las que ya padece la ciudadanía, lo del viernes no hubiera ocurrido… Así las cosas, pues, con esto de la impunidad para quien consiga acreditarse como policía, tras de lo cual tendrá garantizado que podrá contar con los servicios de las instancias de gobierno capitalinas para salvaguardar sus intereses particulares y pisotear los de toda una comunidad… Después de todo no debería de extrañar este tipo de comportamientos, cuando así ha sido la tradición y costumbre en el sistema político, donde el tráfico de influencias es lo único real y cierto… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario