Empresa

jueves, 15 de febrero de 2018

Artículos polémicos de la Constitución integran una muestra

Mercado Sobre Ruedas
Información
Venustiano Carranza planteó cambiar el nombre oficial del país por República Mexicana; sin embargo, en las controversias del Congreso Constituyente no se aprobó la idea y optaron por dejar el nombre establecido en 1824 y 1857, el cual sigue vigente.

Fotografías, armas y un periódico que informa de la ejecución por fusilamiento de Alberto
García Granados, quien había sido secretario de Gobernación de Victoriano Huerta
Temas que hoy día pueden ser motivo de discusión, otros que continuaron a debate ya promulgada nuestra Carta Magna de 1917, y algunos más reformados posteriormente, son los ejes de la exposición temporal Artículos polémicos de la Constitución, que presenta el Museo Casa de Carranza.
Los artículos seleccionados para la exposición son el 1, 3, 14, 22, 34, 35 y 117, que tienen que ver con la denominación oficial de nuestro país; la libertad de enseñanza; la pena de muerte; el voto femenino y la prohibición de bebidas alcohólicas, drogas, juegos de azar y espectáculos con derramamiento de sangre.
La exposición se divide en cinco módulos temáticos, cada uno de ellos contiene un cedulario donde el visitante puede observar las discusiones resumidas que tuvieron los constituyentes. En la primera mitad de la muestra se aprecia el texto original de Venustiano Carranza y en la otra, la versión final del artículo.
Asimismo, en gran formato se presentan reproducciones fotográficas en blanco y negro de retratos pertenecientes a la Fototeca Nacional del INAH, y 35 objetos (algunos de la época y otros contemporáneos) prestados por coleccionistas particulares, que ilustran cada uno de los asuntos en cuestión.
La exposición da inicio con el Artículo 1 constitucional, referente al nombre oficial de nuestro país: «Estados Unidos Mexicanos».
Al respecto, el doctor en Historia Edwin Álvarez Sánchez, curador de la muestra, señaló que Venustiano Carranza planteó cambiar el nombre oficial del país por República Mexicana; sin embargo, en las controversias del Congreso Constituyente no se aprobó la idea y optaron por dejar el nombre establecido en 1824 y 1857, el cual sigue vigente.
Entre los objetos de este bloque destacan un mapa de la República, billetes, monedas, documentos con el sello oficial de nuestro país, la reproducción de una bandera constitucionalista y libros de la biblioteca personal del Varón de Cuatro Ciénegas.
El siguiente apartado aborda el Artículo 3 relativo a la plena libertad de enseñanza. La idea original del Primer Jefe Constitucionalista era que toda la población tuviera derecho a una educación pública y gratuita, sin impedir que las religiones establecieran escuelas particulares e impartieran doctrina.
Álvarez Sánchez señaló que los diputados eran en su mayoría anticlericales y consideraron que era la oportunidad de apartar al pueblo mexicano del control ideológico que ejercía la Iglesia desde la época colonial, en consecuencia, propusieron modificar el Artículo 3 y prohibir la enseñanza religiosa tanto en establecimientos públicos como privados.
Al final, los que defendían la libertad de enseñanza religiosa consiguieron una concesión donde los sacerdotes sí podían dar clase, pero permaneció la prohibición de que los religiosos pudieran poseer escuelas y que en ellas se enseñara religión. Sin embargo, la Guerra Cristera de la década de 1920 obligó al gobierno a desentenderse del cumplimiento de este artículo, por ello, en la actualidad hay escuelas privadas dirigidas por organizaciones religiosas, no obstante, las escuelas públicas son estrictamente laicas.
El tercer segmento de la muestra alude a la pena de muerte, contemplada en los artículos 14 y 22, asunto considerado vigente y debatible por la sociedad actual.
Explicó que las leyes supremas de 1857 y 1917 contemplaban dicha condena, pero en su proyecto Carranza propuso la aplicación de esta sentencia a los violadores, además de aquellos a los que ya estaban sujetos a esta penalidad. Sin embargo, los constituyentes decidieron excluir de la pena capital a quienes habían cometido violación, por considerar que tal delito no era un crimen que ameritara sanción tan severa y que además podría dar lugar a chantajes por parte de mujeres que quisieran obligar a los hombres a casarse con ellas.
En este módulo se observan fotografías, armas y un periódico que informa de la ejecución por fusilamiento del ingeniero Alberto García Granados, quien había sido secretario de Gobernación de Victoriano Huerta.
El cuarto tema aborda el voto femenino, contenido en los artículos 34 y 35. El líder constitucionalista estableció en su texto la libertad política para decidir por parte de los mexicanos; sin embargo, no especificó ese derecho para la mujer. Durante los debates, ninguno de los diputados abogó por el voto para este sector. De hecho, el único que tomó la palabra para hablar sobre el tema fue Félix F. Palavicini, y lo hizo con la intención de pedir que en el contenido se especificara que sólo los hombres podrían votar.
Estudiosos del tema han esclarecido que la razón por la cual no se concedió el voto femenino en aquella época, fue porque los diputados tenían la convicción de que las mujeres eran controladas por sus maridos, pero sobre todo por la Iglesia, entonces cuando ellas votaran no manifestarían su propia opinión.
Fue hasta los gobiernos de Miguel Alemán y Adolfo Ruiz Cortines que se concedió el derecho con base en dos reformas, la primera en 1947 y la segunda en 1953. Cabe mencionar que en este apartado la exposición presenta un ejemplar del libro La Doctrina Carranza, escrito por Hermila Galindo, una de las primeras líderes feministas de la época, el cual forma parte de la colección del Museo Casa de Carranza.
Finalmente, el quinto segmento documenta una propuesta para modificar el Artículo 117, sobre las facultades de cada gobierno estatal para legislar ciertos asuntos.
De acuerdo con el doctor Álvarez, un grupo de diputados encabezados por Francisco José Múgica, promovió que se modificara el artículo para incluir entre las facultades de los gobiernos estatales la posibilidad de prohibir la venta de bebidas alcohólicas, drogas, la práctica de juegos de azar, así como los espectáculos con derramamiento de sangre, entre ellas las peleas de gallos y corridas de toros.
«Los diputados no eran conservadores –comentó–, al contrario, eran radicales que congeniaban con el socialismo, y querían regenerar moralmente a la sociedad; sin embargo, la mayoría de los legisladores rechazaron esta propuesta. Por otra parte, en las discusiones salió a la luz que la intención de la reforma, más que acabar con el consumo de alcohol, era suprimir la industria del pulque».
La exposición Artículos polémicos de la Constitución permanecerá hasta junio en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Casa de Carranza (Río Lerma 35, Colonia Cuauhtémoc, Ciudad de México), con horario de martes a sábado de 9:00 a 18:00 horas, y domingos de 9:00 a 17:00 horas. Costo de acceso: 55 pesos, entrada gratuita a menores de 13 años, adultos mayores, jubilados, pensionados, personas con discapacidad, estudiantes y maestros con credencial vigente. Los domingos, entrada libre para público nacional y residentes extranjeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario