Empresa

miércoles, 18 de julio de 2018

Urgen a crear una gran Reserva de la Biosfera en el Mar de Cortés

Mercado Sobre Ruedas

Información
La Coalición en Defensa de los Mares de México denunció que la industria pesquera nacional ha sobreexplotado el Mar de Cortés hasta colapsar las poblaciones de algunas especies marinas como la sardina y el tiburón martillo, debido a que embarcaciones medianas y grandes –procedentes de Sonora y Sinaloa– explotan sus aguas con graves consecuencias ecológicas para la pesca ribereña local y el turismo.
Las comunidades locales que viven de la pesca artesanal actualmente se ven perjudicadas
por la pesca industrial, denunció la Coalición en Defensa de los Mares de México
Los mares de México han sido severamente explotados en un escenario de debilidad institucional, captura de entidades de gobierno por parte de intereses pesqueros, subsidios perversos, ilegalidad y pesca no reportada o no regulada, vigilancia muy limitada y virtual ausencia de áreas marinas plenamente protegidas y a salvo de la pesca.
Lo anterior ha traído como consecuencia el deterioro de un elevado porcentaje de pesquerías, mientras que numerosos ecosistemas han sido fuertemente impactados y poblaciones de especies marinas carismáticas han sido diezmadas y llevadas al borde de la extinción comercial o biológica.
En el caso específico del Mar de Cortés –Golfo de California– la depredación de la industria pesquera ha ocasionado una disminución notable en la disponibilidad de sardina desde los mayores desembarques registrados en 2008-2009 de 500 000 toneladas de sardina, a su punto más bajo de 3,500 toneladas en 2013-2014.
Se trata de una población de peces que, además de ser crucial para la alimentación de especies pelágicas (focas, lobos marinos, delfines, ballenas y aves) en todo el Pacífico, sostiene y fortalece las pesquerías de las cuales dependen las comunidades ribereñas. La creación de una reserva de la biosfera traería los beneficios de mejorar el stock de pesca, asignar los derechos exclusivos locales de aprovechamiento y asegurar los medios de vida de los pescadores artesanales.
La población de sardina es compartida con Estados Unidos y Canadá, que desde 2015, y por no existir suficiente biomasa para garantizar su viabilidad, decidieron cerrar la pesquería indefinidamente. Paradójicamente, en México, 85 por ciento de la sardina capturada es utilizada para la producción forraje de animales, con una tasa promedio de conversión de seis kilos de sardina por cada kilo de harina.
En el Mar de Cortés (uno de los mares más ricos y diversos del mundo) ocurren la captura anual y tasas de mortalidad más altas de tiburones en todo el país. Cada año en el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano se matan cientos de miles de tiburones. Destaca el tiburón martillo, antes abundante alrededor de islas y montañas submarinas como el Bajo Espíritu Santo, Las Ánimas e Isla Cerralvo, el cual fue un atractivo turístico importante. Hoy prácticamente ha sido extirpado.
Por si fuera poco, el hábitat de los mamíferos marinos del Mar de Cortés ha sido afectado por la remoción del fondo marino a causa del arrastre industrial de camarón. Además, estas especies mueren atrapadas y asfixiadas en las redes de pesca o quedan con lesiones profundas, como consecuencia de restos de aparejos insertados en su cuerpo.
Exigencia de la Codemar a Semarnat
Para contrarrestar este desastre ambiental, la Coalición en Defensa de los Mares de México (Codemar) lanza un exhorto público a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para crear una Gran Reserva de la Biosfera en el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano a fin de proteger los ecosistemas marinos y las especies que habitan en la región, y garantizar la subsistencia y prosperidad de pescadores artesanales o ribereños.
De acuerdo con la ley, en particular el artículo 48 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, las comunidades ribereñas de Baja California Sur (BCS) se verán beneficiadas con la creación de esta nueva área marina protegida en virtud de la exclusividad de sus derechos de aprovechamiento y de la protección y restauración de las bases ecológicas de la pesca a escala regional.
Así, se considera la protección de un polígono amplio mediante la figura de Reserva de la Biosfera, con zonificación y ordenamientos específicos para cada área que mantendrán la conectividad biológica, dándole exclusividad en el acceso a los recursos a las comunidades pesqueras ribereñas, para incorporarlas en el manejo sustentable y de largo plazo.
Es esencial también que la Reserva de la Biosfera en el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano prohíba todo tipo de minería submarina y explotación de hidrocarburos dentro de su poligonal y en toda su zonificación.
Además de proteger a las comunidades ribereñas, y a la fauna marina local, la Reserva de la Biosfera tiene como objetivo promover el turismo de conservación y no consuntivo en Baja California Sur, toda vez que el turismo en la entidad representa 67 por ciento del pib estatal; asimismo, esta actividad y servicios conexos emplean a más de 60 por ciento de la Población Económica Activa (pea) en BCS (mientras que la pesca ofrece empleo sólo a 4 por ciento de la pea).
Se requiere, además, en aguas sudcalifornianas y del Mar de Cortés un factor de marca, calidad, atractivo, diversificación y competitividad para el sector turístico.
Es preciso asegurar los intereses de la pesca ribereña, en términos de acceso a recursos naturales y su promoción y conservación a perpetuidad, al igual que los ingresos y los empleos de los pescadores artesanales que de ello dependen.
Es urgente asegurar la preservación y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad del Mar de Cortés (alguna vez llamado por Jacques Cousteau «El acuario del mundo»), en particular preservar los ecosistemas y las especies en peligro o las amenazadas, endémicas, raras y las que se encuentren sujetas a protección especial.
Finalmente, la Reserva de la Biosfera asegurará el aprovechamiento pesquero sustentable de ecosistemas y especies, y proporcionará un campo propicio para la investigación científica.
La creación de esta gran Reserva de la Biosfera implica beneficios tales como:
- Los medios de subsistencia de quienes dependen de la pesca quedarán protegidos a perpetuidad.
- Las cadenas alimenticias o ecológicas tienden a reequilibrarse, y con ello no hay pérdidas de especies.
- Cuando los animales marinos son más abundantes dentro de una reserva marina, los adultos colonizan áreas externas, se desplazan, crecen y se reproducen en el nuevo hábitat.
- Las Áreas Marinas Plenamente Protegidas promueven la diversidad genética de las poblaciones, lo que les ofrece mayor resiliencia ante diversos fenómenos naturales y presiones pesqueras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario