Empresa

jueves, 12 de abril de 2018

Que siempre sí se van a Morena los dolidos «uceperos» de Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Tras de que los perredistas de la Unión de Colonias Populares perdieron el feudo tlahuica por postular a Marisel Alamilla para delegada –en un presunto acuerdo entre Gilberto Ensástiga y Rigoberto Salgado para favorecer a éste último, según declaraciones del dirigente del PRD, Edgar Martínez–, el avieso jefe de gobierno, Miguel Mancera, les dio refugio en la AZP, Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, para su sobrevivencia política.

Adalides de la honestidad valiente
Ellos se juntan...
Mientras Gilberto Ensástiga, cabeza principal de la subtribu –ya sin mecate– de la Unión de Colonias Populares de Tláhuac, busca proyectar relajación, serenidad y paciencia –como solía recomendar Kalimán, sólo que el ex delegado lo hace con sus Solines–, mediante sesuda disertación en su página de Facebook acerca de las preferencias de los capitalinos ya sea por perros o gatos como mascotas, no son pocos los que en esa red cuestionan acremente su renuncia al Partido de la Revolución Democrática a fin de ir a buscar una ubre en el partido Morena… El caso es que estos de la Unión o Parlamento Ciudadano como rebautizaron a su organización después, serán recibidos en ese partido por la candidata de López a la jefatura de gobierno, Claudia Sheinbaum (aunque como buenos vividores de la grilla politiqueril estos chapulines ni siquiera saben cómo se apellida su nueva jefa porque escribieron «Cheimbau» en su rústica convocatoria por Facebook) y Martí Batres como dirigente de Morena en la Ciudad de México –y habrá que agregar en el presídium a Rigoberto Salgado– el lunes 16 de abril a las 11 de la mañana, en senda conferencia de prensa para mejor alharaca mediática y pintada de violines a sus ex compañeros… Porque tras de la que estos uceperos consideraron como afrenta a Gilberto y, por consiguiente, a toda la pandilla, por parte de la cúpula perredista al no considerarlo para ninguna candidatura –ni Alcaldía ni Asamblea Legislativa ni Cámara de Diputados por los distritos de Tláhuac–, ellos que tan acostumbrados están a la buena vida a costa del presupuesto, sobre todo porque el avieso doctor MAME (Miguel Ángel Mancera) los mantuvo en la AZP (Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la humanidad de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta) dándoles manos libres para que el millonario recurso se entretuvieran publicando libros, decidieron tirar el arpa amarilla y correr a los brazos de López… Aunque francamente esto de la fuga de los perredistas a Morena porque no les dieron nada con qué comer con manteca al menos el próximo trienio, no debió sorprender a nadie, sobre todo cuando el 29 de junio del año pasado aquí publicamos las declaraciones de Edgar Martínez, dirigente del PRD en Tláhuac, en el sentido de que siempre hubo un doble juego de Ensástiga en su relación con Rigoberto Salgado y lo que pretendía aparentar ante la población… En afirmaciones que el ahora ex perredista nunca rebatió, Martínez aseguró que había una vieja alianza entre aquellos, y que al postular a su esposa Marisel Alamilla como candidata a la jefatura delegacional en 2015 lo hizo con el evidente propósito de favorecer a su ex colaborador y amigo, a quien había apoyado antes para que fuera diputado federal (En Tláhuac sí hay alianza entre los Ensástiga y Salgado)… El caso es que en el PRD acabaron por darse cuenta de la simulación que siempre había jugado este grupo de uceperos, y el principio del fin fue justamente cuando marginaron a Gilberto de todas las candidaturas… Así que los tlahuenses ya tendrán más motivos para botar a los morenos de Tláhuac, luego de que en 2015 lo hicieron con los uceperos, aunque por desgracia con su rechazo a la elección y el consiguiente alto abstencionismo que se registró, contribuyeron a abrir las puertas al primer narcogobierno en la demarcación… Al menos el candidato morenista a la alcaldía Raymundo Martínez Vite jura y perjura que él va a ser el primer alcalde porque ya están amarrados los acuerdos allá arriba. «Para dentro de tres años ya las cosas van a ser diferentes, pero por lo pronto, el siguiente trienio todavía será de Morena en Tláhuac», dicen que asegura… ¿Será?

No hay comentarios:

Publicar un comentario