Empresa

lunes, 13 de marzo de 2017

Mujeres tienen mucho que ofrecer para superar la crisis económica

Impulsa Conacyt en Oaxaca integración de mujeres indígenas en posgrados de calidad | Igualdad de género para el desarrollo de destrezas y habilidades en preescolar | Estereotipos de género en la Academia Mexicana de Ciencias, sólo hay 615 mujeres de dos mil 570 integrantes
«Todavía hay muchas mujeres que viven en la exclusión», dijo Aline Aguilar
Con la revolución capitalista apareció el hommo-economicus y la economía de mercado se consolidó de nefasta manera y legitimó el patriarcado, por lo que nuestro sistema responde exclusivamente a los intereses de un pequeño porcentaje de la población mundial… Pero, ¿quién es el hommo-economicus?, es un varón cuya edad oscila entre los 30 y 60 años, de raza blanca, rico, sano, generalmente heterosexual, de origen europeo y de referencia judeo-cristiana… Su poder es tal, que decide el futuro de toda la humanidad, y el mundo está organizado para satisfacer sus necesidades e intereses… De esa forma, Aline Aguilar representó al sistema económico en el que viven las mujeres en México, donde son mayoría y soportan el 40 por ciento del Producto Interno Bruto con su trabajo no productivo de cuidados, por lo que, dijo, «tenemos algunas cosas que decir a este hommo-economicus que maneja y domina al mercado», y qué mejor ocasión que el Día de la Mujer para hacerlo… Durante el foro que para conmemorar esa ocasión organizaron diversas organizaciones ciudadanas agrupadas en torno al Frente Popular Francisco Villa en la delegación Tláhuac, Aline Aguilar dijo que la reproducción social que las mujeres realizan en casa sostiene el funcionamiento del mercado, «un mercado que no reconoce el valor de ese trabajo», precisó la vicepresidenta de la Fundación Construyendo la Equidad para la Mujer, AC… «Los servicios sociales del Estado no podrían sostenerse si no fuera por la economía del cuidado de los niños, los ancianos y los enfermos», expuso… «Todavía existen desigualdades de ingreso, y las mujeres poco calificadas, a menudo las más pobres, viven en la exclusión», indicó… Recordó que la agricultura se encuentra en manos de grandes productores, lleva la perdida de la soberanía alimentaria y erosiona la producción doméstica, donde las mujeres jugamos un papel muy importante, precisó… «Aun cuando nuestra participación en el mercado del trabajo remunerado ha crecido, seguimos teniendo la responsabilidad del trabajo doméstico, por lo que debemos identificar y hacer visibles las contribuciones de las mujeres al funcionamiento del conjunto de la economía, creando políticas trasversales que tomen en cuenta tanto a hombres como mujeres», comentó… «Tenemos mucho que ofrecer para superar la crisis económica y todas las demás crisis que sufrimos –subrayó–, como la alimentaria, la ecológica o la sanitaria, por ejemplo». Crisis que, según dijo, resultan de un sistema predador como es el capitalista, donde «prima la ganancia inmediata y el individualismo se re beneficia de la mayoría»… Por ello, «hay que cambiar la estructura patriarcal y el modelo de poder, donde sólo los hombres deciden», insistió. «Tenemos que implementar modelos que permitan el mejor vivir de todos los seres humanos, para que todos tengamos acceso a lo básico, como son sanidad, vivienda, educación y un trabajo digno», apuntó… «Esta crisis es una oportunidad única para cambiar el sistema con todas las aportaciones que las mujeres pueden ofrecer tras de siglos, y siglos de invisibilidad», remató…
Aspecto del foro celebrado en la delegación Tláhuac
«Nadie debe tenernos lástima, sino respeto»
Araceli Mora Méndez, líder social del pueblo de Zapotitlán, dijo que hay muchas mujeres que han dado su vida por la igualdad y por ser tratadas con dignidad, «no dejemos que eso se quede ahí, sigamos adelante porque somos dueñas de nuestros sueños y metas, nadie nos puede obligar a nada que no queramos hacer, cada quien decide si quiere o no ser mamá, si desea casarse o no, cada una decide cómo hacer su historia y de qué forma deseará ser recordada», indicó… «Nadie debe tenernos lástima, sino respeto», puntualizó… El foro tuvo como objetivo la exposición de ideas a fin de unir pensamientos y esfuerzos, «porque desafortunadamente existe este día, cosa que no debía de ser», dijo Ruth López Villanueva.
Oaxaca
Impulsa Conacyt integración de mujeres indígenas en posgrados de calidad
Se espera que las becarias inspiren a más mujeres en sus comunidades
Con el propósito de impulsar la participación de las mujeres indígenas en la creación científica y tecnológica, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el gobierno del estado de Oaxaca y el Consejo Oaxaqueño de Ciencia y Tecnología (Cocyt) lanzaron la convocatoria para integrarse al programa Incorporación de Mujeres Indígenas en Posgrados para el Fortalecimiento Regional 2017… Por cuarta ocasión, las mujeres indígenas del estado fueron convocadas para ser beneficiadas con una beca que les permite cursar estudios de posgrado de tiempo completo, al cubrir cuotas de inscripción, colegiaturas, manutención, material académico y transporte. Son tres generaciones y más de cincuenta las mujeres que han sido favorecidas en años anteriores con este programa… «El propósito es reforzar las habilidades académicas de mujeres indígenas para su incorporación a programas de posgrado, con el objeto de contribuir a reducir las desventajas originadas por la marginación, la desigualdad educativa y la discriminación, favoreciendo el ejercicio de su derecho a la educación», explicó Carlos Ramón Vázquez Villanueva, subdirector de Diseño y Enlace del Cocyt… Manifestó que este programa busca crear igualdad de oportunidades en educación, en un estado con vasta diversidad de etnias… En esta ocasión, son 15 las mujeres beneficiadas por el programa Incorporación de Mujeres Indígenas en Posgrados para el Fortalecimiento Regional, en su mayoría, hablantes de lengua zapoteca y mixteca…
«Se espera que las becarias inspiren en sus comunidades a más personas y logren que estas puedan seguir sus estudios, de igual manera poder aplicar lo aprendido en sus respectivas maestrías y desarrollar algo importante en su comunidad y que estimule a esta para poder salir paulatinamente del rezago con que cuentan», dijo… Incorporación de Mujeres Indígenas en Posgrados para el Fortalecimiento Regional pertenece al sistema de becas nacionales del Conacyt denominadas Programas de Fortalecimiento Académico para Indígenas que, además de otorgar la beca y cursos de incorporación, implementa apoyos complementarios para adquisición de equipo de cómputo, proyecto de investigación, obtención de grado y reinserción a la comunidad con un proyecto productivo… «Estamos en periodo de cursos remediales y de fortalecimiento, contamos con 15 estudiantes. Los cursos dieron inicio el cinco de enero y culminan el 31 de marzo del presente año. Durante los tres meses de curso, las alumnas recibirán un apoyo económico que les permita dedicarse de tiempo completo al periodo de clases introductorias. En ese lapso cursan materias como matemáticas, inglés, cómputo, liderazgo, redacción y cultura general», detalló Biiniza Matías Pineda, jefa del Departamento de Promoción y Difusión del Cocyt… En Oaxaca, el programa entró en vigor en 2013 y ha beneficiado a 45 mujeres originarias de etnias como la chatina, chinanteca, mixe, triqui, mixteca y zapoteca. Actualmente, son 15 las beneficiadas por este programa, que se preparan para el ingreso a los distintos posgrados elegidos, como ciencias ambientales, marketing, desarrollo solidario, ecología tropical y ciencias sociales.
Educación
Igualdad de género para el desarrollo de destrezas y habilidades en preescolar
Impulsar el aprendizaje de las ciencias desde una perspectiva de género
Nuria Sanz
Con la convicción de que nunca se es demasiado pequeño para que la ciencia sea importante en el desarrollo de las destrezas y habilidades, en la posibilidad de estar en el mundo y en la capacidad de aprendizaje, concluyeron los trabajos del Foro Consultivo Internacional «Diseño de una Metodología para la Enseñanza de las Ciencias con Perspectiva de Género en Preescolar», celebrado recientemente en la ciudad de Puebla… Coordinado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en México (Unesco), en colaboración con la Fundación Siemens Stiftung y con Innovec (Innovación en la Enseñanza de la Ciencia AC), dicho foro conjuntó las experiencias y el diálogo abierto entre profesionales de la educación y la ciencia a fin de impulsar el aprendizaje de las ciencias desde una perspectiva de género, partiendo de una etapa preescolar… Al respecto, la directora de la oficina de la Unesco en México, Nuria Sanz, compartió parte de las conclusiones que se derivan de este foro, así como los compromisos que quedan por cumplirse… «Existe la convicción de que es necesario desarrollar más estrategias de enseñanza entre los tres y cuatro años –comentó–, tomando en cuenta la perspectiva de género como parte de las políticas transversales que implementa la Unesco, ya que es en esta edad cuando hay un momento cognitivo importante y definitivo para un apoyo integral que va a servir a lo largo de toda la vida para nutrir el conocimiento emocional, crítico y abstracto que tiene que ver con nuestras curiosidades y, sobre todo, con nuestra capacidad relacionada con la creatividad»… De igual forma, explicó, «México tiene una legislación para preescolar muy importante, por lo que ahora creo debemos acompañarla de contenidos muy pertinentes. Cuando hablamos de las ciencias siempre hemos querido dar una apertura para que la ciencia se aborde con equidad de género, no queremos que se quede sólo en la detección de científicos, lo que queremos es que nos sirva para una mejor sociedad, un mejor desarrollo de una conciencia social responsable. Queremos ciencia para la vida y consideramos que es importante empezar desde la más temprana edad»… Con respecto a la importancia de abordar estos trabajos desde una perspectiva de género, Nuria Sanz señaló que el Día Internacional de la Mujer cobra cada vez más relevancia, pero la Unesco mantiene siempre una política transversal del género que atraviesa y está presente, además de que debe evaluarse en términos de equidad de género. «Este año el mensaje de nuestra directora general tiene que ver con este tema, el del ejercicio de un derecho fundamental, porque no habrá desarrollo si evidentemente no se garantiza una igualdad de género. Entendemos que para lograr esa igualdad, el motor es la educación y por eso hemos impulsado y cruzado el Informe Mundial de las Ciencias de la Unesco y el Informe Mundial de la Educación de la Unesco y allí es donde vemos la riqueza de este foro»…
¿En quién recae primero la responsabilidad de cumplir el compromiso de impulsar la enseñanza de la ciencia con perspectiva de género?, se le preguntó…
«Es evidente que el niño no es el único responsable, que el niño y la niña no son los únicos sujetos de la frase. Aquí hemos visto más de 20 testimonios de niñas mexicanas de todas las clases sociales, demostrando que han sacado sus capacidades adelante y han orientado sus propósitos, enfrentando muchos obstáculos, ellas son el exponente del éxito a través de un enorme esfuerzo. Por eso nos parece interesantísimo conjuntar más de 100 experiencias mexicanas, porque cuando nosotros nos asociamos con la Fundación Siemens Stiftung y, a través de ellos, con Innovec, vimos que una serie de herramientas pedagógicas, sobre todo las enfocadas en edades más tempranas, no estaban todavía adaptadas a las condiciones de México. Es por eso que hemos conjuntado las experiencias, pero más allá de eso vemos una predisposición a colaborar, a convertirse en mentores de la enseñanza de las ciencias a cualquier grupo de edad»… Sanz reconoció «una disposición para crear voluntariados, incluso de las niñas que quieren seguir siendo mentoras de otras niñas y niños». Asimismo, destacó el hecho de que por el foro salieron «buenas ideas, por ejemplo asociaciones entre la Unesco y otras organizaciones mexicanas para que se consolide de manera sistemática el acopio de la investigación, certámenes, becas, ayudas, y esta información se esté retroalimentando de manera constante»… «Otro actor importante –añadió– son las propias escuelas. Buscaremos que tengan una mayor disposición para que el póster de una convocatoria no quede como un papel asoleado sino que se fomente la importancia de la participación, de cómo hacer posible un sueño»…
¿Cómo enfrentarán los retos de enseñar ciencia los maestros y maestras?
«Con estrategias. Ellos son un punto clave porque son los grandes traductores de la ciencia a la realidad, a la realidad de un aula, porque en México especialmente existe una diversidad. Hay aulas multigrado, hay alumnos que hablan tres lenguas indígenas y el profesor solo una y además no la escribe, esas son complejidades y representan una riqueza, pero también una dificultad… Lo que hacemos con esto es diseñar una estrategia pedagógica y la vamos a diseñar con ellos y no para ellos, invitándolos a sesiones en las que pedagogos, científicos, maestros y maestras vamos a trabajar juntos para establecer una guía pedagógica para el preescolar, basado en lo que Siemens ya ha desarrollado. Lo que queremos es que antes de que acabe el diseño de esa herramienta pedagógica, así como la capacitación de los maestros, podamos observar cómo trabajan con los niños para entender mejor los procesos y la comunicación que tienen con ellos. Queremos ver esa dinámica porque será fundamental antes de terminar de diseñar cualquier estrategia»…
¿En qué tiempo se tiene planeado aterrizar de manera concreta estos nuevos programas de trabajo?
«Lo primero que haremos será recoger en una memoria documental y un video explicativo lo que se discutió en este foro y los testimonios. Habrá constancia de todo este ejercicio colectivo, multidimensional. A partir de ahí iniciaremos, con un equipo de consultores y expertos, a diseñar estrategias. Iniciaremos las capacitaciones con los maestros y pensamos que en unos 18 meses podemos tener un primer resultado que algunos estados como Puebla implementarán», concluyó.
Obsolescencia
Estereotipos de género en la Academia Mexicana de Ciencias, sólo hay 615 mujeres
Un Premio Nobel dijo que las mujeres en los laboratorios implicaba un enamoramiento
y una reacción de lágrimas si se sentían criticadas
Los estereotipos de género, presentes en muchos ámbitos de la sociedad, consiguen hacer brecha en la igualdad de oportunidades y en la falta de desarrollo social. La educación y las ciencias no se escapan a esto y como ejemplo basta observar las cifras de la propia Academia Mexicana de Ciencias (AMC), la cual solo tiene 24 por ciento de participación femenina, ya que de los dos mil 570 integrantes, solo 615 son mujeres… Estos datos fueron dados a conocer en la conferencia Ciencia y educación: hacia una enseñanza sin estereotipos de género, que impartió la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, bióloga, catedrática, investigadora y académica de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el marco del Foro Consultivo Internacional «Diseño de una Metodología para la Enseñanza de las Ciencias con Perspectiva de Género en Preescolar»…
«Lágrimas en el laboratorio»
Rosaura Ruiz
Dijo que los estereotipos sustentados en ideas preconcebidas aún se manejan en altas esferas de la academia, y como ejemplo mencionó las declaraciones del Premio Nobel de Fisiología 2001, Tim Hunt, quien aseguró que la presencia de las mujeres en los laboratorios implicaba un enamoramiento y una reacción de lágrimas por parte de ellas si es que se sentían criticadas… El estereotipo de la debilidad y la falta de validación como científicas se hizo presente en este desatinado pronunciamiento, aseguró Rosaura Ruiz, al destacar que la participación de la mujer en el ámbito científico no puede trivializarse sino que al contrario, tiene que ir acompañada de la destrucción de modelos tradicionales que también afectan la ciencia en sí misma… «Tenemos estereotipos y hay que cambiarlos no sólo en la escuela, sino también en la casa. Podemos verlo en los propios juegos que se comercializan para niños y niñas. La problemática se agrava con las niñas y más si son indígenas, pero en general también hay que combatir los estereotipos que sufre la ciencia en general, es decir, impulsarla y favorecer que los profesores y profesoras se eduquen mejor y no solo en ciencias, también en disciplinas como literatura o arte»… Se pronunció por un trabajo conjunto entre el núcleo familiar, la escuela, la sociedad y, por supuesto, las políticas de gobierno, a fin de que se impulse el acercamiento de las niñas y las mujeres a las ciencias… «En México, el primer acercamiento con la ciencia que muchos niños tienen es en la escuela, no en su casa. En este sentido, es de reconocer el arcaico esquema de la mujer en nuestra sociedad, reforzado por la educación, pues esto representa la domesticación de los papeles genéricos, los cuales han sido trascendentales en el desarrollo de las mujeres, particularmente, en cuanto a su papel en el ámbito científico. El sesgo que los docentes transmiten sobre las ciencias básicas como áreas propias del sexo masculino es parte también de los estereotipos que hay que erradicar», mencionó…
Fortalecer la educación y las políticas públicas
Reconoció que el problema de la discriminación sustentada en los estereotipos y la falta de participación femenina en ciertas áreas de las ciencias también se relaciona con estrategias inadecuadas… «Nos hace falta una política de mayor desarrollo científico en general, empezando por tomar a las mujeres en cuenta para los puestos importantes, de lo contrario se tratará de una simulación». Consideró que en el foro también se puso en evidencia la cantidad de talento que se pierde en México «por los niños y niñas que no son impulsados o por los profesionistas que luego de prepararse no encuentran plazas»… Insistió en la necesidad de involucrar a los gobernantes en la importancia del desarrollo científico y tecnológico, pues aseguró que aunque el tema suele estar presente en los discursos, en la práctica ya no aterriza y muchas de las políticas de desarrollo científico se sustentan en acuerdos internacionales ya establecidos que poco abonan a la innovación… «No hemos convencido a los gobernantes de la importancia de la ciencia y de la participación femenina. Creo que una de las razones tiene que ver con la formación de nuestros diputados, senadores, de quienes toman las decisiones, no han entendido la importancia de la ciencia. Por otra parte, están las políticas que dejan fueran a muchos mexicanos; políticas internacionales que capitalizan la ciencia y la generación de tecnología. Recordemos cómo al inicio del Tratado de Libre Comercio se criticó mucho el papel que tendría México en el ensamble de partes, su participación sólo como maquilador, y esa política permaneció, ahora hay una oportunidad para cambiar eso y pensar en crear e innovar, por eso hay que fomentar la participación de los niños y niñas en la ciencia, evitar los estereotipos e introducir las perspectivas de género», concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario