Empresa

jueves, 9 de marzo de 2017

Crecimiento poblacional agravará la contaminación lumínica mundial

Exceso de iluminación también puede tener efectos adicionales sobre la salud, al provocar estrés, irritabilidad y cansancio, aseguró director del Conacyt | Preservar las noches oscuras es una causa noble, es más que una causa romántica, e incluso es más que una causa de observación científica, dijo | Es un error considerar que una ciudad es más importante si genera más luz, porque lo que está haciendo es generar más contaminación lumínica
En el ser humano la melatonina se ve afectada por el exceso de iluminación
Debido a que el firmamento es patrimonio común de la humanidad y es un recurso natural y cultural, el cual debe estar libre de contaminación lumínica tanto en México como en el mundo, fue publicado el libro El derecho a los cielos oscuros, con las experiencias, información y reflexión colectiva de diversos grupos de trabajo… El ejemplar es una colaboración entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Oficina en México de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la Coordinación de Investigación Científica de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Academia Mexicana de Ciencias... Durante la presentación del libro, Nuria Sanz, directora y representante de la Unesco en México, recordó que dicho esfuerzo comenzó con la idea de convocar a una reflexión múltiple que estaba en manos de los astrónomos, del público en general, los sociólogos, arqueólogos y los antropólogos, así como de niños y niñas. «Somos una agencia especializada de las Naciones Unidas que ha trabajado durante 70 años en la cooperación y pensamos que este tema de los derechos a los cielos oscuros abría una ventana para la Unesco en el marco de la agenda 2030», dijo… Pensaron que México era un lugar para realizar la reflexión, porque la contaminación lumínica en el mundo va en aumento y se ve en el crecimiento exponencial de la urbanización en los índices que marcan las Naciones Unidas… «En México ya ocurrió hace dos generaciones, junto con Sao Paulo, Osaka y grandes urbes chinas, que han superado los índices mundiales. Sin embargo, hay países que no tienen tanta urbanización ni tantas áreas naturales protegidas como las tiene México, donde la polución de carácter lumínico afecta procesos de anidación de las aves, de las cadenas migratorias de especies protegidas, de los insectos», indicó… Al decir de Sanz, en menos de 10 años y debido al crecimiento demográfico, se prevé que más de tres cuartas partes de la población mundial residirán en entornos urbanos, lo que agravará los niveles de contaminación lumínica e impactará de manera importante el medio ambiente… Mencionó que la Unesco ha trabajado en lugares de patrimonio mundial, los cuales coinciden con las ventanas abiertas al universo y siempre han sido lugares culturales apegados a la exploración del cosmos. «Los grandes sitios arqueológicos del mundo tienen que ver con la franja central del Pacífico, y en los últimos 30 años no hay tanta pretensión a incluir en la lista de Patrimonio Mundial sitios astronómicos, porque en muchos lugares se ha perdido esa condición de visibilidad que forma parte de su atributo como valor universal estacional», expresó… Desde su punto de vista, el continente americano ha consagrado mayores monumentos y ruinas arqueológicas a la exploración y conocimiento del cielo. «Tikal y Machu Picchu, con sus grandes observatorios astronómicos; el mundo maya desde Chichén Itzá hasta Monte Albán; Teotihuacán, Copal y todo Centroamérica, así como Perú y Bolivia, todos estos lugares han jugado un papel importante en esta reflexión», afirmó… También dijo que existen importantes centros como el caso del Observatorio Nacional Astronómico de San Pedro Mártir, en Ensenada, Baja California, el cual ha marcado la agenda local y nacional con una serie de hitos que permiten pensar en una política pública a nivel local, efectiva y eficaz… Todas estas reflexiones fueron expuestas en la reunión internacional «Derecho a los cielos oscuro» que se llevó a cabo en la Ciudad de México en enero de 2016…
Se estima que el ojo humano puede ver casi cinco mil objetos celestes en una noche
oscura, pero por la contaminación lumínica sólo puede ver el uno por ciento
La melatonina en humanos se ve afectada por iluminación
Al decir del director general de Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, está comprobado que en el ser humano la melatonina se ve afectada por un exceso de iluminación, y que también puede tener efectos adicionales sobre la salud, al provocar estrés, irritabilidad y cansancio, así como otras consecuencias… «Nuestra salud y el ciclo del sueño son vulnerables a la contaminación lumínica. Preservar las noches oscuras es una causa noble, es más que una causa romántica, e incluso es más que una causa de observación científica; es también una forma de proteger nuestra salud y el medio ambiente. Además de los beneficios económicos que tendría, habría que ser más cuidadosos por los enormes costos que tiene», señaló… Aseguró que en temas urbanos hay una enorme tendencia errónea en la planeación de ciudades de inmediatamente generar una capacidad lumínica mucho mayor de lo estrictamente necesario… «Prácticamente hay una distorsión», manifestó, porque se considera que «una ciudad es más importante si genera más luz, más contaminación lumínica». De ahí que se piense que «una ciudad se ve que progresa si tiene un enorme derroche de uso de luz por las noches. Hay una enorme cultura que se tiene que modificar», advirtió... Por su parte, el coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, William Lee, mencionó que el derecho a los cielos oscuros significa normar y proteger el cielo, ya que es una herramienta para fomentar el desarrollo de la ciencia«Preservar los cielos oscuros quiere decir: Diseñar una iluminación inteligente y propiciar un respeto al medio ambiente, pues la contaminación lumínica es lo mismo que la contaminación del aire o visual, y algunos de los procesos ecológicos como la migración de algunas especies se ve afectada por el exceso de luz, incluso llega a afectar los ciclos circadianos del humano», comentó el exdirector del Instituto de Astronomía de la UNAM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario