Empresa

miércoles, 1 de marzo de 2017

Miguel Barbosa decidió asir por la cabellera a la diosa semi calva

López, «el líder más importante de la oposición al régimen neoliberal»: Gilberto Ensástiga | Cuauhtémoc Cárdenas comparte la experiencia de historiar a su padre
Barbosa visto por Efrén
A la ocasión la pintan calva
La actitud del senador Miguel Barbosa Huerta –del PRD– de torcer por Andrés Manuel López, líder moral de Morena, al anunciar sin tapujos ni melindres que –como a la ocasión la pinta calva– él se agrega a la lista de quienes van a apoyar al adalid de la honestidad valiente en su machacón interés por la silla presidencial, pero ahora para la elección de 2018, sólo vino a ratificar la percepción generalizada que de oportunistas y logreros tiene infortunadamente la descomunal mayoría de políticos mexicanos –aunque de sobra es conocido que en otras partes también se cuecen habas–… Eso de no guardar las formas ni el decoro al participar públicamente su adhesión a la causa de un actor del vodevil de la política, y que para colmo de morbos pertenece a un partido distinto, sólo refleja la vileza de alguien que ha hecho de la perfidia y la farsa su razón de reptar (en las dos acepciones de la palabra), transar y subsistir… Sobre todo, cuando tiempo antes se había desvivido por ponderar las presuntas virtudes de otro suspirante presidencial, como fue el caso de Miguel Ángel Mancera… Sin embargo, el –por cierto– coordinador de la bancada perredista en el Senado no sería el único chaquetero –por aquello de cambio de bando–, debido a que tendría el respaldo de al menos la mitad de quienes la integran, por lo que esto significaría una desfachatada insurrección partidista… De ahí la desvergonzada contestación del senador a los reporteros cuando le cuestionaron si se iba a quedar solo en la bancada, así como de la condicionante que marcó para irse definitivamente del partido del sol azteca, significada en la inminente alianza que los líderes perredistas estarían por concretar con sus homólogos del PAN para el 2018…
Rumbo al 2018... Con el Peje López por supuesto
Lo cierto es que la adhesión de Barbosa y once pseudoperredistas más, independientemente de la legión de militantes que ven en López la ocasión para salvar el registro del partido y, por qué no, el «renacimiento» del mismo y de sus personas por vislumbrar un horizonte de oportunidades laborales, debido a que el gabinete federal es tan vasto que ahí tendrían cabida todos en caso de que el mesías de Macuspana gane, viene a ser lo mismo si en burdo partido de futbol una de las oncenas decide que su ídolo es el capitán del equipo rival y por tanto optan por abandonar la cancha mucho antes de que concluya el tiempo reglamentario… Tampoco se puede ocultar el hecho de que al ser un partido de tribus etiquetadas como revoltosas y perjudiciales, el PRD ha sobrevivido de milagro, tras de que ni su propio constructor –Cuauhtémoc Cárdenas– los aguantó… Así que de seguir el curso de las cosas, y de terminar por imponerse la voluntad de Barbosa y sus seguidores, lo que queda del partido podría acabar en una especie de changarro de enlace funcional donde se apoye a todo tipo de candidaturas, previa discusión de planteamientos en los que determinen si quien les solicite su respaldo es o no de las llamadas izquierdas… Después de todo, el rollo de «las izquierdas», como el de la ecología y todo aquel argumento reivindicatorio y liberador, también significa potencial negocio en el lucrativo oficio de la política mexicana, de ahí que a muchos ya les apremie ser investidos como apóstoles del rayito de esperanza, aun cuando se encuentren en corral ajeno, como el madrugador Barbosa que con todo y su impúdico desplante, con el argumento de que tiene derecho a emitir su opinión y pronunciarse en favor de alguien, sea o no del partido, se fue a la cargada con López, pero sin renunciar a la presidencia de la bancada perredista en el Senado ni mucho menos renunciar al partido…
Un viejo tuit del entonces del líder del PAN al senador... 
Al final de cuentas, si los niños y los borrachos dicen siempre la verdad, como reza el popular refrán, el adagio en boga indica que no hay político que la baile sin guarache, por aquello de que siempre persigue un fin que le redituará excelentes dividendos a su persona… Así como la de todos aquellos perredistas y demás convenencieros de otros partidos políticos que mediante la figura de López el impoluto, han percibido a la diosa romana de la oportunidad, la mujer de hermosa cabellera larga que le cubre el rostro y es calva por detrás, sostiene un cuchillo en la mano derecha y se encuentra parada sobre una rueda en movimiento, de ahí que no estén dispuestos a dejarla pasar por enfrente sin cogerla de la cabellera, porque cuando termine de pasar no tendrán de dónde sujetarla debido a que las buenas ocasiones sólo pasan una vez y no existirá otra igual… Por eso aquello de que «a la ocasión la pintan calva», o lo que es lo mismo, como escribió Luis de Góngora, «ándeme yo caliente y ríase la gente. Traten otros del gobierno, del mundo y sus monarquías, mientras gobiernan mis días mantequillas y pan tierno»… Al tiempo.
PRD
López, «el líder más importante de la oposición al régimen neoliberal»: Gilberto Ensástiga
Que todos en el PRD son Barbosas
Tras de haber señalado que en poco tiempo Morena había demostrado ser «un proyecto nocivo para los tlahuaquenses», debido a que el escenario de inseguridad y violencia que se vive actualmente en la delegación es producto de un mal gobierno, como resultado de «una política nociva y un menosprecio a los pobladores de la demarcación», el ex delegado perredista de Tláhuac Gilberto Ensástiga, aseguró hoy en su cuenta de Facebook que «es evidente» que Andrés Manuel López «es el líder más importante de la oposición al régimen neoliberal»… Como portavoz del movimiento «Mi.iZ» (Militantes de Izquierda), el dirigente de la corriente perredista Parlamento Ciudadano (antes Unión de Colonias Populares), publicó hoy en esa red social que el liderazgo de López «es una realidad que se va reconociendo nuevamente dentro del Partido de la Revolución Democrática a través de una constante de pronunciamientos de parte de múltiples liderazgos», pero sobre todo, apuntó «entre las base militante con larga membrecía en el PRD»… En abierto respaldo a la postura del senador Miguel Barbosa, Ensástiga Santiago señaló que el 2018 «se presenta como inmejorable ocasión para que la izquierda derrote electoralmente a la oligarquía neoliberal y sus partidos PRI y PAN», para lo que «la izquierda, partidaria y social, debe caminar unificada mediante acuerdos o en vía de hechos como sucedió en 1988»… Dijo que el PRD «debe impulsar la configuración de un bloque opositor nacional de izquierda que postule un solo candidato a la Presidencia de la República, el cual debiera ser el mejor posicionado de entre quienes han hecho público su interés al respecto» (quien sería obviamente López, quien por ser el sempiterno candidato en la actualidad encabeza las encuestas realizadas por algunos medios de difusión ávidos de lectores)… Por consiguiente, pidió a sus correligionarios que exijan al PRD, a sus órganos y liderazgos, «a reconocer la línea político-electoral hacia el 2018 que aprobó por unanimidad el más reciente Congreso Nacional del partido: por la izquierda, desde la oposición, y sin el PRI ni el PAN»… También pidió que el apoyo al líder moral de Morena «debe ser discutido a lo largo y ancho del partido y en especial en sus órganos de dirección política, con el propósito de adoptar una resolución política que ponga en un primer plano los deberes del PRD frente al futuro político inmediato de México»…
Solidaridad con Barbosa
En cuanto a la postura de Miguel Barbosa, Ensástiga expresó a nombre de la agrupación referida su «solidaridad y respaldo», y dijo que aquel simplemente «ha ejercido su libertad de opinar y convocar al partido a discutir temas sin duda relevantes cuyo tratamiento debería estar procesando la dirección nacional» (Alejandra Barrales)… Dijo que la propuesta del líder de la bancada perredista en el Senado «no contraviene la línea política ni el estatuto de nuestro partido, aprobados por el Congreso Nacional, con independencia de que haya quien sí y quien no la comparta»… Consideró que «varios dirigentes del partido deberían aprovechar la oportunidad para acreditar su respeto por la opinión de los demás y tomar parte con seriedad y responsabilidad en un debate que no admite postergaciones»…
Elección mexiquense
Por otra parte, dijo que es preciso subrayar la importancia de la elección de la candidatura al gobierno del estado de México por parte del PRD, hasta ahora convocada para llevarse a cabo mediante una elección abierta… «Consideremos que lo pertinente sería un acuerdo político para postular un candidato que cuente con el respaldo del conjunto del partido y, con ello, eludir las tropelías que algunos grupos han estado anunciando», indicó… De cualquier forma, señaló, «como paso siguiente a la designación, debería el partido proponerse dar otro paso en la vía de unificar las candidaturas del PRD y Morena con el propósito de lograr derrotar tanto al PRI como al PAN, los cuales están ofreciendo la aplicación de la misma política ya conocida, para dar lugar a un gobierno de izquierda que implante un nuevo régimen político democrático en la entidad, que acabe con la corrupción e implante un programa social»… Para Ensástiga Santiago, «la izquierda tiene en sus manos la solución democrática de la crisis de legitimidad que vive el poder establecido para avanzar hacia un nuevo régimen político en el país».
Libro
Cuauhtémoc Cárdenas comparte la experiencia de historiar a su padre

Cárdenas por Cárdenas, libro escrito por Cuauhtémoc Cárdenas —el único heredero no sólo biológico sino ideológico de uno de los grandes estadistas del siglo XX mexicano—, «es un manifiesto político, es una brújula, es una guía indispensable para este país. La figura de Lázaro Cárdenas es un recordatorio de que otro México es posible, es una demostración histórica no solamente de cómo podemos ser, sino de cómo debemos ser», señaló la historiadora Anna Ribera Carbó… Al decir del autor, el libro hurga más allá del sexenio cardenista (1934–1940) para encontrarse con los ideales que le forjaron durante su infancia y juventud. Sólo así puede comprenderse su apuesta por una empresa tan abarcadora una vez llegado a la Presidencia: reparto agrario, fomento del indigenismo, organización política y laboral de carácter social, educación socialista, expropiación petrolera y relaciones exteriores soberanas… La base documental de este volumen, explicó Cuauhtémoc Cárdenas, son los apuntes de su padre, un hombre de su época que a su vez quiso delinear tiempos mejores. Desde los 16 años y hasta unos días antes de su muerte, Lázaro Cárdenas llevó una conversación consigo mismo. En sus apuntes se observa una constante: la mirada crítica sobre la realidad mexicana… «En sus anotaciones más tempranas queda claro su deseo de sobresalir, pero sobresalir para hacer un beneficio al país. Una convicción que empieza desde su primera formación educativa, intelectual, ideológica, hasta el último momento de su vida», dijo… Algunos de los temas que afectaron a su padre en sus últimos años fueron el asesinato del líder agrarista Rubén Jaramillo, y las represiones a los movimientos ferrocarrilero y estudiantil de 1968, sin haber logrado el excarcelamiento de los presos políticos, refirió Cárdenas Solórzano… El tres veces candidato a la presidencia de la República recordó que él se encargó de la publicación de los apuntes de su padre tras de su fallecimiento en 1970, los cuales fueron sacados a la luz dos años más tarde por la UNAM. «Desafortunadamente mi padre no conservó muchos de los manuscritos de estos apuntes, y lo publicado corresponde a lo que dejó transcrito»… Lázaro Cárdenas consideraba el pensamiento de José María Morelos y Benito Juárez, pero no siguió un modelo. «Admiraba a muchos personajes de la Independencia, a varios reformistas y revolucionarios, sobre quienes se instruyó durante sus años de educación; siempre fue un ávido lector», apuntó su hijo… Las más de 700 páginas y 25 capítulos que integran Cárdenas por Cárdenas (Editorial Debate) apenas resultan necesarias para historiar al expresidente. No obstante, como explicó el historiador Saúl Escobar, investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, el relato puede dividirse en tres grandes apartados: sus años de formación, desde su infancia en Jiquilpan, Michoacán, hasta su arribo a la presidencia; su mandato propiamente dicho, y sus años fuera del poder…
Los historiadores Saúl Escobar y Anna Ribera Carbó con Cuauhtémoc Cárdenas. A
la derecha el moderador Diego Prieto
Cada vuelta de página representa la entrada a un momento clave de la historia mexicana. Ahí está el hombre que en sus aspiraciones políticas terminó ligado al grupo sonorense de la Revolución Mexicana, en particular con Plutarco Elías Calles, pero que también supo acabar oportunamente con el Maximato para dejar su propia huella… Escobar recurrió a un hecho que Cuauhtémoc Cárdenas le refirió en una entrevista: «El periodo de 1925-1927 fue muy delicado en las relaciones de Estados Unidos y México, debido a la aprobación de la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional en el ramo del petróleo. Ley que rechazaron tajantemente las compañías extranjeras instaladas en nuestro territorio y que fue respaldada por el gobierno estadounidense. En esos años el gobierno mexicano tuvo conocimiento de manera un tanto complicada, de un plan secreto para invadir al país… Por ello el general Calles giró instrucciones a Lázaro Cárdenas, a la sazón comandante militar de la Huasteca, en el sentido de que si se realizaba la invasión de las fuerzas extranjeras, de inmediato procediera a prender fuego a todos los pozos petroleros. Ambas cosas nunca sucedieron, pero es testimonio de cómo en un momento de crisis se requiere de una postura firme», dijo, en franca alusión a la endeble postura del gobierno del presidente Enrique peña Nieto ante los embates del presidente estadounidense Donald Trump… Por su parte, Ribera Carbó hizo hincapié en que muchos de los cometidos llevados a cabo por Lázaro Cárdenas en su gobierno y años después, fue en apego y en ejercicio a lo asentado en la Constitución Política de 1917, convirtiéndose en la principal arma de su gestión y conducta personales… En tanto que el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto, refirió que la transformación radical de México que Lázaro Cárdenas emprendió siendo su presidente, se apuntaló con la creación de instituciones que hasta el día de hoy reflejan lo mejor del país, ejemplo de ello es el INAH… Definió al general Cárdenas como el mayor estadista de nuestro país en el convulso siglo xx, un personaje de convicciones, pero también de gran sensibilidad ante la problemática social de su pueblo… Prieto fue el moderador de la charla que el ingeniero y político mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, quien ha sido una figura central en la búsqueda de la transición democrática del país, sostuvo con los investigadores Anna Ribera Carbó y Saúl Escobar Toledo en la Feria Internacional del Libro de la UNAM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario