Empresa

lunes, 5 de junio de 2017

Al edil vallechalquense por lo visto le gusta hacerle al cuento

Desde que supuestamente sufrió un atentado, jamás se ha dejado de vendar la mano derecha aunque por lo visto no tiene ninguna lesión | A últimas fechas le ha dado por ponerse un guante sobre la venda y, además, cubre boca para hablar en público | Por lo pronto, entre los empleados de la presidencia municipal de Valle de Chalco comienzan a cruzar apuestas acerca del tiempo en que se quitará la venda de la diestra

Nomás falta que un día de estos aparezca en sus actividades públicas con el
rostro cubierto con una máscara de luchador
Según recuerdan los antiguos de la región vallechalquense, jamás habían tenido un presidente municipal tan fachoso como el actual, tan proclive a llamar la atención como para buscar un reconocimiento o compasión con tal de trascender… Por fortuna, nuestros señalamientos a la desmesurada forma de rendirle pleitesía por parte de los de su oficina de comunicación social al parecer tuvo eco, y ahora sus comunicados en la red social de Facebook ya no son tan estrambóticos ni rastreros como antaño… La cuestión está en ese vendaje que el edil trae en su mano derecha con el que se le puede ver invariablemente en todas sus presentaciones públicas, y que ha sido como su rasgo distintivo desde que supuestamente sufrió un atentado, y dicho por él y replicado por los de su oficina de prensa, no quedó bien de la cabeza… Lo curioso es que aparentemente el tipo no tiene ninguna lesión en la mano derecha, porque igual toma una pluma y garrapatea su firma como lo hizo el pasado 31 de mayo al firmar supuestamente un compromiso de pavimentar unas calles en la Colonia San Isidro… Lo que dio pie para que sus corifeos de prensa teclearan en esa red social que «el trabajo de un gobernante, debe ser atender sin distinción de ninguna índole desde el primero al último de sus gobernados, cumpliendo al pie de la letra sus demandas, gestiones, peticiones e inquietudes», por lo que ese día «a primera hora, con un centenar de gente como testigos», firmó «la próxima pavimentación con concreto asfáltico» de la Calle Norte 3…
Antes de tomar el micrófono y ponerse a hablar, primero se cubre la mitad del rostro
El caso es que hasta cubre bocas se puso, además de un guante negro sobre el vendaje en la diestra, lo que le hizo ver más fachoso que de costumbre… Para algunos, no está lejos el día en que de plano el presidente municipal se ponga una máscara de luchador para acabar con el cuadro… Y es que, por lo visto una y otra vez, el obnubilado edil no tiene ninguna lesión en esa mano, de lo contrario no hubiese ondeado con la diestra y singular alegría el lábaro patrio el pasado 15 de septiembre –cuando se disfrazó de Charro Ponciano y anduvo desfilando por Valle de Chalco–, mientras con la zurda jalaba el mecate que hacía repiquetear la campana sintiéndose como prócer redivivo… Eso se pudo ver en el video que quién sabe por qué causa, motivo o razón, los de su oficina de prensa volvieron a subir a la página de Facebook… En fin, que posiblemente esas secuelas psicológicas de las que un día habló en una actividad del DIF donde puso como presidenta a su hermana, a lo mejor sí tendrían que ver con eso de andar de fachoso en sus apariciones públicas…
Luego, ¡a escena!, porque una vez con el rostro semi cubierto como que ya adquiere
confianza y se desenvuelve con naturalidad
Y con eso de que nadie le puede decir que se ve mal porque quien lo haga correría el riesgo de ser puesto de patitas en la calle, el edil sigue con la creencia de que está imponiendo una moda muy estrafalaria por cierto… Mientras tanto, los de su oficina de porristas oficiales siguen como la burra al trigo con eso de que «es ya una costumbre y tradición» del edil –como si no le pagaran por cumplir con su trabajo–, «caminar a la par de ellos –suponemos que quisieron referirse a la gente con la que estuvo y se puso cubre boca por cuestiones que sólo él sabe– conociendo sus necesidades y buscando cómo resolverlas», a los que «enfáticamente les expresó que el (sic) no acostumbra a mentir (que se los diga a los de Ixtapaluca donde lo sorprendieron de farra con su novia), que cuando compromete su palabra; la cumple a cabalidad», y «haciendo ameno el momento a cambio los vecinos le prometieron un exquisito Ágape (así, con mayúscula porque será para el prócer vallechalquense), al término de dicha construcción», según registró el inspirado tunde teclas de la red social… Por lo pronto, entre los empleados de la presidencia municipal ya comenzaron a cruzar apuestas, algo parecido a lo de las quinielas en copas mundialistas de futbol, para ver cuánto tiempo más el alcalde va a tardar con la mano vendada… Hay quienes apostaron –de hecho son mayoría– porque Ramoncito llegará al final de su gestión con la diestra fajada, por lo que es necesario que se sumen otros que opinen lo contrario a fin de que el monto de la apuesta se vuelva más atractivo… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario