Empresa

miércoles, 10 de mayo de 2017

La terca y sospechosa cantaleta de negar al crimen organizado en el DF

Aun cuando comerciantes establecidos agrupados en Procentrhico han dicho que son extorsionados con pago de cuotas Hiram Almeida ignora denuncias | Mancera y su jefe de policía sólo reconocen «grupos organizados», «bandas específicas que trabajan en ciertas zonas», pero no las combaten a fondo | En Tláhuac por ejemplo el cártel local opera a la vista de todos y hasta parece tener la protección de quien debiera combatirlo

Curiosamente toda esa zona queda comprendida en dos delegaciones franquiciadas
al partido Morena, del adalid de la honestidad valiente (Foto: Excelsior)
Aun cuando hace unos días Santiago Roel, director de Semáforo Delictivo, aseguró que en la Ciudad de México se incrementaron los delitos en el primer trimestre del año, con homicidios en 13 por ciento, delito que viene en aumento desde agosto-septiembre del año pasado y se concentra en las delegaciones de Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, y la policía federal y miembros de las fuerzas armadas han logrado la captura de integrantes de cárteles de la droga en la capital, el obnubilado jefe de la policía capitalina Hiram Almeida Estrada, volvió a las andadas en eso de salir con su batea de babas a decir que el crimen organizado no opera en la Ciudad de México… A pesar de que los comerciantes establecidos agrupados en Procentrhico han denunciado que muchos de ellos son víctimas de extorsión por parte del crimen organizado, para el funcionario la Ciudad de México es un remanso de paz y tranquilidad –donde sólo operan raterillos de poca monta, dio a entender–… Lo grave es que el omiso jefe de gobierno, Miguel Mancera, por su delirio de suspirante aun cuando en los hechos demostró ser incompetente para el cargo, nunca le importó tampoco combatir de lleno a los cárteles de Tepito y Tláhuac, por lo que en la percepción de la ciudadanía tal omisión más que por su incompetencia, por supuesto interés y colusión ignora a las bandas del crimen organizado y ordena a su jefe de policía que nuevamente salga a negarlas en la capital del país… Y justo Almeida sale a decir que al menos él no tiene identificada la operación de bandas del crimen organizado en un ágape a las madres policías… ¡Qué poca! manera de ni ver ni oir a la ciudadanía capitalina en sus reclamos de seguridad y paz social, la cual debe convivir con escenarios de narcomenudeo y ejecuciones a causa de las disputas de territorios, nada más por el interés de un pusilánime gobernante que se la pasa despilfarrando millonarias cantidades del presupuesto público para promocionarse en los medios de difusión debido a su suposición de que la población es tan ignorante y manipulable que por sus inserciones publicitarias en medios va a salir a votar por él… La más reciente negación del pertinaz Almeida con respecto a bandas del crimen organizado en la capital, se debió a las capturas del chofer y escoltas de Dámaso López Serrano, el «Minilic» la noche del domingo pasado en el pueblo de San Francisco Tlaltenco, en la delegación Tláhuac, así como en Jardines del Sur, en Xochimilco, lo que confirmaría que esa zona forma parte de un corredor para el trasiego y venta de droga, luego de que desde hace años analistas han señalado que al menos Tláhuac era entonces el punto por donde entraba la droga a la Ciudad proveniente de Acapulco, en su camino hacia Chicago, vía Torreón… Sin embargo, para el jefe de policía de Mancera, ellos sólo reconocen «grupos organizados», «bandas específicas que trabajan en ciertas zonas», aunque no las combaten a fondo, a pesar de que dijo haber «realizado detenciones» por más que estas no sean de conocimiento público… En el escenario de narcoterror en el que se encuentran inmersos los pobladores de Tláhuac, los aparatosos desplazamientos de los cabecillas del cártel de la localidad en colonias como La Conchita son muy frecuentes y de ellos jamás se entera la policía capitalina. Pareciera que cuando entran en acción lo hacen como si estuviera previamente convenido con su presunta contraparte… De ahí que para Almeida lo único que reconoce es a los que robaban motocicletas o a transeúntes, pero solamente en la zona centro, donde según él se han hecho «grandes detenciones» y aseguramientos que permiten que en la Ciudad de México haya una condición de seguridad, debido a que todos estos grupos «no trabajan ni tienen contubernio con alguna estructura institucional de seguridad o procuración de justicia»… Sin embargo, la percepción de la ciudadanía en Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan es otra. Lo cierto es que la captura del chofer y escoltas del «Minilic» la hicieron elementos de la Secretaría de Marina y el Ejército, sin ninguna participación de la corporación de Almeida, además de que no le compete a éste ni tenían por qué informarle previamente, cansados de ver casos en los que cuando se le notifica a alguna autoridad local que las fuerzas armadas van a realizar algún operativo en su demarcación de inmediato se le da a los sicarios el correspondiente pitazo… Mientras tanto, la tenue línea entre el narco y la política parece irse diluyendo cada vez más, sobre todo en la Ciudad de México y algunas de sus delegaciones políticas… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario