Empresa

sábado, 1 de abril de 2017

«Gitanos y chaqueteros» se van del PRD en busca de mejores horizontes

Miguel Barbosa deja colgados de la brocha a todos aquellos perredistas que le hicieron segunda con aquello de que como López no hay dos | En Tláhuac, Gilberto Ensástiga le recrimina al senador que los haya dejado con la «víbora chillando» aunque desea «¡que le vaya bien!» | Sin embargo, dice que no va a renunciar sino que seguirá insistiendo «desde» el PRD por la unidad en torno a López como un solo candidato | Al final de cuentas poco importa que las pandillas, las de cuello blanco y las de polvo blanco, sigan explotando a la población tlahuaquense

Ambicioso
Cada quien su santo
El lunes el senador Miguel Barbosa renunciará formal-mente a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática luego de 23 años de permanecer ahí, según anunció tras de que no pudo sobreponerse a las circuns-tancias de haber torcido sin pudor alguno por Andrés Manuel López como el bueno para la silla presidencial en 2018, aun cuando éste fuera de otro costal de mejunjes izquierdosos. Se irá, pues, como todo gitano de la política filibustera, en pos de nuevos lances para ver qué consigue pescar en favor de su causa, una vez que exhibió la mezquindad que caracteriza a la gran mayoría de trapaceros del leviatán partidista mexicano… No será el único, porque en el vecino estado de México, también el lunes, Telésforo de la Vega Carrillo, presidente del comité municipal del PRD en Texcoco, también renunciará al partido para sumarse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y apoyar la candidatura de Delfina Gómez Álvarez por la gubernatura de dicha entidad… Como es costumbre cuando uno de estos puros y castos, abnegados y sufridos luchadores de sus personalísimas causas deciden en algún momento de su vida chaquetear de partido, Telésforo aseguró que el PRD «perdió los postulados de su origen y se ha instaurado en prácticas como el clientelismo, el fraude electoral y la compra de votos, principalmente en sus procesos internos»… Luego de que Barbosa expresó públicamente su simpatía por López, el senador aseguró que quienes dirigían al PRD buscaban una alianza con el PAN y veían como adversario al tabasqueño, además de que les provocaba «un horror enorme» que llegara a ser presidente… Afirmó que tras de un «análisis político» y por –¡el colmo del cinismo!– «un proceso de congruencia política personal» decidió «quedarse del lado del «polo progresista, del polo de izquierda», y apoyar al mesías de Macuspana…
Que le vaya bien, le deseo al senador Gilberto Ensástiga
En tanto que Telésforo justificó su oportunismo al decir que «no se trata de dejar un partido para sumarse a otro» con el que según él tiene identidad, «se trata de sumarnos al proyecto del cambio verdadero» que busca un gobierno de izquierda, «preocupado por los que menos tienen» (¿ellos como políticos en comparación con Carlos Slim, por ejemplo, son los que tienen menos?)… El caso es que Miguel y Telésforo estarán el lunes en el inicio de campaña de Delfina Gómez en la entidad mexiquense, y lo harán ya con su credencial de militantes de Morena, pero sobre todo confiados en que de su nueva aventura en la mafia de López algo bueno habrán de sacar… Habrá que ver si los 13 senadores de la fracción que apoyaban a Barbosa y, por ende, a López, también van a seguir a Miguel el próximo lunes a Toluca con matraca en mano para apoyar a Delfina… Pero sobre todo, falta por ver si aquellos del mentado movimiento «Mi.iZ» (Militantes de Izquierda) que en el PRD salieron del closet detrás de Barbosa cuando éste se deschongó desde el Senado en favor de López (Miguel Barbosa decidió asir por la cabellera a la diosa semi calva), también van a renunciar al partido del sol azteca para ir a hacer talacha a Morena… Por lo pronto, Gilberto Ensástiga en Tláhuac, quien tras de haber señalado en Mercado Sobre Ruedas que en poco tiempo Morena había demostrado ser «un proyecto nocivo para los tlahuaquenses», debido a que el escenario de inseguridad y violencia que se vive actualmente en la delegación es producto de un mal gobierno, como resultado de «una política nociva y un menosprecio a los pobladores de la demarcación» (Morena, proyecto nocivo para Tláhuac), el ex delegado perredista de Tláhuac Gilberto Ensástiga, aseguró a poco más de seis meses de haber dicho aquello que «es evidente» que Andrés Manuel López «es el líder más importante de la oposición al régimen neoliberal», y anunció en su cuenta de Facebook que al menos él no va a renunciar al PRD… El dirigente de la corriente perredista Parlamento Ciudadano (antes Unión de Colonias Populares), quien en respaldo de la asonada partidista de Barbosa desde el Senado consideró que el liderazgo de López «es una realidad que se va reconociendo nuevamente dentro del Partido de la Revolución Democrática a través de una constante de pronunciamientos de parte de múltiples liderazgos», en alusión al que él ejerce en su grupo, pero sobre todo, apuntó «entre las base militante con larga membrecía en el PRD», dijo no estar de acuerdo con las renuncias… Aun cuando dichas renuncias, dijo, «se ven con simpatía, las aplauden y las apremian», aunque no precisó quién, se limitó a apuntar que el partido del sol azteca vive momentos «complejos y difíciles», y después como que buscó aderezar la confusa situación del partido con la mención de temas como la constitución política de la Ciudad de México «en riesgo», los derechos humanos «en plena decadencia», la «impunidad y la corrupción crecientes» (sic), un PRD «diezmado por Yunes en Veracruz, Moreno Valle en varios estados y «con líderes perredistas cercanos», y «de paso en Chiapas, pero allí no pasa nada, silencio en los estados», como para que cuajara el efecto distractor, y rematar con un «¡Que le vaya bien a Barbosa!»…
Por lo pronto, el lunes empieza a hacer méritos en la campaña de Delfina Gómez
El caso es que por prudencia quizá, y por conveniencia sobre todo –porque van a continuar en el disfrute de la Autoridad de la Zona Patrimonial que le concedió a la tribu ucepera el ingenuo Miguel Ángel Mancera que sigue albergando sueños presidenciales–, nadie de ahí va a ser tan tonto como para abandonar su zona de confort. Por eso fue que el dirigente de dicha tribu echó mano del refrán «nos deja la víbora chillando», en alusión a que Barbosa literalmente los dejó «colgados de la brocha», porque primero los convenció de sumarse a la cargada en favor de López, desde el PRD obviamente,  y después, cuando ya aquel se dio cuenta del regadero de tepache que había hecho con su exabrupto madrugador –y la metida de pata, literal–, esto es, que el tiro mediático le salió por la culata, tiró el arpa y como no hay mal que por bien no venga, sobre todo cuando se tiene la tranquilidad de tener un ingreso tan pródigo como el de senador, tomó las de Villadiego y si te vi no me acuerdo… De ahí que Ensástiga no tuviera más remedio que anotar en su cuenta de Facebook que respeta la decisión de Barbosa, pero no la comparte. «La respeto como la de muchos que se han ido», indicó, para luego decir en tercera persona que habrá entonces que «seguir insistiendo desde el PRD», ¿más no dentro del partido, será?, que lo que se requiere es «la unidad de las izquierdas y un solo candidato al 2018»… Eso es, pues, lo fundamental en perredistas como estos, donde el bienestar y seguridad de la ciudadanía tlahuaquense, asolada por la pandilla de Morena que tiene el control de la administración local, es lo que ya menos les importa, como tanto alardearon en sus choros discursivos cuando mantuvieron el dominio del feudo y requerían de votos… De ahí que al menos en el primer año de la gestión morenista en Tláhuac, estos perredistas hubiesen mantenido la esperanza de recuperar la administración local debido al malestar generalizado de la población, sobre todo en materia de inseguridad –porque eso de las raterías de presupuestos y extorsiones a comerciantes establecidos so pretexto de reglamentos y normas siempre se va a dar esté un delegado del partido político que sea–, pero cuando vieron que iba a ser más fácil unirse a López que confrontarlo en las urnas, hicieron a un lado su presunto espíritu emancipador y reivindicador… Ninguna otra fuerza política en Tláhuac que no provenga del PRD podrá sacar a los morenos de la administración delegacional, eso lo tiene lo suficientemente claro la población, de ahí que habrá que ver cómo se van a dar las cosas en lo que resta de la gestión de Rigoberto Salgado, toda vez que con los recursos de la delegación y los que le confieren a éste otras fuerzas ciudadanas de aleatoria reputación, permite la presunta compra de voluntades incluso desde cuestionados miembros de la clase media empresarial que han aceptado fungir como prestanombres… De ahí que los morenos de facto consideren que Tláhuac es una franquicia que van a disfrutar por mucho tiempo, mientras que los morenos de dicho busquen por todos los medios congraciarse con quien usufructúa el cargo para conseguir una chambita o algún negocio que les reditúe algo, así sea a partir del 2018. Al final de cuentas poco importa que las pandillas, las de cuello blanco y las de polvo blanco, sigan explotando a la población tlahuaquense, sobre todo cuando las posibilidades de que un mesías trasnochado los cubra con su manto protector luego de que en 2018 reciba con singular contento y dilección el botín político significado en la Ciudad de México con la mayoría de las delegaciones y la Asamblea Legislativa… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario