Empresa

jueves, 11 de febrero de 2021

Apenas fue «purificado» alcalde de Milpa Alta y ya teje su cacicazgo

 Mercado Sobre Ruedas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

| La Columna de Zaratustra | |   

·        El «pequeño saltamontes» tiene visos de camaleón, dicen

·        A través de bots cucharean encuesta a modo del Big Data

·        Se alió con el Partido Verde y con el de Redes Progresistas

Alimentate bien (sic) es uno de los grupos de WhatsApp de Octavio
Rivero donde se dio la orden de votar por el alfil del edil

Resulta que apenas en Morena oficializaron el más reciente brinco del alcalde de Milpa Alta, Octavio Rivero Villaseñor, de un partido a otro, cuando el conspicuo chapulín de la grilla politiqueril, ya en su versión de «purificado y redimido» por la 4T, se puso a evidenciar que además de sus cualidades de saltamontes, también tiene «piel de camaleón».

¿Por qué decimos esto?

Nos dicen que a pocas horas de que Ulises García Nieto, presidente de Morena en la Ciudad de México, anunció la «purificación» de don Octavio como nuevo pastor del lopezobradorismo, empezó a mover sus piezas para garantizar su hegemonía en Milpa Alta, al ordenar a tres de sus más cercanos concejales que corrieran a afiliarse al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y a un cuarto más a registrarse como precandidato a la alcaldía bajo las siglas de Redes Sociales Progresistas, el partido con tufo a guerrera del tipo Elba Esther Gordillo, pero que, según nos explican, tiene al senador Ricardo Monreal operando sus hilos tras bambalinas. Después de todo, así se manejan las cosas en el vodevil de la política, donde los ciudadanos son los últimos en darse cuenta del real funcionamiento del show.

Así las cosas, Juan Gabriel Mejía Delgado, del PRD; Magali Alvarado, de Movimiento Ciudadano, y Alberto Melo, del PAN, éste último por cierto suplente del concejal y actual director general de Administración, Misael Pérez, acompañados de la ex diputada priista Karla Valeria Gómez, actual directora de Fomento a la Equidad y Derechos Humanos, posaron muy felices y contentos ante las cámaras del dizque Verde Ecologista a fin de sellar su cabriola al partido del tucán, y con eso garantizar que don Octavio tenga metido un pie en el partido que fue comodín del otrora poderoso tricolor y ahora es vil comparsa más (como Redes Progresistas) del morenismo.

¿Qué dirán en los pasillos del antiguo Palacio del Ayuntamiento, en particular doña Claudia Sheinbaum, cuando se enteren de que les están viendo la cara, porque al nuevo pupilo cargado de artimañas (y recursos sobre todo) suficientes como para que ayude al triunfo de Morena en Milpa Alta (y que para eso lo purificaron), anda en la tenebra (por aquello de los tenebrosos pactos) con tal de imponer su cacicazgo en tierras milpaltenses?

Por lo pronto, desde ayer en la encuesta virtual del portal noticioso Big Data, descubrimos que mientras el concejal morenista «del ala pura» de dicho movimiento, Edén Garcés Medina, llevaba clara ventaja, apenas superado por la legisladora local María Guadalupe Chavira, esta madrugada los bots y demás operadores de la granja que tiene sobre todo en WhatsApp el «pequeño saltamontes» del lópezobradorismo, léase el señor Rivero Villaseñor, recibieron la instrucción de «meterle más ganas para ganarle a Garcés». Pero son –de tal palo tal astilla– tan ingenuos o estultos, como usted lo quiera ver, que cometieron el error de compartir videos en los que se explicaba cómo los servidores de don Octavio debían burlar el sistema de encuesta del Big Data para votar las veces que quisieran e inflar el resultado a favor del otrora panista y furibundo crítico del presidente López Obrador, pero de igual forma hoy ya purificado por la 4T. Nos referimos, por supuesto, a Misael Pérez, cuyo chaquetazo de la derecha a la izquierda partidista seguramente podría ser considerado como un milagro de San Andrés, santo patrono de la 4T.

El «tutorial» que distribuyeron bots del edil

Para cucharear la encuesta del portal de Big Data

Así que mientras se les hace bolas el engrudo a los serviles incondicionales de don Octavio, nos aseguran que la encuesta «real» de Morena no contemplará al ex delegado José Luis Cabrera, por sus cuentas pendientes con el lopezobradorismo (recordemos su origen en las filas de los «chuchos» del partido del sol azteca), así como tampoco al ingeniero Antonio Valdés, porque se le tiene identificado como un personaje que apoyó al también ex jefe delegacional, Jorge Alvarado Galicia, en su tercero y exitoso intento de llegar a la silla delegacional.

Es previsible entonces que de no cambiar el género en cuanto a quién deberá ser el abanderado para la alcaldía, don Edén Garcés haga «la chica», como se dice en términos galleros, y en Morena le otorguen la candidatura. Pero si la candidata vuelve a ser mujer, los morenos «puros» barajan los nombres de Judith Vanegas Tapia, Edith Arrieta y la propia Guadalupe Chavira, a pesar del veto que –como es harto sabido– le ha impuesto la jefa de gobierno, doña Claudia Sheinbaum. No cabe duda los morenos de Milpa Alta se llevan muy pesado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario