Empresa

lunes, 4 de septiembre de 2017

Hace un año que comenzó a funcionar «La Carreta del Pacífico»


El restaurante cuyo presunto dueño es el delegado de Tláhuac, permanece con sellos de clausura tras del operativo del pasado 20 de julio | Originalmente iba a abrir sus puertas dos días antes, pero prefirieron no hacerlo por la amenaza que había de los padres de 64 desaparecidos para aguar la fiesta | Vecinos del lugar se enteraron de la construcción del restaurante luego de seis meses de infructuosas gestiones para que les repararan una fuga de agua | En la apertura hubo «patrullas rondando por el restaurante y en la entrada hubo personal de la delegación cuidando el ingreso al establecimiento»
En la inauguración hace un año
Hoy cumple un año de que abrió sus puertas el presunto restaurante del delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, actualmente clausurado debido a sus presuntos nexos con Felipe de Jesús Pérez Luna, alias el Ojos, abatido en el operativo del 20 de julio de la Marina Armada de México… Como aquí dimos a conocer en junio 30 del año pasado (Trabajadores de Tláhuac ayudan en la construcción de un restaurante), fue el 10 de enero de 2016 cuando comenzó el calvario para los vecinos de la calle Salvador Díaz Mirón, en la Colonia Santa Ana Poniente, de Tláhuac, porque luego de seis meses de gestiones, peticiones y reclamos, nadie de la administración de la cacareada «renacida» de una de las demarcaciones más atrasadas de la Ciudad, les había solucionado su problema, consistente en la fractura de un tubo de agua de 36 pulgadas, a consecuencia del paso de vehículos pesados por la angosta calle de apenas seis metros de ancho, en una zona donde se concentran varias fábricas que utilizan transporte pesado, causa daños en coladeras de drenaje, casas y postes de energía eléctrica y telefonía…
A los vecinos no les pudieron reparar una fuga de agua en seis meses, y en poco más de
48 horas trabajadores de la delegación conectaron red de agua al restaurante
Hubo trabajadores y equipo de la delegación
en la obra
Sin embargo, los vecinos se enteraron de la construcción de lo podría ser un restaurante propiedad del jefe delegacional en la demarcación (La exasperante levedad del no ser ni renacer del delegado de Tláhuac)… Como se recuerda, el restaurante canceló la inauguración que habían anunciado para el viernes dos de septiembre, según invitación impresa y vía correo electrónico, en cuyo volante se podía leer: «Pariente, Te esperamos este 2 de septiembre. Gran Inauguración sucursal CDMX», a nombre de «La Carreta del Pacífico», ubicado en Avenida Tláhuac número 6030, Colonia Santa Ana Poniente, Zapotitlán, al lado del Metro Nopalera, línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro…
Para dejar listo el restaurante en apenas unos cuantos meses los trabajadores estuvieron
noche y día
Listo en tiempo récord
De acuerdo con fuentes delegacionales, los habitantes de la demarcación, así como los padres de los 64 desaparecidos, amenazaron con presentarse el día que se llevaría a cabo la inauguración, con el fin de «echarle a perder la fiesta» al delegado… Fue por ello que se prefirió que el restaurante comenzara labores sin hacer nada en grande dos días después, debido a que se temía que se suscitara otro escándalo en torno al lugar… El diario Crónica en su edición de ese día registro testimonios de vecinos que señalaron vigilancia extrema en la zona: «patrullas rondaban por el restaurante y en la entrada había personal de la delegación cuidando el ingreso al establecimiento»… Un informante de dicho diario, al que se le identificó como José «N» a fin de evitar represalias en su contra, declaró que (el delegado) «sabía que si hacía la inauguración en grande habría pedo, más porqué se dijo que estaría el que le compuso el corrido a El Ojos (Felipe de Jesús Pérez Luna, líder de narcomenudeo). Los papás (de los 64 desaparecidos) acudirían a hacer un desmadre. Al menos eso le dijeron»…
Ahora el restaurante tiene definitivamente incierto futuro
Crónica refirió hace un año que el pasado 14 de julio había publicado que el delegado de Tláhuac «estaba utilizando recursos de su administración para construir el inmueble». Incluso citó que el tema había llamado la atención del Congreso de la Unión, el cual a través de la Comisión Permanente, el pasado miércoles 17 de agosto «exhortó a la Contraloría General de la Ciudad de México a llevar a cabo una investigación a profundidad», lo anterior, «luego de que envió a trabajadores de la demarcación a su cargo a realizar labores de construcción en un restaurante, que según vecinos, pertenece a su familia»… Por lo pronto, y mientras el proceso de destitución del delegado de Tláhuac sigue su curso en la Asamblea Legislativa, el restaurante continúa con sellos de clausura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario