Empresa

martes, 12 de junio de 2018

Morenos en fuga… Sí, en Tláhuac funcionarios buscan amarrar hueso

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Los partidarios de Rigoberto Salgado en la administración local se dividieron en dos, los que fueron en busca de Raymundo Martínez Vite a pedirle que los acoja en su seno y los que fueron a buscar refugio con Marco Polo Carballo, aprovechando que éste ya sacó el cobre y envió a sus operadores a quitar al menos una manta del candidato priista Emiliano Aguilar.

Desangela campaña de los de Morena en Tláhuac
El desolador panorama por la baja intención del voto en favor de Morena que desde la administración delegacional en Tláhuac perciben quienes ahí estaban como aferrados a defender una plaza cuya toma por una hueste rival es inminente, llevó a que los ya de por sí amilanados partidarios del delegado con licencia Rigoberto Salgado en angustioso y desesperado esfuerzo por sobrevivir al colapso que les viene –por la irritación social prevaleciente tras del escenario de narcoterror impuesto a los habitantes de pueblos, barrios, colonias y unidades habitacionales de la demarcación, desde que tuvieron la desdicha de que Tláhuac se volviera feudo de Morena– terminaron por dividirse en dos grupos… Como es sabido y la población ha podido constatar esa especie de perpetuación en puestos del organigrama delegacional a través de los años por parte de la miríada del chambismo partidista, por aquello de tomar la administración delegacional para medrar con los cargos exclusivamente y no para trabajar en favor del bienestar de los tlahuaquenses, los afligidos beneficiarios de los altos estipendios del servicio público andan que no ven la forma de asegurar su permanencia cuando menos por otro trienio… Sin la anuencia del delegado interino Félix Arturo Medina Padilla –otro de los peregrinos de la grilla politiqueril de los que muy seguido caen en Tláhuac y que proviene de la delegación Magdalena Contreras, colocado en la administración local como titular del Jurídico directamente por Andrés López el dueño de Morena–, los morenos en fuga, cuya aspiración es asegurar otro trienio en la chamba, optaron, unos –los más convencidos de que su partido en esa demarcación sí conseguirá sobreponerse a la situación adversa que según López le ha creado a Rigo la «mafia del poder» y no los presuntos nexos de su cabecilla con el abatido líder del cártel de la localidad–, por pedir en una reunión a su correligionario Raymundo Martínez Vite, candidato a la alcaldía –con quien definitivamente Rigoberto Salgado ni cruza saludo– celebrada en el salón de fiestas Mayté de Zapotitlán, que los acoja en su seno a cambio de que ellos promuevan el voto a su favor al menos entre amigos y familiares… En tanto que los escépticos, aquellos que de plano y ante la contundencia del rechazo de la ciudadanía tlahuense ya dan por perdida la plaza para Morena, fueron a ponerse a las órdenes de Marco Polo Carballo, candidato a la alcaldía del Frente por Tláhuac (PRD, PAN y MC), convencidos de que por la sobrevivencia en el organigrama bien vale la pena el chaqueteo, sobre todo porque algunos así lo hicieron cuando estaban en la administración de Angelina Méndez y antes de que llegara el día de la elección torcieron por Salgado, aunque ya ve usted que hay muy firmes testimonios acerca de que los mentados «uceperos» (los de la ínclita unión de colonias populares que mangoneó la administración delegacional nueve años) estaban conchabados con el celebérrimo «Rigoñas» para que éste ganara, como finalmente así sucedió… Así que si Carballo le gana la elección al empresario Alejandro Durán, el candidato del Partido Verde Ecologista (sic) de México (porque fuera de ellos no se ve quién más pueda sacar a los morenos de la administración), lo más seguro es que en su gestión (y como dictan los usos y costumbres de los izquierdosos en Tláhuac) la gente siga viendo incrustados en los huesos más cotizados del organigrama a los mismos vividores de siempre que antes fueron perredistas y hoy son morenistas, pero que al final vienen siendo la misma gata, nomás que revolcada. Esos que se la viven extorsionando al comercio establecido con clausuras a sus establecimientos para sacarles dinero o, bien, gorreando lo que pueden…
Morenos en trance
Lo cierto es que los morenos en Tláhuac están que no los calienta ni el sol, por aquello de que sus candidatos, sobre todo Martínez Vite y el ínclito Salgado, viven en carne propia el rechazo de la gente a la que, sobre todo el segundo, humilló con su petulante actitud al grado de pedir que quien quisiera verlo se levantara a las tres de la mañana cierto día de la semana para recibirlo a las cinco en el edificio delegacional. Ni con todo el apoyo que les brinda el aparato delegacional dispuesto por Medina Padilla, y que ha llevado a los brigadistas de ambos a actuar como auténticos «dipuhooligans» de aquel rijoso priista llamado Cristian Vargas… Porque además de colgar mantas al por mayor en la Avenida Tláhuac (en el tramo comprendido entre la empresa Lear y la estación del Metro Olivos) sin pedirle permiso a nadie, como aquí dimos testimonio el sábado (Con intimidaciones se apoderaron de Avenida Tláhuac), o desde la delegación mandar pintar bardas de domicilios particulares sin el consentimiento de los dueños (Candidato de Morena se apodera de bardas para promoverse), estos porros de Morena andan como echando espuma por la rabia de verse desplazados en las preferencias de los tlahuenses… La tarde del domingo el señor Tomás Martínez se dispuso a colocar una manta del candidato Alejandro Durán afuera de su domicilio en San Pedro Tláhuac, cuando de pronto se apareció un grupo de enardecidos morenos para quitársela y agredirlo, lo que llevó a que salieran de inmediato familiares de éste a defenderlo y armó la gresca… Pero eso no es todo, del feudo de Emiliano Aguilar también reportaron con video a unos supuestos operadores del perredista Marco Polo Carballo que fueron sorprendidos por brigadistas del también candidato priista a la alcaldía local, arrancado una lona, mismos que al ser encarados por una mujer que los grababa con su teléfono móvil literalmente se pusieron a «tragar camote» cuando fueron sorprendidos y reprendidos por su deleznable actitud…
Ambiente enrarecido
El caso es que el ambiente se sigue enrareciendo aún más en Tláhuac conforme se acerca el día de la elección, en cuanto al termómetro político por supuesto, debido a que el delincuencial ese sigue igual para los habitantes de la demarcación, sobre todo ahora cuando los malhechores son ya tan cínicos que ni siquiera buscan disimular su actividad yendo a otras delegaciones a robar, sino que lo hacen hasta a unas cuadras de sus domicilios, como para aprovechar eso de que cuentan con protección policiaca… Por lo pronto, este día tenemos noticias del grupo de operadores de Marco Polo que se dedican a quitar mantas de otros candidatos… Veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario