Empresa

miércoles, 30 de mayo de 2018

Los Salgado, la némesis de López el de Morena en su regreso a Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

La Columna de Zaratustra
Con seguridad podemos anticipar que en el tumulto del domingo en la explanada del edificio delegacional, con el regreso de López a Tláhuac en su papel de sempiterno candidato presidencial y padrino de Rigoberto Salgado, al que ahora tiene como candidato a una curul en la Asamblea Legislativa, que los grandes ausentes serán, como en anteriores ocasiones, los ciudadanos de Tláhuac.

Rigoberto Salgado y Andrés López. Como para seguirse burlando de
los tlahuenses
El apellido Salgado para López, el adalid de la honestidad valiente y purificador de impíos y deshonestos, debe ser como una especie de némesis tanto para él como para el devenir paradisíaco de la otrora suave patria y diamantina –como apuntó el egregio vate jerezano– que profetiza y, por ende, tanto promete en su terrenal papel de candidato a la silla grande de Palacio Nacional para sus obstinados seguidores… No sólo porque Salgado sea el apellido de la reeducadora guerrerense Néstora, acusada de haber participado en al menos 48 secuestros, incluidos los de cuatro adolescentes –y cuyo caso se parece al de la celebérrima francesa Florence Cassez, por aquello de que tras de estar recluida en un penal de Tepic, fue puesta en libertad al argüir que era ciudadana estadounidense porque casóse con un norteamericano y se había violado el debido proceso a causa de que no se notificó a la embajada–, y es su apuesta para convertirla en senadora, sino porque Salgado también es el apellido de los que en Tláhuac parodiaron aquel filme de Alberto Isaac de 1964 titulado En este pueblo no hay ladrones como personeros legítimos de López, y su apuesta es convertir en asambleísta a Rigoberto, el presunto amigo del «Ojos»… Lo anterior viene a colación con motivo de que López regresará a Tláhuac el próximo domingo a las siete de la tarde en la explanada del edificio delegacional… 
López con Néstora Salgado
La última ocasión que vino a Tláhuac este López fue el 12 de abril de 2016 (El show del Peje se presentó en Tláhuac), cuando pidió a los 500 (la mayoría de ellos acarreados) del público asistente que levantaran la mano quienes consideraran que Rigoberto Salgado «no estaba cumpliendo» como delegado, lo que llevó a una treintena a hacerlo y dejó conmocionado al mesías porque éste jamás imaginó que en un acto donde él era la estrella principal se hubiesen colado infiltrados… Sin embargo, el resquebrajamiento de la paz pública en Tláhuac ya había comenzado desde el momento mismo en que comenzó la gestión morenista de Salgado, lo que derivó más tarde en la desaparición de importante número de adolescentes y jóvenes (69 según algunas fuentes) ante la displicente actitud de la policía capitalina y del propio delegado (Intimidadores del delegado de Tláhuac reventaron acto con Batres), mientras los presuntos nexos de éste con el líder del cártel de la localidad era tema de conversación de la gente de Tláhuac y en el gobierno del DF con Miguel Mancera a la cabeza se hacían los que no sabían de qué les estaban hablando… 


Al tiempo que el hermano del delegado, Rosendo, se hacía merecedor por benévola concesión de López de la presidencia del partido Morena en Durango, donde rápidamente se dio a conocer (debido a que los Salgado no tienen ningún arraigo en esa entidad) por su afición a la bebida. Sin pasar por alto el episodio de la filtración de fotografías en las que se le ve «presuntamente al líder teniendo sexo con varias mujeres en las oficinas del partido en Durango», como aseguró un diario de esa ciudad, imágenes por cierto que fueron divulgadas en Twitter por quien se firmaba como «El guapo Suárez» (página que ya fue bajada de dicha red social)… Además del escándalo en que se vio involucrado por acoso sexual a una militante de Morena en esa entidad, lo que presuntamente estuvo a punto de costarle el cargo partidista, porque López no movió un dedo para destituirlo, a pesar de las acusaciones de la presunta víctima… Fue así como poco después vinieron las intimidaciones y amenazas de una perniciosa asesora del delegado Salgado contra dos periodistas de Tláhuac a través de la red social de Facebook, debido a que los puso en la mira del cártel de la localidad al inculparlos de los operativos que para entonces ya comenzaban a realizar elementos de la Marina Armada en la delegación, tras de lo cual los comunicadores responsabilizaron a López de cualquier agresión que pudieran sufrir tanto ellos como sus familias, de lo cual el mesías tropical ni se inmutó y le importó un comino la gansteril actitud de su súbdito… Incluso, con los acontecimientos del 20 de julio de 2017, cuando los pobladores de Tláhuac vivieron uno de los días más aciagos de su historia, y luego de que el delegado fue señalado casi de forma unánime por la comunidad de tener presuntos nexos con el abatido líder del cártel de la localidad, López el impoluto defendió a su pupilo a capa y espada, al aducir que todo se debía al golpeteo político de los adversarios… Y tras de ignorar las críticas y cuestionamientos de los tlahuenses en contra del delegado, López terminó por ponerlo como candidato a una diputación morenista por Tláhuac a la Asamblea Legislativa, motivo por el cual se dispone a venir para respaldarlo por enésima ocasión, aunque ahora en su calidad de sempiterno candidato presidencial el próximo domingo, y como para burlarse, también una vez más, de quienes debieron soportarlo como ensoberbecido y fatuo delegado… Para ello y con la socorrida táctica del acarreo a discreción, con huestes iztapalapenses y vallechalquenses, para seguir dando la impresión de que el mesías va a arrasar en la próxima elección presidencial (cosa de ver cómo es el único candidato de los cuatro existentes al que se le entrevista para las televisoras invariablemente al pie del templete y con el audio abierto para que se escuchen los coros de sus huestes de ¡pre-si-den-te!, ¡pre-si-den-te!), con seguridad podemos anticipar que en el tumulto del domingo en la explanada del edificio delegacional los grandes ausentes serán, como en anteriores ocasiones, los ciudadanos de Tláhuac… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario