Empresa

martes, 3 de abril de 2018

Contraloría confirma que sí hubo desvío de recursos en Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

Información
La Contraloría de la Ciudad de México confirmó que el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, sí desvío recurso para construir el restaurante La Carreta del Pacífico, donde operaba la banda de Felipe de Jesús Pérez Luna, el Ojos.

Que el restaurante La Carreta del Pacífico, de Rigoberto Salgado, era
donde presuntamente sesionaba la banda del Ojos
El Contralor del gobierno de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo, informó que la dependencia a su cargo resolvió que el jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, y 17 servidores públicos de su administración, usaron recursos públicos para la construcción y operación del restaurante «La Carreta del Pacífico» que hasta el mes de agosto pasado funcionaba como centro de operación de la Banda criminal de Felipe de Jesús Pérez, el «Ojos».
Durante su participación en la comparecencia de Rovelo Pico ante el pleno de la Asamblea Legislativa, el vicecoordinador del PRD en dicho órgano, Raúl Flores, pidió al Contralor dar a conocer el estatus de la denuncia CI/TLH/D/0167/2016 presentada en contra de la delegación Tláhuac por utilizar recursos de dicha demarcación, es decir, de todos su habitantes, para habilitar la infraestructura necesaria para el restaurante La Carreta del Pacífico.
Ante este cuestionamiento el Contralor de la Ciudad de México contestó lo siguiente:
«Había hallazgos de haberse utilizado indebidamente a trabajadores de mantenimiento, de drenaje y banquetas, por parte de personal adscrito a la delegación que señalan en las inmediaciones de dicho establecimiento mercantil denominado la Carreta del Pacífico».
«Nosotros estamos en la integración de si efectivamente había competencia de la delegación para realizar dichos trabajos, ya que se trataba de una vialidad primaria y se hace una vinculación directa por parte del jefe delegacional. Y administrativamente en nuestra materia nosotros tenemos identificados a servidores públicos como probables responsables, a 18, que implican responsabilidad del jefe delegacional, a un director general, dos directores de área, dos jefes de unidad departamental y 12 personas operativas».
Flores García precisó que en meses pasados se presentaron pruebas de que se utilizaron recursos públicos de la delegación morenista, humanos y materiales, para la operación y mantenimiento del mencionado restaurante, propiedad de la familia de Rigoberto Salgado, el cual fue inaugurado el tres de septiembre del 2016 bajo la administración de Jazmín Rodríguez Salgado, sobrina del delegado.
El perredista también cuestionó al Contralor acerca de si existe, o en su defecto va a iniciar, algún procedimiento de auditoría para sancionar a Rigoberto Salgado por haber integrado en su estructura delegacional a integrantes de la Banda del «Ojos», entre ellos Betuel Beltrán Vázquez, quien a la fecha se desempeña como jefe de Unidad de Agua Potable de dicha demarcación, a lo que no hubo ninguna respuesta por parte del funcionario.
En tanto, Rovelo Pico informó que se dio inicio con una pesquisa de oficio por el derrumbe del Colegio Rébsamen, por la que todo el personal de la delegación Tlalpan se encuentra bajo investigación en espera de las sanciones correspondientes, misma que está radicada en el área de responsabilidades jurídicas con fecha 9 de diciembre.
Con anterioridad, Flores García había pedido conocer si la Contraloría estaba realizando una investigación respecto a las irregularidades y omisiones por parte de la delegación Tlalpan en el derrumbe de una parte del Colegio Rébsamen tras el terremoto del 19 de septiembre en la Ciudad de México, que cobró la vida de 26 personas, 19 de ellas niñas y niños estudiantes.
«Sabemos que la jefa delegacional de Tlalpan con licencia, Claudia Sheinbaum, envió a su director de Protección Civil, César Hernández Sánchez, a revisar las instalaciones del Rébsamen tras el sismo del 7 de septiembre pasado y que en su ‘oficio de revisión’ determinó que no había ningún problema estructural en dicho Colegio y que la ruta de evacuación era la indicada. Lo que deja en claro que la delegación no revisó dicha escuela, pues si se hubiera hecho una verdadera revisión del plantel, quizá hoy los niños, maestras y personal de limpieza estarían vivos».
Flores pidió conocer el estatus que tiene el contrato firmado por el gobierno de la Ciudad con la empresa Autotraffic para la aplicación de fotomultas en la Capital.
Rovelo Pico informó que desde el pasado 24 de octubre de 2017, por haberse agotado el presupuesto asignado para el mismo, ya no se renovó el contrato y que los instrumentos usados para la aplicación de las multas pasaron a ser parte de la infraestructura del gobierno capitalino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario