Empresa

lunes, 1 de mayo de 2017

Por la inseguridad en Zapotitlán se recluye en domicilios la población

Rigoberto Salgado no está en el ánimo de acatar la resolución del Tribunal Electoral para que se reanude el proceso de elección de coordinador en Zapotitlán | Desde hace casi dos años (con el arribo de un delegado del partido Morena) se dispararon los índices delictivos en esa población | La candidata a coordinadora territorial asegura que desde entonces ha habido ejecuciones y en el pueblo opera a sus anchas delincuentes de la «banda de las motonetas» | Comerciantes de Calle Francisco Jiménez (informales y establecidos) están preocupados porque ya les llegó el rumor de que muy pronto les van a cobrar cuotas por derecho de piso | Las bandas delincuenciales se han apropiado al parecer hasta de la feria, porque hace un año un grupo de desconocidos llevó a una banda grupera a tocar más allá de la medianoche
Segunda parte
Iglesia de Santiago Zapotitlán, una población de la delegación Tláhuac asolada por
bandas delincuenciales que han vulnerado la tranquilidad que había antes
Al decir de Viridiana Alarcón, luchadora social de muchos años, aunque «más entrada a los treinta» según se define, y licenciada en Sociología de la Educación por la Universidad Pedagógica, además de candidata al cargo de coordinadora territorial de Santiago Zapotitlán, el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, aun cuando ya le mandaron una amonestación y lo multaron por desacato con tres mil 900 pesos, no está en el ánimo de acatar la disposición del Tribunal Electoral para que se reanude el proceso de elección, por el contrario, asegura que «ha estado atacando» a quienes están inmersos en dicho proceso «desde diferentes flancos»… En cuanto al problema de la inseguridad y la operación de bandas del crimen organizado y de delincuentes comunes en el pueblo, asegura que la gente está viendo lo de organizar un cordón de seguridad para conocerse mejor como integrantes de una misma comunidad y poder movilizarse y actuar, porque la delincuencia «está muy alta» desde hace casi dos años… Otro problema recurrente que enfrentan los vecinos del pueblo es el acoso de los de la banda de las motonetas, tripuladas por jóvenes que a plena luz del día le arrebatan a la gente bolsas, monederos, carteras, celulares, o se bajan para amagar a la víctima y despojarla de sus objetos de valor al tiempo que la amenazan con pistola, o con alguna punta, esto ha sido muy recurrente… En la segunda parte de la conversación que aceptó tener con Nosotros en las oficinas de nuestra empresa comunicacional, Alarcón Ramírez refiere que las mayordomías de Zapotitlán han dado a conocer que durante la temporada de feria unos desconocidos les han ido a solicitar permiso de hasta por «varios días» para poder subir al templete de la plaza central del pueblo a las agrupaciones musicales que contratan… Refiere que en la feria de hace un año unos desconocidos llegaron después de la medianoche, después de que concluyó el horario de la programación que comprende la festividad tradicional, y subieron al templete a una banda grupera, la cual estuvo tocando hasta las tres de la mañana, mientras le gente se resguardó en sus domicilios debido al ambiente enrarecido que se respiraba en el pueblo… A continuación, la segunda parte de la plática con Viridiana:
Viridiana Aguirre Magaña
¿Cuándo se va a reponer esta elección en Zapotitlán?
«Aún no tenemos fecha, en agosto de 2016 el Tribunal nos dio la razón y por eso la delegación tuvo que quitar a Valentín (Aguirre Magaña), destituirlo del cargo, porque de lo contrario violentaba la resolución. Sin embargo, dado que ellos metieron otra impugnación, tal vez estaban esperando que les fuera favorable y no aplicaron lo consiguiente a la resolución, que era ya llevar a cabo la elección, aun con todo y el procedimiento de Valentín. A principios de este año metí una revisión para ver por qué no se había aplicado la resolución por parte de la delegación, porque ya casi se va a cumplir el año prácticamente desde que inició el proceso, y que el Tribunal explicara por qué no ha hecho válida la resolución; posteriormente le mandaron una amonestación al delegado, lo multaron, finalmente la multa fue mínima, tres mil 900 pesos, que para la delegación no es nada, pero el delegado corre el riesgo de que si llega a tener otra amonestación pues ya estará a un paso del encarcelamiento por 36 horas, algo así. El Tribunal me dice que tengo que estar pendiente del procedimiento y he tratado de ver a los integrantes de la comisión organizadora, estos a su vez trataron de entregar un documento a la delegación, en el que dicen estar en la mejor disposición de seguir trabajando, pero que quieren que ésta les garantice su seguridad y que el procedimiento sea conforme a la ley, que estén todos los órganos encargados junto con ellos para que su integridad física y la de sus familias no corra peligro»…
¿Ha habido acoso por parte de la delegación contra los de la comisión organizadora o contra algún candidato en específico?
«Cuando nos reunimos todos los candidatos algunos dijeron que era muy visible que los estaban siguiendo o que estaban enviando patrullas a sus casas. Sí, de hecho hubo una candidata que dijo que ya ni siquiera iba a salir a la calle porque las patrullas se estacionaban afuera de su casa, dijo, y pues ella no las había mandado pedir. A mi posteriormente también me anduvieron siguiendo unos individuos en dos automóviles, nomás que yo sí tuve la precaución de tomar las placas y llamé a una patrulla, los policías me dieron un número de teléfono para cualquier cosa, por si volvía a haber algo sospechoso conmigo, pero como aquellos se habían dado cuenta de que los había visto, pues ya no pasó a más. Siempre soy muy cuidadosa de ver quién está por donde yo voy»…
Entonces por el momento no hay coordinador. ¿Se nota que no lo hay?
«Así es, no ha sucedido como con otros pueblos. El que no se tenga un coordinador en Zapotitlán ha servido para que haya confusión en la gente, porque hay servicios que no se están dando, y eso lo están utilizando para echarnos la culpa porque pusimos las denuncias ante los tribunales y decir que gracias a nosotros no hay coordinador, sin asumir su responsabilidad, que más bien fue gracias a que quieren imponer un candidato… Y sí se nota, porque hay problemas en la población, como por ejemplo, obras que no hay quién las verifique, hay trámites tan simples como expedir una constancia de residencia a los pobladores, porque tenemos zonas irregulares y no hay quién les haga esas constancias, por lo que tienen que ir a la delegación y ahí sí les cobran por hacer esa documentación cuando en la coordinación es gratis… Entonces ahorita estamos esperando la buena voluntad del delegado (Rigoberto Salgado) para que pueda aplicar la resolución, y ¿qué es lo que le toca al delegado?, que apoye a la comisión organizadora, nada más… En Semana Santa apareció pegado en Zapotitlán un oficio en el que el delegado acepta que sí se repondrá el proceso y hace referencia a unos incisos, como lo indica al Tribunal, pero lo deja así, no hace un llamado a la comunidad, ni para una reunión, nada. Los de la comisión dicen que no les ha respondido su solicitud de garantizarles la seguridad a su integridad física, y hasta la fecha no tenemos nada, pero el delegado no está en ánimo de que haya elección, al contrario, ha estado atacando desde diferentes flancos y formas a la gente que estamos dentro del proceso de elección»…
¿A qué atribuyes que el delegado siempre quiera imponer a incondicionales suyos en las coordinaciones territoriales?
«A lo que él quiere hacer, un coordinador es el enlace de las necesidades de la comunidad, del pueblo en particular, con la delegación, no es una persona que trabaje para la delegación. Él empezó a decir, ‘a ver, si no vas a ser mi trabajador, pues entonces no quiero que quedes tú (como coordinador). No quiero que haya coordinadores territoriales porque entonces no van a ser servidores públicos que estén bajo mi mando’, que es lo que quiere, que el coordinador responda a las necesidades que él tiene y del grupo que representa. La misión de un coordinador es ayudar a resolver las necesidades que tienen los pobladores al ser el vínculo con la delegación, porque finalmente por eso somos pueblos originarios, porque tenemos necesidades específicas, el derecho a organizarnos de diferente manera… De hecho en estos días han llegado rumores de que Rigoberto Salgado quiere replicar lo que otro delegado (Avelino Méndez Rangel) de su mismo partido (Morena) está haciendo en Xochimilco, de ahí que quiera espantar a todo aquel que quiera ser coordinador territorial diciendo que como no vamos a ser gente de su estructura, no vamos a ser gente que esté bajo sus órdenes, entonces el coordinador no va a cobrar. Es algo que hace Avelino, pero ya le respondió el Tribunal diciéndole que eso no es cierto. Los coordinadores territoriales tienen derecho a cobrar. Además, me parece que gente que está asesorando jurídicamente al delegado, e inclusive a Avelino, pues están mal, no entienden que no pueden perjudicar a nadie, que la ley no es retroactiva como para quitarle a alguien su sueldo si ya lo tiene… Pero si yo llego a ganar, voy a dar la lucha contra eso de que si no estás conmigo estás contra mí»…
La línea 12 a su paso por Zapotitlán
Hay una situación de narcoterror en la delegación Tláhuac. ¿Cómo se presenta este clima en Zapotitlán? ¿Ha vulnerado la vida social la delincuencia organizada?
«En realidad sí, la gente, inclusive nosotros como candidatos estamos expuestos a eso, a la intervención de la delincuencia, desde hace dos años aproximadamente, tuvimos problemas muy fuertes, los seguimos teniendo, claro, pero esa vez salieron a flote como para todo mundo, que tuvimos más de cinco muertos a plena luz del día en La Conchita, llegaron a balacear una estética, ahí fallecieron algunos, y posteriormente parientes de esa misma persona a la que atacaron fueron asesinados en otro lado, y pues se ve que sí es gente que tiene que ver con la delincuencia organizada, pero por la hora en que sucedió, cualquier otro ciudadano pudo haber sido afectado… Y también la gente que tiene comercio en la Calle Francisco Jiménez, su preocupación es que les lleguen a cobrar cuotas, según pude darme cuenta en uno de los recorridos que hice. Porque si bien no han llegado directamente a cobrar cuotas por derecho de piso, sí les ha llegado el rumor de que pronto lo van a hacer, para que puedan seguir trabajando ahí con sus establecimientos… Se rumora que no solamente lo van a hacer con la gente que está en la calle, sino con los locales del comercio establecido. Lo que la gente quiere ver es cómo se hace un cordón de seguridad interno, para saber cómo movilizarse, cómo conocerse mejor, porque la delincuencia está muy alta… Desde hace dos años tenemos el problema de la banda de las motonetas, las que son tripuladas por jóvenes y que en plena calle le arrebatan a la gente bolsas, monederos, carteras, celulares, o se bajan de la motoneta, amagan a la víctima y le quitan sus cosas amenazándolas con pistola, o con alguna punta, esto ha sido muy recurrente, incluso a unos cuantos metros de las cámaras de seguridad, sólo que cuando va la gente a tocar el botón de pánico resulta que no están activadas por falta de mantenimiento o por cualquier cosa. Entonces sí tenemos muchos problemas con la inseguridad, y ésta ha aumentado… Zapotitlán era un lugar donde uno podía caminar a cualquier hora y no pasaba nada, y en lo de las ferias pues estas siempre han estado relacionadas con la delincuencia, porque llegan las pandillas que bajan de otros lugares del pueblo y ahí se pelean, esto ha sido así desde hace muchos años, y no necesariamente es gente de ahí…Sin embargo, ahora tenemos un gran problema y la gente de las mayordomías lo ha dado a conocer, y es que en el territorio, de alguna manera extraoficial, es que ‘grupos de desconocidos’ les han llegado a solicitar hasta varios días el supuesto permiso para que suban al templete –el que es colocado en la plaza central del pueblo para el programa artístico– a tocar alguna agrupación musical, una banda grupera… Incluso hace un año llevaron a una banda grupera después de las doce de la noche, porque la festividad se termina a las doce de la noche, pero esa vez para los pobladores fue evidente que algo iba a pasar porque estaba raro el ambiente. La mayoría de la gente se regresó temprano a sus casas o inclusive no salió, pero ese día hubo una banda tocando hasta las tres de la mañana, entonces, la gente sabía que quienes habían subido a la banda a tocar podrían ser parte de la delincuencia organizada que se había apropiado del espacio»…
¿En el centro del pueblo?
«En la propia plaza, sí… Después de que terminó la festividad propia del pueblo, estos individuos se montaron ahí y se pusieron a escuchar a su banda tocando, y pues de alguna manera a los pobladores ese tipo de cosas nos tiene en una alerta roja permanente, porque no queremos que esta clase de organizaciones se metan en nuestras tradiciones, porque las han venido a distorsionar… Pero también las mayordomías han buscado no confrontarse con ninguno de estos grupos, porque pues podría suceder una tragedia, porque las mayordomías están integradas por las familias, hay jóvenes, mujeres, niños, gente de la tercera edad que finalmente ha preferido mejor replegarse»…
¿Hay pues un escenario de narcoterror?
«Yo me atrevo a decir que de alguna manera sí, porque antes no era así, era mucho más tranquilo, no había delincuencia, en estos últimos días, de manera personal, en Facebook me han preguntado cómo se le puede hacer en las mañanas porque no hay vigilancia en el tramo que va del centro de la población a la estación del Metro Zapotitlán, porque ha habido hombres que están acosando mujeres… Tenemos muchas chicas que a esa hora van a la escuela, a trabajar, y hay hombres que las están acosando… Hace como un mes tuvimos el caso de una señorita que participa en las comparsas donde yo participo, que estuvo desaparecida un tiempo. Como fue alguien de la misma comunidad, una familia conocida, de alguna manera sí está temerosa de que alguna cuestión pueda pasar. Finalmente, en la ciudad y en el país tenemos un problema de desaparecidas y muertas muy alto, entonces no podemos darnos el lujo de descuidar a nuestras mujeres… Afortunadamente Anita –preferimos guardar su anonimato– pudo regresar a su casa, pero hay muchas que no han corrido con la misma suerte… Sin embargo, insisto, el principal problema es con los asaltantes de las motonetas que están en todo Tláhuac, y además de que donde está la coordinación, que es la parte central del pueblo, cada tercer día escuchas balazos, uno ya no sale a ver de qué se trata, la gente está espantada por su seguridad. Por eso es que a las 10 de la noche ya ni gente hay por ahí, si es que no es día festivo o de carnavales»…
De hecho ya la delegación Tláhuac cambió, se ha ido perdiendo la relativa tranquilidad que había antes… Así que si logras ser coordinadora territorial, ¿qué piensas hacer en materia de seguridad?
«Una cuestión específica que tiene que ver más allá de mandar traer más patrullas, porque actualmente en la zona nada más tenemos una patrulla, que ni siquiera es de Zapotitlán, es de Zapotitla, andan algunas otras dándose vueltas, si se les llama atienden, algunas veces se tardan más o no llegan, pero aparte de mejorar la atención y solicitar esas patrullas que alguna vez se donaron a la delegación con lo del presupuesto participativo, hace dos o tres años, quiero atender la cuestión de las luminarias, que se incremente el número, porque eso ha estado fallando mucho. Hay zonas donde hacen mucha falta… Otra cuestión es lo concerniente a la poda de árboles y el correspondiente mantenimiento de esas zonas arboladas y con arbustos, porque hay todavía muchos terrenos baldíos y como la gente aún no los habita, pues hay muchos arbustos, así que se le debe dar mantenimiento a esa clase de lugares, quitar cascajo, porque son lugares donde la delincuencia aprovecha para esconderse, y todo esto se puede hacer si la delegación apoya… Es lamentable que hayamos pasado de tener un pueblo tranquilo a uno que está intranquilo por su inseguridad. Ya no puedes caminar por las calles porque tenemos poca seguridad, hay gente que sale ya a las tortillas en carro porque lo pueden asaltar, hay que regresarle a la gente las condiciones mínimas, como esto de la luz, de tener los lugares más limpios y de hacer las reuniones de seguridad, para que la gente tenga claridad con respecto a quién llamar y qué hacer, aunque con el 911 parece que es más fácil esto cuando hay un asalto. Y embellecer más el centro de nuestro pueblo, porque las calles aledañas al centro de Zapotitlán están en muy malas condiciones, a veces ni la barren, entonces yo le apuesto a hacer comunidad, porque eso ahuyenta a los delincuentes; porque si estos ven que las calles están solas, que la gente ni siquiera entre ella se habla, pues entra a un lugar de forma más fácil»…
La gente no sale cuando la convocas, está como más temerosa desde que se acentuó la inseguridad con Rigoberto Salgado
«No sale cuando la convocas para cuestiones políticas, es cierto, porque hay un desencanto con los partidos políticos, pero sí asiste cuando estas actividades tienen que ver con su quehacer en la comunidad, con sus necesidades… Además de que la plaza está bien sucia, yo transito diario por ahí porque es mi paso y de verdad da pena invitar a alguien de fuera a que venga al pueblo, por ejemplo, a conocer nuestra iglesia, que es un ícono muy bonito, con retablo bañado en oro o las imágenes que son muy antiguas, porque de repente ves las bancas que están a la mitad o ya no existen. La coordinación está en muy malas condiciones, está mugrosa, entonces si activamos estos lugares como de tránsito la gente podría verlo como un lugar para irse a jugar con sus hijos, eso ayuda y le da confianza a la gente para poder hacer otros proyectos… Cuando se rescata una plaza pública eso ha incentivado a la gente para que acuda a ella y se hagan más cosas»…
Me dices de los balazos que se escuchan cada tercer día cerca de la coordinación territorial, de la banda de las motonetas, en fin, ¿no te parece como que se trata de crear un ambiente de terror para que la población en los procesos electorales ya ni siquiera salga a votar y estos tipos que están ahorita puedan seguir en la administración delegacional?
«Sí, estoy de acuerdo, porque de hecho lo hicieron con los candidatos, que a mí me siguieran pues significa que eran mandados por alguien, no creo que haya sido porque a lo mejor les gustó cómo andaba vestida ese día, finalmente sí crean ese pánico entre la gente, porque luego la gente dice, ‘¡íjole!, es que luego vemos a gente extraña en las elecciones de coordinador’, y eso es claro, porque la gente en los pueblos nos conocemos, cuando hay alguien extraño de fuera de la comunidad es visible para nosotros, de hecho a mi representante el día que se estaba llevando a cabo la elección iba al punto donde nos reuniríamos y lo iban siguiendo dos hombres, otros compañeros tuvieron que jalarlo para adentro de una casa porque no nos íbamos a esperar a ver si lo golpeaban o no, yo denuncié hace unos meses después de la feria que inclusive en la coordinación territorial tienen a una persona sentado a diferentes horas en una parte visible de la coordinación, y este es un policía privado… Yo no sé si toda la gente sienta lo mismo por aquello de que, bueno, trabaja para la delegación y es policía privado, y está ahí sentado porque es una manera de intimidar a la gente. Cuando alguien voltea a verlo él de inmediato responde de forma retadora, de hecho siempre hay hombres sentados afuera de la coordinación, no son los clásicos borrachitos, no, uno no sabe qué hacen ahí, pero es una forma de intimidar a la gente… Para nosotros nos queda claro que nos estamos enfrentando a dos posturas, una que es la estructura delegacional que está tratando de imponer lo que quiere hacer, y la otra, aunque no nos aqueda claro aún si están sincronizados con aquellos o no, es del lado de la delincuencia organizada, el temor de decir que estamos en proceso y pasan las motonetas, carros particulares, hay gente que anda ahí viendo quién viene y quién va y claro que eso mete temor, y eso se ha visto en los últimos procesos en los diferentes pueblos, que en números se puede ver, la gente no está participando como lo hacía en otros años… Por mucho que ellos se han dado a la tarea de andar pepenando gente y ofreciéndole dádivas, los números no les rinden ni a ellos, porque la gente ya no quiere saber de elecciones porque no sabe a qué le puede tirar si llega a salir a la calle durante el proceso, es a lo que nos está llevando esta situación», concluye…
Al decir de Viridiana Alarcón, en Zapotitlán también aplica el refrán de que nadie es profeta en su tierra, pero hubo una organización que la buscó tras de que salió en el periódico debido a su participación en la huelga de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México hace cinco años. Según dice, ha sido dos veces integrante del comité organizador de las fiestas patrias de Zapotitlán, una con el cargo de tesorera y otra más como presidenta hace cuatro años, pero no había participado en el proceso de elección del coordinador territorial de su pueblo porque ahí las organizaciones sociales «no le dan tanto chance a los jóvenes», aunque ya está «más entrada a los 30», como dice, de igual forma para la actividad política desde la óptica de los señores de las mayordomías «sí es estar joven».

No hay comentarios:

Publicar un comentario