Empresa

lunes, 22 de mayo de 2017

«Guzgo y lángaro» delegado construye albercas en Tláhuac

Hoy fue a poner la primera piedra, a escondidas de la comunidad, de la que será una alberca en el deportivo de Tlaltenco | Al parecer, la concesión para la construcción de albercas y la remodelación de espacios públicos deja buenos dividendos | Vecinos cuestionan al delegado por hacer obras de relumbrón cuando el sábado que cayó descomunal granizo el drenaje se tapó | Además de la fuente que mandó construir en San Pedro Tláhuac, ordenó hacer escarbaderos en Santa Catarina y San Nicolás Tetelco, entre otros
Con una lona le anunciaron a los pobladores de Tlaltenco el comienzo de la
construcción de una alberca
Hoy a las 11 de la mañana, el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, se presentó en el pueblo de San Francisco Tlaltenco para poner la primera piedra de lo que será la alberca que, supuestamente, va a ser construida en el deportivo de San Francisco Tlaltenco…  Pero como ha sido la tónica en su gestión, plagada de irregularidades y actitudes prepotentes, como de menosprecio a las comunidades, el delegado «Rigoñas», como le apoda la gente, la alberca va a ser construida sin consultar previamente a los vecinos, de ahí que el delegado morenista se presentara en Tlaltenco solamente acompañado por los aplaudidores integrantes de la estructura delegacional… Al igual que sucede en otros lugares de la delegación donde Salgado contrata empresas constructoras para que realicen obras de relumbrón –por aquello de que no es lo que las comunidades necesitan, como son mantenimiento de las redes de drenaje y agua potable o pavimentación de calles–, como para cobrar sus porcentajes por concepto de otorgamiento de obra pública sin licitación, los pobladores se enteraron de que en el deportivo –cada vez más constreñido por los caprichos de delegados que quieren agenciarse algún recurso mediante la construcción de algo– se va a edificar una alberca semiolímpica…
En el cada vez más recortado deportivo de Tlaltenco el actual
delegado decidió imponer a pobladores una alberca
Luego de que el pasado sábado granizó como nunca y el fenómeno natural convirtió a las colonias Selene como si hubiesen sido azotadas por un huracán, debido a que las inundaciones en las calles todavía hasta hoy se pueden ver, en menor medida ciertamente, pero dan una idea de la pésima situación en que se encuentra la red de drenaje, el delegado «Rigoñas» llegó hoy al deportivo de Tlaltenco luego de que personal a su cargo colocó una de esas mantas que fabrica un cercano colaborador suyo y se cobran a sobreprecio descomunal, para darle la «buena noticia» a los de Tlaltenco que van a tener alberca… «Como el negocio es primero, a Salgado le vale gorro que el agua se regrese por las alcantarillas de lo tapado que está el drenaje, porque lo único que le importa es hacer un despiporre en los espacios públicos que le deje ganancias», comentó un vecino visiblemente molesto… «Las aguas negras salen a la superficie por las alcantarillas cuando caen aguaceros, se regresa con todo y un olor nefasto, como a podrido, pero eso al delegado no le importa. Él anda con sus lonitas cacareando huevos que la población nunca le pidió, las hace porque son una forma de que a él le vaya bien», señaló… Otro vecino de Tlaltenco comentó a Mercado Sobre Ruedas que el delegado prefiere «ganarse algo» con la construcción de una alberca que cambiar el alumbrado en varias calle del pueblo y sus colonias, «donde parece cueva de lobos y por la obscuridad se presta para asaltos a personas que transitan hacia sus hogares después de trabajar», dijo… «Los pobladores de Tlaltenco le agradeceríamos al delegado que mejor diera solución a esos problemas que mencioné –indicó dicho vecino– y no andar haciendo construcciones que solo le producirán más entradas a sus bolsillos»… Lo cierto es que la noche del viernes Salgado inauguró la supuesta remodelación de la explanada de la capilla de Mazatepec donde sí fue incluido alumbrado nuevo, así como la colocación de adoquín en Calle Morelos, y por tal motivo comparsas carnavaleras se pusieron a bailar para complacer al «Rigoñas» y engordarle el caldo de su vanidad… En el pueblo de Santa Catarina, por ejemplo, donde también el delegado impuso la construcción de una alberca, la población comenta que las mayordomías, comparsas y organizaciones tradicionales como la de Semana Santa, reciben su apoyo de cada año para los festejos tradicionales, y que al igual que los de Zapotitlán éste les «pellizca» el 20 por ciento como para la «honestidad valiente»… Como al principio los integrantes de las mayordomías se negaron a recibir los apoyos recortados, tras de la advertencia de «o lo tomas o lo dejas» no les quedó de otra que embolsárselo. Este año, dijo una fuente, les avisaron que había una reducción en el presupuesto para costumbres y tradiciones, y que debido a eso a muchas de estas organizaciones les fue negado el apoyo, mientras que a otros se les condiciono pero con el consabido pellizco del 20 por ciento... Aunque en el oficio que firma el director de Desarrollo Social se aclara que el presupuesto «es exactamente al mismo que otros años». Según una fuente confiable, «el único año donde hubo un excedente fue en 2016, pero fue un caso único, porque el presupuesto 2017 es igual a los pasados, es decir, no hubo ninguna reducción»… Por lo pronto, otras albercas están siendo construidas en el pueblo de San Juan Ixtayopan, en el mismo lugar donde fue derruida una escuela que resultó afectada por una falla geológica –¡qué bueno que los de Morena no mienten, no roban ni demás patrañas del decálogo pejista!–, así como en Zapotitla, además de las remodelaciones de espacios públicos que los pobladores nunca le pidieron al «Rigoñas» en sus aberrantes audiencias públicas de las seis de la mañana, como sucede en Santa Catarina y San Nicolás Tetelco… En fin, que la culpa no la tuvo el «guzgo y lángaro delegado» –como lo calificaron algunos vecinos– morenista, sino quien con su voto lo hizo delegado… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario