Empresa

miércoles, 15 de marzo de 2017

Delegados de Tláhuac y Xochimilco son un peligro para la paz pública

Los delegados de Morena, Rigoberto Salgado y Avelino Rangel han estado golpeando mucho a los pueblos originarios al desconocer a sus coordinadores territoriales, dice abogado | La sentencia del TEDF con respecto a la elección del coordinador en Mixquic impactó porque nunca antes habían fallado así | Lo que hacían siempre era reponer el proceso, con las mismas reglas, pero por primera vez le dicen al delegado «ve y pregúntale al pueblo cómo quieren que haga su elección» | Sin embargo, Salgado Vázquez terminó burlándose de la sentencia del Tribunal Electoral, «como en épocas ancestrales», dijo el abogado Rosalío Morales
Los contados vecinos de Mixquic que fueron a la sede del Tribunal Electoral del DF
El delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, es perverso, porque no tiene ninguna facultad para emitir convocatorias para la elección de coordinadores territoriales y, sin embargo, pone sus propias reglas del juego, aseguró el abogado Rosalío Morales, al cuestionar el hecho de que quiera fungir como juez y parte, y si a eso se le agrega el uso de recursos para apoyar a un candidato específico, «pues siempre gana», de ahí que las coordinaciones se hayan «encarecido y corrompido»… Con respecto a la sentencia que emitió el Tribunal Electoral del Distrito Federal para que pregunte a los pobladores de Mixquic cómo quieren hacer su elección del coordinador territorial, dijo que ya debió haber ido a dicha población a decirle a la gente que la regó, que tuvo problemas y que cometió un error... «Ahorita prácticamente él ya le dejó la sentencia al pueblo, por eso digo que Rigo juega de manera perversa, al a ver qué hacen, para ver si se confunden… Durante una plática celebrada en las oficinas de Nosotros, consideró que tanto al delegado de Tláhuac como el de Xochimilco, Avelino Rangel, pudieran ser catalogados como un peligro para la paz pública, lo cual está tipificado como un delito en el Código Penal del DF, debido a las consecuencias que ha generado un vacío de poder en el pueblo, y que es cuando la gente no sabe a dónde gestionar ni a quién ir a pedirle apoyos… Es en cierta manera un desorden, aunque no un caos, porque no se tienen los apoyos hacia todas las representaciones de una comunidad como son las mayordomías y el asunto de los carnavales, lo que normalmente va acompañado con el coordinador…
¿En qué parte del proceso va la situación de la elección del coordinador territorial en Mixquic?.
«Cuando uno empieza a tener un discurso sobre la autonomía y la autodeterminación pues no falta quienes sienten que uno quiere desestructurar al gobierno o tener casa aparte, pero esto no es de ruptura, es de diálogo, de voluntad política. Entonces, me fueron a ver gente de Mixquic ya toda agraviada y es cuando decido entrarle. Sólo que me fueron a ver cuando ya estaban en la lona, porque les habían ganado, hecho y derecho… Así que fuimos a impugnar la convocatoria, porque en la parte procesal tienes cuatro días para impugnar, si no son actos consentidos»…
¿Quiénes te fueron a ver?
Rosalío Morales
«El que fue coordinador territorial dos veces, Tomás Nuñez, Felipe de Jesús Pineda Barrios, quien fue candidato a coordinador territorial… Ya después fueron otros a verme, entre ellos Humberto Martínez Noria, quien quedó en segundo lugar; Azucena Flores y otras gentes de la comunidad. Fueron como ocho o diez personas. Y es que para impugnar se necesitaba que un ciudadano de Mixquic firmara la impugnación en los primeros cuatro días, y ese fue Felipe, quien como candidato la firmó… Pero yo les recomendé desde un principio que no se fueran a meter con la elección porque iban a perder, la verdad tenían todo en contra, pero se calentaron, les ganó el temperamento, y dijeron ‘sí la ganamos’, y no fue así, la perdieron, con toda la serie de anomalías que hubo en la elección la perdieron, y eso no significaba nada nuevo… El caso de Tlaltenco todavía no estaba, así que me fueron a ver y me dijeron: Rosalío, tenías razón y aquí estamos, ayúdanos… Yo les dije, está bien, pero ojo, lo voy a hacer por el pueblo de Mixquic. Y no es discurso, pero sí la verdad ya es mucho tiempo que estas gentes del tribunal se pasan de listos, hay sentencias atrasadas, las hemos hecho valer en la Sala Regional, y no entienden, no entienden. En el Tribunal Electoral del DF son resoluciones pero políticas, ahí siempre nos ganan cinco a cero… Siempre nos han dado las sentencias de cinco magistrados a favor de los delegados, de que ellos tienen la razón y que la convocatoria está bien y todo en contra de los ciudadanos… Nos inconformamos, impugnamos en la Sala Regional, y ahí los obligamos a que fueran al fondo del asunto, los pusimos en antecedentes y de cómo nuevamente habían repetido añejas prácticas o de sometimiento y de control»…
¿Son prácticas del Tribunal?
«No, del delegado… Una, nosotros siempre cuestionamos que la consulta en Mixquic estaba confundida, porque ellos en el Tribunal consideraban que la consulta era facultad del delegado, y no es así… El delegado tiene facultad para nombrar a su estructura y sus empleados, pero como nosotros estamos reconocidos como pueblo originario, a través de un peritaje que hizo Mario Ortega, el representante de una comunidad de esas características debe ser nombrado en una asamblea comunitaria, o como quieran hacerlo los del pueblo, incluso manualizada –levantando la mano–, como gusten… Que ellos deben hacer la convocatoria y decirle al delegado aquí está nuestra convocatoria, tú ya nomás encárgate de la parte administrativa. Tú organizas, pero nosotros ya nomás te mandamos la convocatoria… Y es que aquí el delegado hace la convocatoria, pone su tiempo y sus reglas, entonces es juez y parte, y luego es tan abierto que si le mete recursos pues siempre gana, las coordinaciones se han encarecido y se han corrompido en ese sentido… Nomás las utilizan para efectos de sus intereses partidarios y personales, por lo de los presupuestos… Entonces eso la verdad ha sido una molestia… Pero entonces presionamos a los magistrados para que fueran al fondo del asunto, y efectivamente, dieron una sentencia con perspectiva intercultutral».
¿Qué significó esto?
«Pues que todos somos iguales en el aspecto legal, pero en el ámbito de la cultura todos somos diferentes. Así que como pueblo originario tenemos una cultura y una dinámica social por la que nombramos a nuestra representación de los panteones, por ejemplo, de mayordomías y todo lo demás, y hasta nuestra representación ante los gobiernos para que coadyuve, para que gestione ante las diferentes autoridades»…
¿Cuándo impugnaste?
«Impugno el nueve de septiembre, cuando salió la convocatoria, y ellos (Tomás Núñez y Pineda Barrios) se meten a toda la formalidad de la convocatoria, yo les digo que para qué se meten a la elección, si ya impugnamos en primera instancia. Por procedimiento la impugnación tiene que entrar a la delegación, el primer escrito es para la delegación y ya después se va al Tribunal Electoral del Distrito Federal, ese es el procedimiento… En todo ese tiempo ellos se metieron más a la elección, de que los iba a favorecer, y cuando pierden esa impugnación –resolución emitida el 13 de octubre de 2016–, porque el Tribunal se tardó debido a que tenían carga de trabajo, confirmó la convocatoria del delegado, y fue entonces cuando me dijeron, oye, ¿qué se puede hacer?… Nos inconformamos ante el Tribunal y ellos a su vez remitieron la inconformidad a la Sala Regional, ahí solicitamos una audiencia, así que para presionar a los magistrados con lo de que Mixquic es un pueblo originario y por tanto es un interés colectivo, les dije que invitaran a la comunidad; me dijeron que sí, que iban a ir como tres autobuses repletos de gente, pero al final nomás llevaron un microbús, y sí, fue gente de Felipe y Tomás. Ahí están las fotografías donde nos atravesamos en el Periférico para presionar a los magistrados a que bajaran a darnos una audiencia… Tardaron, pero como a las dos horas de que nos poníamos y nos quitábamos del Periférico bajaron y nos dieron fecha para que solamente fuéramos 10 personas»…
¿Cuáles fueron los antecedentes que presentaste?
«El del 2009 en Zapotitlán, cuando la Sala Regional le dijo a Gilberto Ensástiga que no debió haber sacado la convocatoria porque no era su facultad»…
¿Quién debe emitir la convocatoria?
«El pueblo»…
¿Y entonces por qué Rigoberto Salgado Vázquez se atribuye la facultad de sacar la convocatoria?
«Yo creo que es perverso. Es como te dejes. Como se deje uno… La consientes y como juega con la parte de ley… En la Sala Regional hay una parte que habla sobre la flexibilización de los términos, cuando dice que en las comunidades de pueblos originarios no hay peritos en la materia… Hay veces que no te dan estrictamente los cuatro días para impugnar, te pueden dar más días, pero justificado, por cuestiones de distancia, porque no supiste a lo mejor hacer tus agravios bien. Y hasta eso, no se necesita mucho, una estructura sencilla y decir qué te duele o no; por qué estás inconforme»...
Finalmente consiguieron que el delegado de Tláhuac sacara las manos
de las elecciones para coordinador territorial en pueblos originarios
¿Qué resolvieron en el Tribunal Electoral?
«Uno, que el jefe delegacional no tiene facultad para emitir esa convocatoria, y no por el hecho de sacarla va a poner sus propias reglas del juego… Dos, que desde que emite la convocatoria y de quien insacula y desde que dice que la comisión organizadora que surja de la insaculación los problemas e inconformidades que se presenten en el proceso de elección van a ser resueltos en Participación Ciudadana y el Jurídico, hay una injerencia de la delegación… Y tres, lo rematan fuerte cuando le dicen que no es una consulta administrativa, no es una común y corriente; que para hacer una consulta en un pueblo originario le debe de dar una publicidad exhaustiva, hasta el último habitante de la comunidad tiene que saberlo… Le dice que la convocatoria es nula, y todos los actos posteriores son nulos. Por lo tanto, se le ordena que en Mixquic vaya y convoque a una asamblea del pueblo en la que le diga a la gente: ¿saben qué?, que no debí haber emitido la convocatoria. Ahora quiero que ustedes me digan cómo quieren su elección»…
¿Y que nombren al comité organizador?
«Como ustedes quieran… Si no quieren comité tampoco es a fuerza… Dice, le damos 30 días hábiles, y después de eso tienes dos días para informarle al Tribunal, ¿qué pasó? ¿Cómo te dijeron que quieren que sea la elección? Está el Instituto Electoral del DF por si los pobladores deciden que la elección sea por urna, y la delegación nada más va a coadyuvar en lo que se necesite de apoyos… Pero si te dicen que es por usos y costumbres, o por sus representaciones, el delegado tiene qué allegar los peritos en la materia, ya sea jurídicamente, o en antropología e historia, para que ellos a lo mejor en foros, en un auditorio, digan cómo han sido esos procesos de consulta en los pueblos originarios y cómo han elegido a sus representantes en un acto de autogobierno. Porque un pueblo de ese tipo tiene que actuar de acuerdo a su autonomía y se tiene que auto determinar… Ya después todo el proceso estará a cargo de quien ellos digan, tú como delegado nada más vas a estar ahí viendo»…
¿Ya dijeron cómo quieren elegir al coordinador territorial?
«El pueblo aún no dice cómo quiere participar, eso no ha sucedido. Yo he andado con este asunto de la ley de los pueblos originarios en la Ciudad de México y en la constitución, estuve al pendiente de los constituyentes y además hice una propuesta que ya traía trabajada con Mario Ortega, acerca de qué es lo que requieren como pueblos originarios los de Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta… Reconocimiento de su representación a todos los niveles, que sean sujetos de derecho público para efectos de presupuestos y todo lo que implica, así como la parte de difusión y fomento a su cultura, a sus tradiciones, a la parte de su tierra y de los recursos naturales… Porque aquí en Tláhuac tenemos unas características, en Xochimilco y Milpa Alta tienen otras»…
¿Desde cuándo está corriendo el tiempo?
«Bueno, coincide que con la emisión de la sentencia el día 12 de enero, para el día 13 tenía programada en Mixquic una reunión para hacer la difusión de lo que contiene la constitución de la Ciudad de México en lo relacionado a tres artículos para pueblos originarios. Entonces es cuando les llevo una copia de la sentencia y en esa asamblea, a las que en promedio acudían entre 50 y 100 personas, en esa ocasión fueron alrededor de 160. Y ahí les entrego públicamente la sentencia a quienes me fueron a ver originalmente, Tomás y Felipe, y les digo, miren, esto sucedió, es una sentencia favorable y ya ganaron, ahí señala tiempos y, bueno, estoy a sus órdenes»…
¿Y qué pasó con el «Guasón» –Oswaldo Vázquez Pineda–, quien había tomado posesión como coordinador territorial?
«Pues como dice la sentencia, todos los actos resultantes son nulos. No hay nadie en el cargo de coordinador territorial»…
¿Qué procede?
«Rigo decide no hacer nada, a ver qué hacen, porque como dice la Sala Regional, no hay peritos en la materia ¿Qué hacemos con esa sentencia? Un servidor les ha dicho a algunas representaciones que ya están pasando los días, y se les va a ir, ‘la verdad que jurídicamente es todo un poema y ustedes la van a dejar ir’. ¿Qué hacemos?, preguntan, pues junten una representación y yo les explico cómo va el asunto, cómo tiene que ir, una orientación»…
¿Caduca?
«No… Pero tiene sus tiempos, tiene cuatro meses y medio. Ahorita ya se fue mes y medio (la plática con Rosalío Morales se llevó  a cabo a fines de febrero pasado)… ¿Qué tenía Rigo que hacer?, pues ir a Mixquic a decirle a la gente que la regó, ¿no?, que tuvo problemas, que cometió un error... Ahorita prácticamente él ya le dejó la sentencia al pueblo… Por eso digo que Rigo juega de manera perversa, al a ver qué hacen, para ver si se confunden… A quien puedo les digo que hagamos algo… Este sábado fue la última asamblea que hicimos, la cuarta. Ha sido difícil… Muy rasposo el asunto»…
¿Por qué rasposo?
«Porque mueves intereses, yo digo que esto va a ser un parteaguas, porque estoy convencidísimo que a partir de este rescate comunitario, aunque los tiempos de la Ciudad de México entran en vigor hasta el 2018, en los partidos políticos van a ir preparando sus maletas»…
¿Tanto así?
«Bueno, no tanto, pero por ahí va… La organización de un pueblo les causa temor, por eso el ‘Guasón’ (candidato oficial del delegado Salgado Vázquez en la frustrada elección para coordinador territorial) mandó pegar cartulinas en las inmediaciones del Teatro Miquiztli durante la celebración de la asamblea, con leyendas como ‘Fuera Antorcha de Mixquic’, ‘Mixquic no se vende. Mixquic se defiende’, firmadas por un tal Consejo del Pueblo… Sin embargo, ahí en la asamblea estuvieron todas las mayordomías y representaciones del pueblo, los de las peregrinaciones, incluso los horticultores, todos estaban ahí»...
Imagínate, sobre todo a los delegados morenistas que tanto pelean presupuestos.
«Este modelito le pega grueso no nada más a las delegaciones, sino a las futuras alcaldías, en todos los aspectos, porque como son sujetos de derecho público ya reconocido, lo primero que se va a pelear, lo que siempre ha sido, es el presupuesto... Una, y además el representante de cada pueblo o coordinador o enlace territorial ya va a estar como consejal ahí, para efectos de determinar también lo concerniente al presupuesto»…
Se les va a poner más difícil a los iluminados del mesías.
«Casi la mayoría de los presupuestos, porque todavía no se determina bien esto, debido a que no hay leyes secundarias. Pero ya vieron esa parte y muy clara. Digo, la parte de los partidos. Yo no he militado nunca en un partido, salvo la parte de Morena cuando me vieron como candidato local, pero no quisieron que entonces se hiciera una asamblea, aunque nosotros la hicimos y se le ganó a (Raymundo Martínez) Vite que estaba ahí, pero no quiso participar… Pero pues ya después vino el dedazo y me bajaron, sobre todo porque iba yo a impulsar este tipo de leyes… De ahí que Morena haya estado golpeando mucho a los pueblos, aquí y en Xochimilco»…
¿Cómo los ha golpeado?
«En Xochimilco le desconoció a ocho coordinadores y los despidió diciéndoles que ya se había terminado su período, cuando habían cumplido tres años en el cargo, les mandó un escrito por pérdida de confianza, como lo hicieron en Tlaltenco, ‘ya te puedes ir haciendo tus maletas porque ya no estás funcionando acá’… Los golpea porque un delegado no puede despedir a un representante de la comunidad, puede despedir a su estructura, pero no a alguien que fue electo. Y Avelino hizo eso. Y en Tláhuac el caso fue el de Tlaltenco… Ya empezaron, obvio, son compañeros de partido, Avelino y Rigo tienen casi el mismo estilo. Pero en Xochimilco varios de estos coordinadores se dejaron orientar o hacer algunas recomendaciones, yo les di la asesoría y al final se las llevaron otros abogados… Pero ganaron (luego del juicio para la protección de los derechos político-electorales 7122) y del Tribunal le dijeron a Avelino que debía restituirlos en su posición, que tenía tantos días, eso fue el 13 de diciembre, pero en enero todavía están ahí con esa incertidumbre de que no han podido ejecutar la sentencia. Y bueno, a mí me mandan a traer los coordinadores, uno de ellos se llama Edgar, el de San Gregorio Atlapulco, para decirme que no han podido restituirlos en el puesto… Le digo, ¿por qué? ¿Ya ejecutaron la sentencia? Me responde, ¿qué había que ejecutarla? Pues sí, le digo, esto no va a ser en automático, tienes que ir al Tribunal a ver los tiempos que te dan para concretarla… ‘Es que no nos han dicho nada los abogados’, revira, pero ellos son del partido Morena… Lo que se debe hacer es que se ejecute la sentencia, digo yo. ‘No, vamos a hacer un pronunciamiento político’, me dicen, y esto ya no me sonó bien, ya no es coherente con la lucha de un representante de un pueblo, que está esperando sobre todo la voluntad de un partido, de unos abogados, a que sentencie. A mí ya me incomodó esa parte, porque tenían desde junio agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre… enero… tantos meses y entonces no les urge… ‘Ha sido un problema, pero de los abogados, no de ustedes, y ustedes porque no han exigido’, les dije, y entonces nos metemos a unas diferencias muy marcadas, y les digo bueno yo aquí ya me retiro, la verdad que yo no jalo así, yo no coincido con el trabajo de este tipo»…
¿En qué acabó?
«No sé en que haya terminado, algunos me dicen que están negociando una basesita… y a lo mejor algo que les caiga de ocho meses de a 10 mil pesos por mes pues ya son 80 mil pesos. A lo mejor negocian menos, concilian menos… Pero también le ordenan a Avelino que saque la convocatoria para elegir nuevos coordinadores. Y la saca, pero muy a su manera, otra vez vuelve a decir que él tiene que sacar la convocatoria y la saca… Y para desestimar la participación dice que ahora va a ser honorífico el asunto»…
Que no va a haber sueldo.
«Así es. Pero sí impugnamos, en Santa Cecilia, con uno que me vino a ver. Hay 12 o 14 pueblos impugnados, no me acuerdo ahorita… Pero también esto de las coordinaciones es como un botín político, también perverso, la verdad sí me incomoda porque será que nunca tuve vida partidista y a lo mejor ellos quieren un protagonismo… Porque sí ha defendido este compañero algunas posiciones, no de una plaza de base, no de proyectos, pero le pregunto, ¿por qué no te autodeterminas, es un derecho?»…
¿Cómo se autodetermina?
«A nivel federal sí nos reconocen en los pueblos originarios la autodeterminación y la autonomía; la autonomía en ciertos rubros, sin romper con la parte constitucional, pero en la autodeterminación eliges a tus representaciones, porque tienes que elegir a quién te represente ante las autoridades, y la convocatoria la puedes hacer, todo nada más lo documentas, después lo envías ya nomás con copia al jefe delegacional y al Tribunal para su conocimiento, y es válido, si traes verdaderamente todo un trabajo comunitario… Si no lo traes y dices que tú tienes tantos pueblos, pues esto va según con una buena relación mediática que te pone a lo mejor en una posición política muy buena. Pero concretarlo ese sí ya es otro problema, ahí está Mixquic, donde nadie sabe nada, los abogados dicen que no saben esta parte del derecho indígena… ¿Por qué? Porque nadie quiere organizar, tomarle parecer a la gente por el hastío, por el hartazgo, porque ya qué tipo de estímulos se pueden tener para que la gente vaya a las urnas, decida cómo vivir y qué destino tomar en tu comunidad. Ya no te dejan»…
¿Desgasta esta labor?
«Organizar estas cosas desgasta a uno, porque se reciben todo tipo de descalificaciones. Lo corren a uno, en fin, recibe uno de todo y mi objetivo está muy claro, y yo les he dicho que yo no me vine a meter a Mixquic, que me vinieron a traer, y les di resultados; estoy al pendiente de que ustedes ejecuten la sentencia, pero no lo han hecho… Ese ha sido a lo mejor mi error de estar insistiendo en que lo hagan, porque los va a beneficiar»…
¿Qué va a pasar en Mixquic si no se ponen de acuerdo?..
«Yo tengo confianza en que se van a poner de acuerdo, en esta última reunión ya estuvieron 20 representaciones, el único que no se ha presentado es el comisario ejidal, a pesar de que se le ha ido a visitar varias veces ni siquiera te firma el acuse de recibido… Porque todo lo hemos ido documentando, hay video, no puede uno dejar para nada esto. Hasta uno, ya les dije por qué estoy ahí, he dicho que los pueblos deben tener presencia en la parte de la Asamblea Legislativa y en la federal, y sí pasó, y eso porque estuve ahí cabildeando con los constituyentes… Mi interés es que se trabaje de abajo, y la otra, que dejen decidir a las comunidades. Es difícil por todo lo que se ha tenido como experiencia en las urnas, por la intromisión de los partidos, por cómo lo ve la delegación, como un sometimiento, por una posición política, tiene que haber el momento, y no precisamente que nos vayamos con un liderazgo de partido, porque ha sido difícil también, ¿no?»...
¿Cómo viste el desprecio del delegado a la determinación del Tribunal?
«Muy neoliberal, diría un compañero que es arqueólogo y que se ha metido en eso. Muy de colonizador, de sometimiento, de subordinación, pero estaría atentando contra una paz comunitaria… Porque a (Francisco) Martínez Rojo cuando lo metieron al Reclusorio, no lo metieron tanto por comprobarle lo que supuestamente había en una investigación, sino porque era un peligro para la paz pública. Está tipificado como un delito, en el Código Penal del DF… Y en el caso de Rigo y Avelino ¿qué pasa cuando haces un vacío de poder en el pueblo?, cuando la gente no sabe a dónde gestionar, a quién ir a pedirle apoyos. Entonces, sí hay en cierta manera un desorden, no un caos, pero sí un desorden, porque no tienes los apoyos hacia todas tus representaciones de mayordomía, de carnavales, lo que normalmente va acompañado con el coordinador, pues se empieza a jugar con las representaciones muy a su manera… Se aprovechan de toda esa situación, se aprovechan de que no hay una representación. Entonces, muy a su criterio empiezan a decir que a lo mejor ya no tiene caso que haya una representación y empiezas a generar una situación muy comunitaria, y a lo mejor le pegas al mismo pueblo para que se acabe una representación de ese tipo… Y yo digo que sí hay una amenaza a la paz pública en ese sentido, y ahí está el caso de Tlaltenco que todavía está tomada su coordinación, y que así estará hasta que se reinstale a quien estaba como coordinador, y que se hagan las elecciones como nosotros queramos… Porque esta sentencia de Mixquic ha permeado mucho en los pueblos, nos han ido a ver los de Tetelco, y los de Santa Catarina están por ir a vernos… Pero siempre con la idea de decirles que deben tener trabajo comunitario, porque si no lo tienen va a ser difícil… Sí tengo mucha confianza en que Mixquic salga adelante y lo haga como el movimiento que se pueda generalizar en Tláhuac y lo impacte… Finalmente, su sentencia impactó, nunca antes me había salido una sentencia así, lo que hacían siempre era reponer el proceso, con las mismas reglas, hoy no fue así, por primera vez le dicen al delegado ‘ve y pregúntale al pueblo cómo quieren que haga su elección’… ¿’Y qué pasó? Que éste se burla, como en épocas ancestrales, se burla»…
Al más puro estilo de la honestidad valiente…
«No, eso ya es cinismo, de verdad, yo estoy a punto de solicitarle a través de los pueblos y sus representaciones una audiencia a Rigo, y decirle que los pueblos no somos tribales como lo menciona, decirle que queremos hacer este tipo de elecciones, pero junto con la administración, en un acto de conciliación, en un acto político, porque efectivamente vamos en el mismo camino… Este sí sería un ‘renacer’ en Tláhuac, pero si no nos da esa audiencia no quedó en nosotros… Quién sabe cómo queden las posturas, y si lo hacemos nosotros como pueblos quedaríamos como gente sensata, mesurada. No queremos, problemas, broncas, no queremos intromisiones, es nuestro derecho, tarde que temprano va a ser así, y yo creo que es el momento, y si le cae la lucidez se iría por las nubes, sería el primer delegado que efectivamente pudiera coincidir con los pueblos»…
¿Y tú crees que le de para tanto?..
«Pues los intereses están muy avanzados en todos los aspectos, no se necesita ser adivino para ver lo que él va a hacer ahorita y que son obras al mayoreo, para que también matice la parte del recurso, para la campaña que viene y para otras cosas, y después van a venir las conciliaciones previo a las elecciones. No va a dejar eso tan fácilmente, ahí está la muestra en las cartulinas, ahí está la muestra en la misma asamblea de Mixquic cuando pedían que yo no estuviera ahí porque era alguien extraño y que estaba imponiendo las cosas, y la misma asamblea dijo en forma unánime que yo tenía que estar ahí»…
Y los intereses mezquinos irían más del lado de la gente que está relacionada con la delegación…
«La tendencia de ellos es que se haga nuevamente la elección nada más matizada… Pero el concepto de la urna nos ha dividido, por la manipulación y lo costoso, no salimos bien y no avanzamos… Si se llega a dar la urna habría que meterle muchos candados, para que no sea como lo quieren hacer… Como es la compra de voluntades»…
Pero la gente ya está harta de los políticos, ya no quiere saber nada de estos, así sean de su comunidad. ¿La van a dejar así?
«No, yo creo que la gente debe estar informada para que quede convencida»…
¿Qué va a pasar en Zapotitlán?
«Ahí nos agarró la convocatoria antigüita, la de la urna, ahí ya estamos promoviendo la sentencia. ¿Por qué no la habíamos promovido? Habíamos manejado que debíamos emparejar las coordinaciones, lo de la elección en todas las coordinaciones, para que tuviera menos posibilidad de intervenir la delegación, que se hiciera al mismo tiempo como se hacía en Xochimilco… Pero como tienen diferentes tiempos no va a ser fácil empalmarlas. Por lo pronto, en Zapotitlán ya nomás falta ejecutar la sentencia, y ahí ya más o menos tiene un avance. Pero bueno, en esta parte los vamos a convencer… Esperemos que la gente entienda que esto es un asunto comunitario y de dignidad, a fin de ya no estar teniendo esos altibajos en los pueblos»…
¿Qué falta?
«Estamos viendo en la medida de los tiempos hacer un foro aquí en Tláhuac acerca de que está sucediendo por no tener leyes secundarias, porque estamos siendo golpeados los de Xochimilco, Tláhuac y Tlalpan… Presionemos entonces a la Asamblea Legislativa o hagamos algo. Porque va en contra de los intereses hegemónicos de Morena como partido, y de una figura como Andrés Manuel López que no responde a las expectativas de los pueblos, y del mismo delegado, que ni siquiera ha entregado buenas cuentas aquí. Hay una situación hasta política, económica, porque en esto de los presupuestos hay muchas señales de que no se están manejando bien los recursos en las obras y en toda la aplicación».

No hay comentarios:

Publicar un comentario