Empresa

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ante la falta de resultados delegado de Tláhuac habló de buenos deseos

En estas reuniones de cuates a las que convocó la Asamblea Legislativa poco tuvo que informar Rigoberto Salgado | Lo que van a decir ahí los delegados dejó de ser transmitido por internet como para que la gente no sepa lo que les cuestionan | En el rubro de seguridad pública sólo le mereció al delegado la mención de que «se ha implementado el Programa Escuelas para la Vida» | Prometió que en 2017 «se darán cuatro mil 267 becas, se promoverá la lectura y se hará la apertura de una clínica de colposcopia» | Ante la falta de información, el boletín oficioso de la Asamblea Legislativa se concreta a servir de acta de acuerdos y buenos propósitos | Por lo visto ningún diputado abordó el tema del escenario de narco-terror que viven los habitantes de Tláhuac y se limitaron a hacer preguntas a modo al delegado
Todos felices y contentos y en Tláhuac no pasa nada, pura renacida
Aunque muy pocos le crean, sobre todo familiares, amigos y colaboradores de su administración, el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, acudió a la reunión de cuates que convocó la Asamblea Legislativa a decir que el presupuesto de mil 355 millones de pesos para el cierre del ejercicio 2016, los invirtió en «diversos rubros, como obras e infraestructura, a fin de dar mantenimiento a jardines de niños, primarias y secundarias públicas de la demarcación»… De acuerdo con el boletín oficioso de dicho órgano legislativo, el delegado «informó que el objetivo es dotar de condiciones educativas de calidad a este sector de la población, por lo cual declaró, ante la Comisión de Administración Pública Local de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, que preside el diputado Adrián Ruvalcaba Suárez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, que en cuanto a la inversión pública el presupuesto fue de 156 millones de pesos ejercidos»… Aun cuando la población tlahuaquense solamente ha visto establecimientos comerciales con sellos de clausura colocados por los perrunos inspectores del Jurídico, como para presionar con el pago de multas a sus dueños, y la fastuosa operación del restaurante La Carreta del Pacífico, sobre Avenida Tláhuac, además de que han sido abiertos diversos antros que como emborrachadurías protegidas quedan exentas de la ley seca que tiro por fiesta decreta el delegado y sus hermanos, el delegado de marras aseguró que en cuanto a la situación financiera, administrativa y operativa al cierre preliminar de 2016, el monto fue de mil 355 millones de pesos… Según dijo, en materia educativa durante 2016, «se atendieron 86 centros de las 12 coordinaciones territoriales», aunque por lo visto nunca precisó qué tipo de atención se le dio a dichos centros. Y ante lo poco que tenía que contar a sus cuates de la Asamblea, optó por hacer un recuento de lo que se tiene en la demarcación como si fuera un guía de turistas: «Se tiene en Tláhuac 29 jardines de niños, 38 primarias, 16 secundarias, dos centros de atención a personas con parálisis y un Centro de Atención Múltiple»… La prueba está en que para consumir el tiempo que le fue establecido por los de la Comisión de Administración Pública para que platicara qué hace en Tláhuac, refirió que «se atendieron 86 inmuebles en las coordinaciones territoriales de los Olivos, dos en la Nopalera, cuatro en la del Mar, 16 en la Miguel Hidalgo, siete en Zapotitlán, seis en Zapotitla, ocho en Tlaltenco, 15 en Tláhuac, cuatro en el pueblo de Santa Catarina del Pueblo de Iztayopan (¡recontra sic!) y cinco en Tetelco, en Mixquic»… Como quien dice, ¡nada! Porque eso de que se atendieron tales inmuebles demuestra la inoperancia y nulidad como servidor público, debido a que pareciera estar más ocupado en las actividades que son ya muy conocidas por la población tlahuaquense, y que tienen un escenario de terror a los ciudadanos debido a la peligrosa inseguridad que a diario deben sortear… Entonces, como el tipo no ha hecho prácticamente nada, «informó que una de las metas para este año es atender a 98 centros educativos con un presupuesto de seis millones 56 mil pesos y adicionalmente se realizará una inversión por 10 millones de pesos para trabajos de reconstrucción de la escuela secundaria República de Cuba»… Sólo buenos propósitos, porque de trabajo efectivo prácticamente no tuvo mucho que decir; sin embargo, como este tipo de reuniones a las que convocó la Asamblea más bien son una especie de reunión de cuates para que todos los delegados queden bien y puedan ganar espacios en los medios de difusión, nadie le cuestionó su descarada indolencia… Eso sí, en el boletín oficioso del órgano legislativo reprodujeron lo dicho por el delegado, en el sentido de que «por obras e infraestructura urbana ejecutadas el año pasado se realizaron proyectos en programas sociales, como el de desarrollo regional, el Fondo para el Desarrollo Financiero para la Inversión, Fondo de Aportaciones e Infraestructura Social (fais), y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento a las Identidades Federativas Santa Fe». Puro choro discursivo sin ningún resultado, debido a que fuera de los escarbaderos en dos calles de Tláhuac y como para taparle el ojo al macho –así como para contratar empresas constructoras que le sirvan de algo–, el delegado morenista se ha caracterizado por su dejadez e inoperancia. En cuanto al trabajo obviamente. Porque la gente sabe perfectamente bien que para otras cosas ha resultado ser muy ducho… De vuelta con el boletín oficioso, el delegado de marras «indicó que se ha puesto especial atención al Programa Hidroagrícola, ya que uno de los ejes principales es el rescate de las zonas chinamperas con el mantenimiento de los canales, destinando casi 300 millones de pesos para mantenimiento de inmuebles públicos como mercados, deportivos, construcción de albercas, pavimentación, introducción de drenaje en pueblos, barrios y colonias»… Como quien dice, mitomanía pura, debido a que los pobladores son testigos de que casi nada de eso es cierto. Pero allá los cuates diputados de Adrián Ruvalcaba que dócilmente aceptaron tragarse el cuento de que la delegación está dizque renaciendo…
De tan relajado y light que estaba la reunión Adrián Ruvalcaba mejor se puso a comer
unas galletas Emperador
Escenario de narco-terror y aquí no pasa nada
Aun cuando los pobladores son asolados por la banda preponderante en Tláhuac que lo mismo roba establecimientos comerciales que asalta en transporte público y opera narcotienditas o distribuye la mercancía en mototaxis, el rubro de seguridad pública sólo le mereció al delegado la mención de que «se ha implementado el Programa Escuelas para la Vida, a fin de dar opciones de formación científica y artística, con la intención de fomentar la igualdad y la cultura de la paz e igualdad de género»… Y hasta aquí el asunto del narco-terror, mientras los diputadazos con talante complaciente y del valegorrismo… Luego abordó el tema de los adultos mayores, tan estratégicos para el dirigente de su partido, Andrés López, a quienes según dijo se les «aplicaron 456 mil pesos en beneficio de mil 300 personas», y luego soltó que para «eventos deportivos se invirtió un millón 210 mil pesos y se dan 722 ayudas para estos programas»… Como si la población se chupara el dedo… A continuación dijo que «para la compra de medicamentos se canalizó un millón 600 mil pesos, para personas de escasos recursos, y a fin de empoderar a las mujeres se destinan 400 mil pesos, además de un programa de alimentación en escuelas secundarias con mayor vulnerabilidad». Así sin más, sin ofrecer mayor explicación ni dar detalle alguno…
Como si en verdad tuviera mucho que decir de trabajo efectivo en Tláhuac, el
delegado se hizo acompañar de colaboradores que sólo pusieron cara de hastío
De vuelta con los buenos propósitos
Ante la falta de acciones en lo que va de su gestión, Salgado Vázquez anunció que en 2017 «se darán cuatro mil 267 becas, se promoverá la lectura y se hará la apertura de una clínica de colposcopia, en favor a la salud de las mujeres que habitan en Tláhuac, para atender a 24 mil en nivel preventivo». ¿Por qué no lo hizo antes? Sobra dar explicaciones aquí luego de que en múltiples espacios hemos abordado la situación que priva en una delegación convertida en feudo del mesías de Macuspana… En el boletín oficioso se apuntó la sobada muletilla del «cabe resaltar» para mencionar los dichos del delegado, como eso de que «firmó un convenio de colaboración con Secretaria (sic) de Desarrollo Económico y el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea), las verificaciones solamente se realizan a petición del ciudadano» (así, sin sintaxis, al más puro estilo del caos morenista en Tláhuac). Y uno debe deducir que en cuanto a verificaciones «tenemos un gran total de 420 verificaciones, de las cuales 261 corresponden a establecimientos mercantiles, 162 a construcciones y edificaciones, una a espectáculos públicos, 19 son materia de protección civil, 212 son a establecimientos mercantiles de bajo impacto y 49 son de impacto vecinal o zonal»… Pero que conste que ninguna de esas verificaciones se hizo –ni se hará por supuesto– al restaurante La Carreta del Pacífico
Una de las fotos que subió Salgado a su página de Facebook en la que se ve con
sus amigos priistas Mariana Moguel y Adrián Ruvalcaba
Ahora resulta que las peticiones ciudadanas son atendidas
En la presunta ronda de preguntas y respuestas, la diputada Abril Trujillo Vázquez, del Partido Encuentro Social, preguntó por el estado que guarda la infraestructura educativa de la demarcación y pidió mayor información con relación al programa social Sendero Seguro, por lo que el delegado respondió que los ciudadanos pidieron la instalación de luminarias que funcionan con energía solar y cámaras de vigilancia para apoyar a los vecinos y resguardar su entorno, aunque ya no dijo si les concedió su petición… Luego Fernando Zárate Salgado, del Partido Verde Ecologista, preguntó cómo se observa la inversión en la infraestructura de Tláhuac… En su turno, la priista Mariana Moguel Robles, que está al tanto del escenario de narco-terror que viven los pobladores de Tláhuac, señaló –citamos textual al boletín– «que los programas sociales no deben ser vistos como la transferencia a la población, por ello la calidad de vida de los habitantes de la demarcación» y ya no pregunte ¿qué?, porque entre la dislexia del reportero de la Asamblea y el hablar cantinflesco del otro de plano nadie puede entenderles… En tanto que la diputada Wendy González Urrutia, del Partido Acción Nacional, «pidió conocer las acciones para proteger la zona de conservación ecológica, ya que son lugares de abastecimiento de agua»… En efecto, el mundo al revés, porque eso debió preguntar el legislador del dizque Partido Verde, pero en fin, la cuestión como que era hacerse los locos en esta reunión de cuates… Por ello fue que la diputada Beatriz Rojas Martínez, de Morena, se limitó a solicitar «informes sobre las políticas de distribución de recursos y cómo afecta la reducción del presupuesto»… Y para concluir la ronda de preguntas a modo, la diputada Elena Edith Segura Trejo, del Partido de la Revolución Democrática, «pidió detalles sobre el cumplimiento a medidas de transparencia y rendición de cuentas», según el boletín oficioso… Finalmente, el diputado Adrián Rubalcava Suárez, como presidente de la Comisión de Administración Pública Local «agradeció la asistencia del funcionario para presentar el informe y responder las preguntas de los legisladores»… Los que también estuvieron y guardaron silencio fueron los diputados Elizabeth Mateos Hernández (la que fue «Lady Moches» cuando estuvo como delegada de Iztacalco y quien, por cierto, no puede ver a gente de Tláhuac incrustada en el equipo de colaboradores de su marido, el delegado Carlos Estrada Meraz, pero ahí estuvo) y Nora Arias Contreras (ex delegada de la Gustavo A. Madero y pareja sentimental del ahora delegado por segunda ocasión Lobo Román) del PRD; Luis Gerardo Quijano Morales, del PRI; Aleida Alavez Ruiz y Felipe Félix de la Cruz Ménez, de Morena.
La versión del que dice encabezar el «renacer» en Tláhuac
En su página de Facebook, Rigoberto Salgado se limitó a decir que «poco después de las 13 horas de este miércoles, presenté mi comparecencia ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (…) donde informo de forma detallada sobre las acciones, programas y obras que he impulsado en mi gestión para beneficio de la población de Tláhuac»… Aseguró que «durante 2016 y lo que va de 2017 se han ejecutado programas que principalmente se enfocan en la cultura preventiva para lograr una sociedad más justa (aunque no precisó en qué son preventivos), en este gobierno se están incluyendo a los sectores vulnerables y a las comunidades marginales en la equidad de las oportunidades, partiendo de la premisa que todos los habitantes de Tláhuac somos habitantes de primera (por si no se sabía), es así que la inversión se traduce (no se le puede pedir a estas alturas que tome clases de redacción) en mejorar y dignificar entornos (verborrea pura), además de apostarle a la formación de mejores mexicanos a través de las Artes, Educación, Deporte, y Recreación, esto con el proyecto Escuelas Para La Vida que se enfoca principalmente en la niñez y juventud»… Y lo dicho, nada de resultados, sólo vacua retórica que parece indigestarle, por aquello de que él mismo se enrolla y no sabe dónde va punto ni donde va coma… «Así mismo, destaqué que la administración que presido ha obtenido el mayor presupuesto en la historia de los gobiernos tlahuaquenses, y gran parte de éste se está aplicando en la gran jornada Delegacional de Obras Para Tu Beneficio, el cual consiste en dotar a Tláhuac de la infraestructura necesaria para elevar la calidad de vida de los pobladores», escribió… «Hablé además del apoyo que se está otorgando al campo para dignificar las condiciones de nuestros productores agrícolas, dada la importancia de nuestra delegación por sus terrenos de cultivo, chinampas y zonas ejidales», indicó… «El trabajo integral que estamos realizando, desde el reemplazo de una guarnición, hasta la construcción de albercas semi olímpicas y el rescate de cada Pueblo Originario, es resultado de una buena administración del recurso público (si no lo dice él, ¿quién?), que se realiza de forma transparente, para mejorar (otra vez) la Calidad De Vida de nuestras familias»… Y concluye con su eslogan de «Con rendición de cuentas a la población Tláhuac Renace».

No hay comentarios:

Publicar un comentario