Empresa

sábado, 6 de agosto de 2016

Martí Batres encabezará o acto de desagravio o de campaña en Tláhuac

La visita de hoy no será, como suponen algunos, «para ver que sucede con el delegado» morenista y recomponer la situación | Les dolió que senadores del PRI hayan pedido a la Contraloría que se investigue el presunto desvío de recursos para construcción de un restaurante | No se debe olvidar que Batres, al igual que Ricardo Monreal y Claudia Scheinbaum, busca ser el candidato de Morena a la jefatura de gobierno | Lo que menos les importa en Morena es que las bandas criminales se hayan apoderado de la delegación Tláhuac

¿Adalides de la honestidad valiente?
¿El hijo predilecto será el bueno?
Mientras el omiso jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera continúa con su cantaleta acerca de que los homicidios en la Ciudad de México van a la baja –han tenido «reducciones muy importantes en muchas de las delegaciones», dijo, y «realmente donde tenemos un foquito que atender es en el robo de vehículos sin violencia y el robo a transeúnte», completó desde su muy convenenciera y obtusa visión–, el presidente del partido Movimiento de Regeneración Nacional en la capital del país, Martí Batres, visita hoy la delegación Tláhuac como parte de la campaña anticipada para la contienda electoral de 2018 y, de refilón, darle el consabido espaldarazo al inepto camarada al que nomás no se le dio la lucidez y entendimiento para cumplir con la responsabilidad que un reducido sector del electorado tlahuaquense –porque se debe recordar el alto grado de abstencionismo que hubo en 2015– decidió confiarle… La visita que Batres hará hoy a Tláhuac no es, como suponen algunos, «para ver qué es lo que sucede con el delegado» morenista y buscar recomponer la situación, debido a que tanto para el guía moral y dueño de dicha empresa partidista, Andrés Manuel López, como para Batres, lo que menos importa en este tipo de casos no es la condición de honorabilidad y confiabilidad de sus subalternos –así hayan sido elegidos en las urnas–, mientras continúen aportando recursos a la causa de insurrección discursiva con miras a conseguir mejores dividendos en 2018… Lo más probable es que el dirigente de Morena en la capital se presente en la explanada delegacional para encabezar un acto de desagravio en favor de Rigoberto Salgado, por aquello del exhorto de los senadores del Revolucionario Institucional a la Contraloría General de la Ciudad (Sospechoso silencio en prensa con exhorto del Senado a la Contraloría), para que se investigue el presunto desvío de recursos humanos y materiales con motivo de la construcción de un restaurante que, al decir del propio delegado, el «imaginario popular» le atribuye la propiedad del mismo… Desagravio que permite recordar aquellas apoteósicas concentraciones que en tiempos de Luis Echeverría o José López Portillo los priistas solían organizar en el Zócalo capitalino, cada vez que sobre la nación acechaban las fuerzas oscuras y lúgubres del imperialismo devastador significadas en algún señalamiento de Washington por la política exterior –sobre todo la relacionada con Cuba–… Así que Batres no vendrá a suplantar al Peje López con su característico cantinfleo, y quien suele visitar su feudo de Tláhuac para aplaudir «el trabajo que está haciendo el jefe delegacional» (que solamente él ve quizá producto de lo que aquí recauda por moches y entres); ni mucho menos a pedir una «tregua» a la carretada de acarreados que habrá seguramente hoy, mediante la instrucción de que levanten la mano los que consideren que Rigoberto «no está cumpliendo»… (El show del Peje se presentó en Tláhuac como conferencia política)… Todo pinta para que hoy a partir del mediodía se lleve a cabo una función más del circo de los morenistas en Tláhuac, con el propósito de distorsionar el escenario de violencia e inseguridad que viven los habitantes de la demarcación, y cuya patética realidad no tiene nada que ver con la que describe el anodino jefe de gobierno, regocijado con sus pretensiones de agenciarse una candidatura –principalmente la de su partido, el de la Revolución Democrática– para contender por la Presidencia de la República en 2018… Con seguridad, el objetivo central de la función que Batres encabezará hoy, será despotricar contra los senadores del partido tricolor que osaron agraviar a un delegado que se encuentra bajo sospecha de la ciudadanía, tras de que desde el inicio de su gestión se dispararon los índices delictivos en la demarcación –de acuerdo con la percepción ciudadana debido a presuntos acuerdos con organizaciones criminales de esas que tanto niega el mostrenco jefe de gobierno–, además de acentuarse la presencia de grupos promotores de invasiones y vivienda para sus agremiados, como son los antorchos populares y los panchovillas independientes, con los que pretende legitimar sus acciones al formar parte de su capital político, ante la ausencia de organizaciones vecinales que lo respalden… No se debe pasar por alto que la carrera por la ciudad en el 2018 al menos en Morena y el PRD ya comenzó, y los nombres más fuertes que los del partido del Peje López podría presentar para pelear la sucesión de Mancera son el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; la delegada de Tlalpan, Claudia Scheinbaum, pero también el presidente de Morena DF, Martí Batres, por lo que la visita que hará hoy a Tláhuac podría deberse a una anticipada alianza de Salgado con él, a fin de garantizar su continuidad al frente de esa delegación –o la de algún pariente como podría ser uno de sus hermanos– por otros tres años más… Pero de ninguna manera, la de hoy será una especie de examen de conciencia para el delegado de Tláhuac, aun cuando las bandas criminales se hayan apoderado de la demarcación, como es evidente que así ha sucedido con la ola de asaltos, ejecuciones y secuestros, privaciones de la libertad que podrían deberse a que «se niegan a vender droga o a ser ‘halcones’», como apuntó NotiCiudadana… Por lo pronto, el exasperante doctor Mancera al parecer tiene listos los cambios de Hiram Almeida en la Secretaría de Seguridad Pública, así como de Patricia Mercado en la Secretaría de Gobierno, ante lo que él considera (el burro hablando de orejas) que sus desempeños no han sido lo que él esperaba… Así que mientras la ciudad y sus habitantes siguen siendo presas del hampa, el infumable de Mancera continúa entreteniéndose con la inauguración de «biciestacionamientos masivos» y demás actos mediáticos con los incondicionales reporteros de la fuente, porque después de todo a sus empresas de la información les retribuye excelentes ganancias por concepto de los correspondientes convenios publicitarios… En fin, que en unas horas más los morenistas de Tláhuac volverán seguramente a burlarse de la ciudadanía al centrar su atención en un acto de precampaña de Batres, en lugar de voltear a ver los graves problemas que aquejan a la ciudadanía, como es el asalto a transporte público donde ahí también el número de pasajeros muertos comienzan a proliferar… Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario